Fuente: GobiernoUSA.gov

Hacer compras por Internet puede ser fácil y cómodo, especialmente durante la época de fiestas cuando las tiendas están abarrotadas y es más difícil encontrar los productos que uno busca. Sin embargo, vale la pena tomar ciertas precauciones para protegerse de estafas y del robo de identidad.

Los delincuentes siempre están buscando maneras de interceptar el dinero de los consumidores o robarles su información personal. Sin embargo hay maneras de protegerse, y para ello el Gobierno ofrece los siguientes consejos.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


Cómo protegerse de estafas

Para minimizar el riesgo de estafas hay que comprar en sitios de Internet conocidos o de buena reputación. En Internet la buena reputación se mide, en parte, en las calificaciones y comentarios que dejan las personas que han hecho compras ahí.

Estos consejos podrían ser útiles al hacer compras por Internet:

  • Usar tarjetas de crédito ya que ofrecen mayores protecciones que las tarjetas de débito. Por ejemplo, el portador de una tarjeta de crédito típicamente es responsable por sólo50 de cargos no autorizados, si llega a eso. Las tarjetas de débito no ofrecen este tipo de protección.
  • Conocer el precio total a pagar. Antes de hacer clic en “comprar” hay que asegurarse que el precio final incluya todos los cargos, como los costos de envío, seguro e impuestos. También hay que asegurarse que incluya descuentos o cupones.
  • Leer la política de devoluciones. Las devoluciones son parte de la experiencia de hacer compras en línea. Cada comerciante tiene su propia política de devoluciones o intercambios, algunos cobran por el reabastecimiento de productos o por el envío de retorno y esto podría afectar lo que paga el consumidor.
  • No hacer compras en sitios de otros países para evitar problemas, ya que a veces es difícil localizar o hacer devoluciones o intercambios con vendedores en el extranjero. En Estados Unidos el negocio de compras por Internet se rige por las leyes de protección al consumidor y por ende protegen al comprador.

Cómo proteger los datos personales

Para los estafadores, la información personal de los consumidores es tan valiosa como el dinero. Ellos usan los datos para comprar productos o robar la identidad de sus víctimas. Para proteger la información personal se recomienda lo siguiente:

  • Comprar en sitios seguros. Al momento de pagar hay que asegurarse que el domicilio del sitio comience con https (la “s” significa que el sitio es seguro). Esto significa que el sitio codifica la información que transmite para protegerla.
  • Tener cuidado al compartir información. No compartir información personal a cambio de regalos u ofertas en línea ya que podrían ser una trampa para obtener datos personales. Asimismo, hay que evitar, cuando sea posible, compartir el número de Seguro Social y no transmitir datos personales por e-mail ya que no es una manera segura de hacerlo.
  • Tener cuidado con las redes wifi públicas. Las redes públicas más seguras son aquellas que requieren que el usuario ingrese una contraseña. De cualquier forma, en las redes wifi públicas siempre hay que usar sitios seguros (que comiencen con https) al hacer compras en Internet.
  • Monitorear las cuentas. Como medida de precaución, siempre hay que revisar las facturas del banco y tarjetas de crédito para asegurarse que todas las compras fueron autorizadas.

Para aprender más sobre asuntos relacionados al consumidor se recomienda consultar GobiernoUSA.gov, el portal oficial del Gobierno de los Estados Unidos en español, que forma parte de la Administración de Servicios Generales (GSA) de EE. UU.

Distribuido por Contenido Latino

Loading Slideshow...
  • <strong>Planea tu presupuesto</strong>. Elabora una lista con todos los gastos especiales que planeas hacer durante las fiestas, incluyendo regalos, entretenimiento, reuniones y paseos familiares. Para planear tu presupuesto, evalúa qué categorías son más importantes y establece un límite de gastos para cada una.

  • <strong>Compra los regalos con anticipación</strong>. Conforme se acera el fin de año, los precios suelen aumentar. Si empiezas tus compras navideñas con anticipación, podrás comparar precios, encontrar las mejores ofertas y evitar el estrés de las compras de última hora.

  • <strong>Usa tu creatividad al regalar</strong>. El valor de un regalo no se mide por el precio. Tus seres queridos apreciarán pequeños detalles que no cuestan mucho, como un retrato familiar, una decoración elaborada a mano o un delicioso postre casero.

  • <strong>Gasta menos en tus reuniones</strong>. Sugiérele a tus invitados que traigan algún platillo para compartir sus recetas favoritas (¡y reducir tus gastos!). Si tienes varias celebraciones en tu calendario, considera programarlas en días consecutivos. De esta manera sólo tendrás que cocinar y decorar una sola vez.

  • <strong>Evita usar las tarjetas de crédito</strong>. Comienza el nuevo año sin deudas pagando con efectivo, cheque o tarjeta de débito durante las fiestas. Si necesitas usar una tarjeta de crédito, procura saldar la deuda en cuanto antes o transferir el saldo a la cuenta que tenga la menor tasa de interés posible.

Videos relacionados: