Bangkok, Tailandia (AP) — El presidente Barack Obama indicó este domingo que su visita a Mianmar es un reconocimiento de la transición democrática en curso, pero no un espaldarazo al gobierno de ese país.

Obama intentó con ello acallar las críticas de que su visita a la antigua Birmania es prematura. Aunque Mianmar ha adoptado reformas importantes, centenares de prisioneros políticos siguen encarcelados y la violencia étnica ha desplazado a más de 100.000 personas.

El presidente dijo que su objetivo al visitar Mianmar es destacar los pasos que aún debe dar esa nación asiática. Agregó que desea además felicitar al pueblo de Mianmar por haber "abierto la puerta" al respeto de los derechos humanos y la libertad política.

Obama habló en una conferencia de prensa con la primera ministra de Tailandia.

¿Qué resultado saldrá de este visita presidencial?...
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí

Videos relacionados en HuffPost Voces: