Desde que llegaron a su fin las elecciones presidenciales el 6 de noviembre, miembros del Partido Republicano le han dado vueltas a las razones por las que su candidato, Mitt Romney, perdió la contienda. Entre algunas de ellas se menciona el constante discurso antiinmigrante que Romney pronunció, sobre todo al principio de su campaña.

A partir de entonces, hasta los grupos más radicales dentro del partido se han abstenido de repetir o reforzar la imagen que de ellos dejó su candidato presidencial. Por el contrario, parecen haber emprendido una campaña que busca enmendar el daño que las altas esferas de la agrupación le han causado.

Entre quienes encabezan esa batalla está Carlos Gutiérrez, exsecretario de Comercio en el gabinete del Presidente Bush padre y quien estuvo a cargo de asuntos relacionados con los latinos en la campaña de Romney. El domingo, durante su participación en el programa "State of the Union" de CNN, Gutiérrez criticó la actitud del excandidato y dijo estar pasmado por los comentarios que aquel hizo en relación con los "regalos" que supuestamente hizo Obama a varios grupos, incluyendo a los latinos, razón por la cual, dijo, él perdió la elección.

"No sé si entendió que lo que estaba diciendo fue algo insultante", dijo Gutiérrez, reporta una nota del diario Los Angeles Times . Para él, sin embargo, la culpa de la derrota del republicano la tiene la influencia del ala de derecha de ese partido, que llevó a ese grupo "a donde no pertenece".

"Somos el partido de la prosperidad, del crecimiento, de la tolerancia. Quiero decir, estos inmigrantes que cruzan y [...] arriesgan sus vidas, vienen acá y trabajan porque quieren ser parte del sueño estadounidense", dijo.

En una entrevista al principio de su campaña, a Romney le preguntaron que qué haría para detener la inmigración indocumentada si llegara a ser presidente. Contestó que reforzaría las leyes que prohíben contratar indocumentados, y que le haría la vida tan miserable a estos inmigrantes que optarían por regresar a sus países voluntariamente. Para él, como lo repitió en uno de los debates de los precandidatos durante las elecciones primarias, la solución era que los indocumentados se "autodeporten"..

A este comentario le siguieron otros similares, como cancelar el programa de Acción Diferida instituido a mediados de este año por el presidente Obama, y que suspende las deportaciones de miles de chicos que fueron traídos ilegalmente por sus padres al país.

SI TIENES ALGO QUE DECIR, HAZ CLICK AQUÍ: NOS INTERESA TU COMENTARIO

Y en el último debate presidencial, Romney dijo que no apoyaría una reforma migratoria porque sería como premiar a quienes para llegar a este país violaron la ley.

Gutiérrez dijo anteriormente que el ala más de derecha del partido "asustó" a los votantes latinos y los alejó del candidato republicano.

En las pasadas elecciones, más de 70 por ciento de los hispanos votaron por Obama, contra 29 por ciento que lo hicieron por Romney. Es el porcentaje más alto obtenido por un demócrata, después del que logró el expresidente Bill Clinton en 1996.

"Sé que los hispanos se asustaron del Partido Republicano. Creo que tiene que ver con nuestro increíblemente ridículo proceso inicial en el que forzamos a la gente a decir cosas vergonzosas", dijo Gutiérrez.

Por su parte, el senador republicano de Carolina del Sur, Lindsey Graham, tuvo comentarios similares el domingo en el programa "Meet the Press", de NBC. El político condenó las declaraciones de Romney y lo que calificó de "espiral de muerte" del Partido Republicano en relación con los latinos.

"Cuando estas hundiéndote en un pozo, dejas de escarbar. Él [Romney] sigue escarbando", dijo en relación con los errores de los republicanos.

Gutiérrez, junto con el cofundador del súper PAC pro Romney Restore Our Future, Charlie Spies, ahora se está enfocando en obtener contribuciones de donantes para promover una reforma migratoria. Ambos, reporta el Times, lideran los esfuerzos para la formación de un nuevo PAC, Republicans for Immigration Reform, con la intención de mejorar la pobre imagen y mala fama que tiene el partido entre los hispanos.

Con este grupo, Gutiérrez pretende promover algún tipo de legalización para los indocumentados que ya están trabajando en el país, aunque los requisitos para ese proceso todavía no se determinan.

Loading Slideshow...
  • De acuerdo con cifras del Pew Hispanic Center, en estos comicios hay 23.7 millones de votantes potenciales de origen latino, la mayor cifra de la historia de Estados Unidos y un 22% más que cuatro años atrás.

  • En Estados como Colorado, Nevada, Florida o Carolina del Norte, el crecimiento de la población hispana y su proporción dentro del electorado, les convierte en un grupo cada vez más influyente.

  • El voto latino es crucial para ambos candidatos, y eso lo saben. La cantidad es suficiente para decidir la elección en los llamados "estados columpio" (swing states).

  • Una red de mil 200 organizaciones realizó más de 900 eventos en Estados Unidos en el marco del Día Nacional de Registro del Votante para invitar a los ciudadanos, principalmente hispanos, a registrarse y participar en los comicios de noviembre.

  • Las recientes legislaciones estatales que exigen una identificación oficial para votar han generado una controversia en todo el país, ya que se considera que se privaría del derecho a votar a minorías como los afroestadunidenses y los hispanos.

  • Más de 6.6 millones de latinos votaron en la elección del año 2010. el próximo 6 de noviembre casi 24 millones de hispanos tienen el derecho de votar en los Estados Unidos, un voto muy atractivo para los candidatos.

  • De acuerdo con los datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, en 2011 había 51.9 millones de latinos en el país, lo que representa 16.7 % de la población.

  • La comunidad latina es la minoría de mayor tamaño en el país, y la que está creciendo a un ritmo más rápido. Los latinos representan 11% de los votantes en todo el país, habiendo incrementado en 9.5% respecto a las cifras de 2008.

  • Organizaciones de abogacía a favor de la comunidad hispana, como la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (NALEO), estiman que al menos 12.2 millones de hispanos acudirán a las urnas el 6 de noviembre próximo.

  • Obama ha logrado mantener el respaldo de los hispanos desde hace cuatro años, a pesar de que los hispanos le han recriminado la falta de una reforma migratoria que prometió durante la campaña y el elevado número de deportaciones de indocumentados.

  • Aún no hay cifras a nivel nacional del nivel de registro de votantes de 2012, pero en cuatro estados, Alabama, Florida, Georgia y Carolina del Norte, los niveles de latinos registrados para votar sobrepasa las cantidades de 2008.

  • Los hispanos no solo son una fuerza cultural y social relevante, sino también un bloque político creciente. En la actual administración, de las 500 mil posiciones destinadas a funcionarios electos en ese país, menos de 6 mil son ocupadas por hispanos, cifra que representa el 1% del total.