AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) — Los principales líderes y estrategas republicanos de Texas reconocen que el Partido Republicano debe acercarse a los votantes hispanos si desea mantener el control de la política estatal. Sin embargo, algunas facciones del partido, entre ellas los activistas del movimiento de ultraderecha del tea party, afirman que los republicanos corren el riesgo de perder su respaldo si deciden hacerlo.

La base de votantes blancos del partido está envejeciendo y se reducirá rápidamente con respecto al resto del electorado en las próximas décadas, informó el diario Austin American-Statesman en su edición dominical.

Mientras tanto, los jóvenes hispanos de Texas, que tienen mayor probabilidad de votar por los demócratas, prometen convertirse en el bloque dominante del futuro dentro del electorado en el estado.

Atraer a los votantes hispanos es de máxima prioridad para el liderazgo del Partido Republicano en Texas, destacó Steve Munisteri, presidente del Partido Republicano de Texas.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


La oposición al derecho al aborto y el respaldo por la religión, el empresariado y los valores tradicionales de la familia deberían ser ejes del Partido Republicano para atraer a los votantes hispanos, indicó Munisteri.


"Nos caeremos por la ventana si no se despliega un esfuerzo continuo para acercarse a los hispanos", agregó.


Sin embargo, Katrina Pierson expresó escepticismo sobre esa posición. La activista conservadora e integrante del movimiento del tea party en Dallas dijo que muchos votantes de la base republicana desean que se atraiga menos a un grupo étnico y que se haga más por aprobar leyes de inmigración más estrictas en Texas, al igual que la ley de Arizona que obliga a que la policía verifique el estatus inmigratorio de aquéllas personas de las que tienen sospechas puedan vivir sin autorización legal en el país.


"Una cosa es ser inclusivo, pero otra es abandonar tus principios", agregó.


Eso puede ser contraproducente, señaló Munisteri.


"Se han aprobado algunos proyectos de ley, sin ser específicos, y ha habido representantes que no han sido muy cuidadosos como me hubiera gustado que lo hicieran al exponer sus casos", indicó.


Mark Jones, catedrático de ciencias políticas de la Universidad Rice, advirtió que "muchos republicanos se valen de este asunto bajo propio riesgo".


"Si continúan con este tipo de ataques, es muy probable que alejen a los hispanos", agregó.


Los republicanos de Texas también abordar el acceso a empleos, educación y cobertura de salud, planteó Cal Jillson, catedrático de ciencias políticas de la Universidad Southern Methodist. "Hasta que eso suceda, ellos (los hispanos) no se interesarán por el mensaje republicano".

Loading Slideshow...
  • De acuerdo con cifras del Pew Hispanic Center, en estos comicios hay 23.7 millones de votantes potenciales de origen latino, la mayor cifra de la historia de Estados Unidos y un 22% más que cuatro años atrás.

  • En Estados como Colorado, Nevada, Florida o Carolina del Norte, el crecimiento de la población hispana y su proporción dentro del electorado, les convierte en un grupo cada vez más influyente.

  • El voto latino es crucial para ambos candidatos, y eso lo saben. La cantidad es suficiente para decidir la elección en los llamados "estados columpio" (swing states).

  • Una red de mil 200 organizaciones realizó más de 900 eventos en Estados Unidos en el marco del Día Nacional de Registro del Votante para invitar a los ciudadanos, principalmente hispanos, a registrarse y participar en los comicios de noviembre.

  • Las recientes legislaciones estatales que exigen una identificación oficial para votar han generado una controversia en todo el país, ya que se considera que se privaría del derecho a votar a minorías como los afroestadunidenses y los hispanos.

  • Más de 6.6 millones de latinos votaron en la elección del año 2010. el próximo 6 de noviembre casi 24 millones de hispanos tienen el derecho de votar en los Estados Unidos, un voto muy atractivo para los candidatos.

  • De acuerdo con los datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, en 2011 había 51.9 millones de latinos en el país, lo que representa 16.7 % de la población.

  • La comunidad latina es la minoría de mayor tamaño en el país, y la que está creciendo a un ritmo más rápido. Los latinos representan 11% de los votantes en todo el país, habiendo incrementado en 9.5% respecto a las cifras de 2008.

  • Organizaciones de abogacía a favor de la comunidad hispana, como la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (NALEO), estiman que al menos 12.2 millones de hispanos acudirán a las urnas el 6 de noviembre próximo.

  • Obama ha logrado mantener el respaldo de los hispanos desde hace cuatro años, a pesar de que los hispanos le han recriminado la falta de una reforma migratoria que prometió durante la campaña y el elevado número de deportaciones de indocumentados.

  • Aún no hay cifras a nivel nacional del nivel de registro de votantes de 2012, pero en cuatro estados, Alabama, Florida, Georgia y Carolina del Norte, los niveles de latinos registrados para votar sobrepasa las cantidades de 2008.

  • Los hispanos no solo son una fuerza cultural y social relevante, sino también un bloque político creciente. En la actual administración, de las 500 mil posiciones destinadas a funcionarios electos en ese país, menos de 6 mil son ocupadas por hispanos, cifra que representa el 1% del total.

Videos relacionados: