Finalmente, los usuarios de Office contarían con una versión del popular programa para los dispositivos de Apple y, un rato más tarde, de Android. Hasta ahora, los "oficinistas" debían conformarse con versiones web, mucho más incómodas de utilizar desde una tableta.

En principio, la aplicación permitiría ver los documentos de Office, ya sean de Word, Excel o PowerPoint. En cuanto a las funciones de edición, se supone que estas serán básicas, ya que la compañía pretende sostener comercialmente a la versión de escritorio. Y aún así, se deberá pagar una suscripción a Office 365, ese paquete de soluciones pensado para el mundo corporativo.

Seguramente las funcionalidades serán muy similares a la versión web que Microsoft ofrece hoy gratuitamente. Esas versiones permiten visualizar y corregir algunos detalles, pero carecen de herramientas como para trabajar un documento. Por ejemplo, el excel no permite algo tan básico como inmovilizar paneles.

Se estima que la aplicación de Office para Apple (iOS, en realidad) estará disponible en febrero de 2013, mientras que los usuarios de Android deberían esperar unas semanas más.