Todos los reinados se desmoronan tarde o temprano. Pueden tardar siglos, como en la historia del hombre. O unos pocos años, como en la tecnología. Y hubo un día, que el iPhone dejó de ser el celular inteligente preferido por la gente.

Pero para poner la noticia en orden, se debe decir que el Samsung Galaxy S3 es el nuevo líder en el mercado de los smartphone, y que en el tercer trimestre del 2012 despachó 18 millones de unidades. El iPhone, por su parte, vendió 16.2 millones de aparatos.

Los datos se desprenden del reporte de Strategy Analytics, difundido por Market Watch. Allí, por ejemplo, se señala que Apple apenas acaparó el 9.7 por ciento del mercado, mientras que el dispositivo de Samsung se quedó con el 10.7 por ciento.

Sin embargo, los mismos consultores aclaran que todo esto podría cambiar (o volver a la normalidad) en el último cuarto de 2012. Entonces, habrá tres meses enteros para comprobar la perfomance del iPhone 5, justo de camino a la Navidad.

Y antes de cerrar las estadísticas, aparece un número gigante y misterioso: el rubro "otros". El 76 por ciento de los usuarios de smartphones usa un aparato que no es el iPhone, ni el Galaxy S3. Se trata de una gran mayoría que queda a oscuras, porque los reflectores periodísticos siempre apuntan para el mismo lado.

Video relacionado: