Por cafefuerte

El más reciente número de la prestigiosa revista The Economist ha dedicado uno de sus artículos editoriales a la comercialización de la medicina en Cuba. Reproducimos a continuación la versión en español del artículo, fechado el 17 de noviembre del 2012.

Situado en una antigua academia naval con vista al Estrecho de la Florida, la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) se supone que simboliza la generosidad de Cuba. Fundada por Fidel Castro en 1999, la misión de la escuela es proporcionar capacitación gratuita a los estudiantes de Medicina de todo el mundo. Pero en estos días, a los dignatarios extranjeros que la visitan se les da un argumento de venta a lo largo de sus giras del recinto universitario.

Como parte del intento del presidente Raúl Castro para contener el gasto de su hermano, muchos países que envían estudiantes a la Escuela ahora se espera que paguen por la formación de médicos. Cuánto no está del todo claro, pero los precios son suficientemente altos como para causar vergüenza a algunos de los clientes. John Mahama, nuevo presidente de Ghana y firme aliado de Cuba, se ha visto obligado a defender lo que parece ser un acuerdo caro que firmó con la ELAM cuando era vicepresidente.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


El gobierno de Cuba nunca ha sido reticente sobre la venta de sus servicios médicos en el extranjero. Las cifras oficiales muestran que los profesionales que trabajan en el extranjero -mayormente en el sector de la medicina- traer alrededor de $6 mil millones de dólares al año (aunque los propios médicos reciben sólo una pequeña fracción de los ingresos). La mayoría de ellos vienen de Venezuela, que comercializa petróleo subsidiado por las legiones de trabajadores de la salud cubanos. Pero los informes de Namibia indican que los precios de los servicios están aumentando también allí.

En la propia Cuba, mientras tanto, la medicina privada está disponible para los extranjeros que paguen y los locales bien relacionados. Los dos mejores hospitales de La Habana, el "Cira García" y el CIMEQ*, operan también con fines de lucro. Ambos son mucho mejores que los hospitales estatales normales, donde los pacientes son a menudo obligados a llevar sus propias sábanas y alimentos.

Pero el cuidado de la salud también está disponible en el mercado negro boyante. Una práctica en boga, los implantes mamarios, está proporcionando un ingreso extra para muchos cirujanos (cuyo estado salario es de alrededor de $20 dólares mensuales). El director de uno de los principales hospitales de La Habana \[Hospital General "Calixto Garcia"] fue detenido recientemente por dirigir una red de salud privada por la izquierda.

Junto a los nuevos restaurantes que se abren en la capital, como consecuencia de la flexibilización parcial decretada por Raúl Castro a las restricciones económicas, los médicos ahora son menos cautelosos a la hora de poner en venta sus servicios. Una práctica dental privada en el barrio de Vedado está notablemente bien equipada con una elegante silla de dentista y todos sus implementos.

Estos empresarios médicos corren el riesgo de ser procesados. Si se les detecta, puede tener la tentación de argumentar que simplemente estaban siguiendo el ejemplo del gobierno.

* En el texto original aparece mencionado CIMEX, pero obviamente se trata del Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (CIMEQ) de La Habana. (Nota de CF)

Traducción: CaféFuerte

Loading Slideshow...
  • La noche de La Habana.

  • Una santera.

  • Una niña en La Habana.

  • Pioneros cubanos en La Habana, Cuba.

  • Una mujer camina en las calles de la Habana Vieja.

  • El famoso Castillo del Morro en la capital cubana.

  • Una adolescente del pre universitario.

  • En la calle de la Habana Vieja.

  • Vendedor ambulante.

  • Una empresa cubana.

  • Manifestación a favor de la revolución cubana en La Habana.

  • Marcha revolucionaria en La Habana, Cuba.

  • Marcha revolucionaria.

  • Veterano de la revolución cubana.