Si el resultado de las elecciones de la semana pasada asombró a la campaña de Mitt Romney y convenció a algunos republicanos de la urgencia de legislar una reforma migratoria integral y urgente, un nuevo estudio del Centro Pew Hispano dado a conocer el miércoles, podría sacudir el mundo político.

De acuerdo a los resultados de dicho estudio, en las próximas dos décadas, una convergencia de tendencias sociales y demográficas hará que el número de latinos que puedan votar se duplique de 23.7 millones actualmente a 40 millones para el año 2032.

De esta manera los votantes latinos no solamente serán el grupo de votantes de más rápido crecimiento en el país, tal como lo han sido en las recientes elecciones presidenciales, cuando constituyeron el 10 por ciento del total, sino que serán una clave absoluta e indiscutible para llegar a la Casa Blanca, así como para el control de varias legislaturas estatales y miles de concejos municipales, distritos escolares y de control de agua. Se trata de un cambio dramático en el electorado estadounidense, este grupo de adultos que puede registrarse y votar llevaría a la creación de nuevas alianzas electorales, nuevas prioridades políticas y alteraría la naturaleza de las candidaturas, tal como ya sucedió en estos comicios.

“Creo que el aumento en el tamaño de la población y su distribución alrededor del país no han sido totalmente comprendidos hasta ahora”, dijo Mark Hugo López, director adjunto del Centro Hispano Pew, un centro de investigación no partidista y sin fines de lucro y con sede en Washington D.C. “Pero deberían comprenderlo”.

“Mire lo que ha sucedido este año”, agregó López. “Los votantes latinos fueron cruciales en los estados indecisos, tanto aquellos en donde se esperaba un voto hispano considerable como Nevada, Colorado y Florida, como en estados como Virginia y Iowa, en donde a pesar de tener pequeñas poblaciones latinas, su voto fue decisivo”.

En Iowa, la victoria de Obama fue de solo 6 puntos porcentuales. Los latinos constituyen solamente el 3 por ciento de los votantes del estado y todos ellos, menos una cuarta parte, votaron por Obama. En Virginia, la diferencia entre los dos partidos fue incluso menor. Obama le ganó a Romney por solo 3 puntos. Los latinos son el 2.3 por ciento de los votantes, pero todos, menos un 23 por ciento, dieron su apoyo a Obama.

Pocas semanas antes de las elecciones, Sylvia Manzano, analista senior de la empresa independiente de sondeos Latino Decisions, pronosticó que Romney no podría ganar a menos que se llevase decisivamente los estados indecisos. En lugar de ellos, el candidato republicano perdió todos ellos, con la excepción de North Carolina.

La influencia del voto latino y el aumento en la participación del voto hispano fue tan decisiva que el presidente Barack Obama mencionó a ambos en su primera conferencia de prensa después de ser reelecto, este miércoles.

“Creo que lo que fue increíblemente estimulante fue ver el incremento significativo en la cantidad de votantes latinos. Es el grupo de más rápido crecimiento en todo el país. E históricamente, lo que se veía es que los latinos votaban en menor proporción que el resto de la población. Y esto es algo que está comenzando a cambiar. Estamos comenzando a ver una sensación de empoderamiento y participación cívica que pienso que será más poderosa y mejor para el país. Y es por eso que estoy seguro de que podremos llevar a cabo la reforma migratoria.

Este año, tuvimos el primer debate político llevado a cabo en español en dos distritos congresionales de Texas, y que tuvieron en su centro el futuro del seguro social. Las dos campañas presidenciales gastaron más de 10.3 millones de dólares en avisos en español y crearon equipos especiales para movilizar a los votantes latinos, tanto en español como en inglés.

SI TIENES ALGO QUE DECIR, HAZ CLICK AQUÍ: NOS INTERESA TU COMENTARIO

En septiembre, el Presidente Barack Obama y el candidato republicano Mitt Romney participaron en el primer debate presidencial organizado por una cadena de TV en español (Univisión) como resultado de una decisión del Comité de Debates Presidenciales, que consiste de dos hombres y una mujer, los tres blancos no latinos.

Pese a que las campañas constituyen un mundo controlado, coordinado y delineado en detalle por las campañas, ni Romney ni Obama sabían cuáles iban a ser las preguntas que se les formularía en ese debate. Tuvieron que depender de un intérprete que tradujese preguntas al inglés y luego de otro que transmita sus respuestas en español.

Según el sitio BuzzFeed Politics, Romney exigió que una parte del debate se volviese a grabar. La campaña del candidato lo negó cuando HuffPost le preguntó al respecto, pero no respondió las preguntas detalladas que se le formularon.

Existe una población significativa de latinos, aquellos menores de 18 años, así como aquellos que son residentes permanentes legales y que podrían ser ciudadanos, así como quienes son actualmente indocumentados, todos los cuales podrían algún día convertirse en votantes, dijo López. Y eso es en añadidura a su proyección de 40 millones de votantes.

Lo que no está claro es si estos futuros votantes participarán en el proceso político.

“Es difícil saber lo que sucederá en los próximos comicios, o en los futuros ciclos electorales”, dijo López. “Depende de los candidatos. Depende de los temas del momento y la naturaleza de esas elecciones”.

“Pero si se observa lo que sucedió con el voto afroamericano desde los años 90 pasados, había en aquel entonces una gran diferencia entre la tasa de participación de los blancos y la de ellos. Esa diferencia ahora ya casi no existe. Paulatinamente ha bajado y en este momento ese índice de votación es virtualmente el mismo.

Loading Slideshow...
  • De acuerdo con cifras del Pew Hispanic Center, en estos comicios hay 23.7 millones de votantes potenciales de origen latino, la mayor cifra de la historia de Estados Unidos y un 22% más que cuatro años atrás.

  • En Estados como Colorado, Nevada, Florida o Carolina del Norte, el crecimiento de la población hispana y su proporción dentro del electorado, les convierte en un grupo cada vez más influyente.

  • El voto latino es crucial para ambos candidatos, y eso lo saben. La cantidad es suficiente para decidir la elección en los llamados "estados columpio" (swing states).

  • Una red de mil 200 organizaciones realizó más de 900 eventos en Estados Unidos en el marco del Día Nacional de Registro del Votante para invitar a los ciudadanos, principalmente hispanos, a registrarse y participar en los comicios de noviembre.

  • Las recientes legislaciones estatales que exigen una identificación oficial para votar han generado una controversia en todo el país, ya que se considera que se privaría del derecho a votar a minorías como los afroestadunidenses y los hispanos.

  • Más de 6.6 millones de latinos votaron en la elección del año 2010. el próximo 6 de noviembre casi 24 millones de hispanos tienen el derecho de votar en los Estados Unidos, un voto muy atractivo para los candidatos.

  • De acuerdo con los datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, en 2011 había 51.9 millones de latinos en el país, lo que representa 16.7 % de la población.

  • La comunidad latina es la minoría de mayor tamaño en el país, y la que está creciendo a un ritmo más rápido. Los latinos representan 11% de los votantes en todo el país, habiendo incrementado en 9.5% respecto a las cifras de 2008.

  • Organizaciones de abogacía a favor de la comunidad hispana, como la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (NALEO), estiman que al menos 12.2 millones de hispanos acudirán a las urnas el 6 de noviembre próximo.

  • Obama ha logrado mantener el respaldo de los hispanos desde hace cuatro años, a pesar de que los hispanos le han recriminado la falta de una reforma migratoria que prometió durante la campaña y el elevado número de deportaciones de indocumentados.

  • Aún no hay cifras a nivel nacional del nivel de registro de votantes de 2012, pero en cuatro estados, Alabama, Florida, Georgia y Carolina del Norte, los niveles de latinos registrados para votar sobrepasa las cantidades de 2008.

  • Los hispanos no solo son una fuerza cultural y social relevante, sino también un bloque político creciente. En la actual administración, de las 500 mil posiciones destinadas a funcionarios electos en ese país, menos de 6 mil son ocupadas por hispanos, cifra que representa el 1% del total.

¿Cuál es la solución a la cuestión migratoria?

VOTA


Video relacionado: