logo parenting.com

Antes de buscar un método sofisticado para poderte embarazar, agota todas las posibilidades, con las técnicas menos agresivas, que funcionan con muy poca tecnología. En esta etapa de prueba y búsqueda del bebé, es cuando la mayoría de las parejas consiguen un embarazo.

Loading Slideshow...
  • Empieza por tener sexo sin protección

    <a href="http://www.parenting.com/"> De Parenting.com</a></em></strong> Tira los anticonceptivos y relájate. Recuerda que la mayoría de las parejas no tienen problemas para concebir por métodos naturales. Pon un límite de tiempo, normalmente un año, pero recuerda pedirle a tu ginecólogo recomendaciones específicas para “intentarlo” antes de considerar la consulta con un experto en fertilidad. Las mujeres de más de 35 pueden ver a un especialista después de seis meses. Según el doctor Sherman J. Silber, MD., jefe del The Infertility Center of St. Louis y autor de “Cómo quedar embarazada: La guía clásica para superar la infertilidad”, dice no hay razón para ver al experto antes, a menos que tú o tu pareja hayan tenido un factor de riesgo para problemas de fertilidad, como infecciones pélvicas o una vasectomía.

  • Prueba con un monitor de ovulación

    Si un par de meses de sexo sin protección no te han llevado al embarazo, y no estás lista para consultar a un especialista, intenta usar un detector de ovulación para programar tus relaciones en tus momentos más fértiles. Estos monitores de fertilidad pueden ser adquiridos en casi todas las farmacias. Hay una gran variedad en el mercado, pero los más comunes son los palos de prueba de óvulos, que funcionan detectando altos niveles de hormonas LH (hormona luteinizante, que activa la liberación del óvulo desde el ovario) en la orina. La prueba detecta los picos en LH que ocurren el día antes de la ovulación, lo que quiere decir que necesitas tener sexo inmediatamente si quieres quedar embarazada en ese ciclo. Otros monitores funcionan tomando mediciones diarias de temperatura, evaluando patrones microscópicos en la saliva, o monitoreando los niveles de cloro en tu transpiración.

  • Haz una cita con doctor

    Si pasa la fecha que pusiste como límite y aún no estás embarazada, programa una prueba de fertilidad para ti y tu pareja. A diferencia de la creencia popular, la infertilidad masculina es tan común como la femenina”, dice Laurel Staudmauer, M.D, profesor asistente de obstetricia y ginecología en El Instituto Reproductivo Jones de la Escuela de Medicina del Este de Virginia. Dependiendo de los resultados de tus pruebas, el siguiente paso en tu búsqueda de la concepción puede ser el tratamiento para un problema detectado. Los doctores normalmente comienzan con la opción menos invasiva (y normalmente de menor tecnología), antes de sacar la “artillería pesada”. Métodos de súper alta tecnología como la fertilización in vitro (IVF) y los embriones congelados obtienen mucha publicidad, pero la mayoría de los pacientes puede ser tratada con las más simples medicinas o una reparación quirúrgica de los órganos reproductivos.

GALERÍA RELACIONADA:

Loading Slideshow...
  • <strong>Por Enia Garduño</strong><br> Para saber qué alimentos son los que más te conviene consumir durante tu embarazo, el sitio de Internet <a href="http://www.parentdish.com/" target="_hplink">ParenDish.com</a> habló con Allison Tannis co-autora del libro '<a href="http://www.amazon.com/100-Healthiest-Foods-During-Pregnancy/dp/1592334008/ref=sr_1_4?ie=UTF8&s=books&qid=1260201195&sr=8-4" target="_hplink">Los 100 alimentos más saludables para comer durante el embarazo</a>', ella recomienda no dejar de consumir los siguientes 10 alimentos, además de las vitaminas recomendadas por tu doctor.

  • 1.- Las nueces y las almendras contienen calcio, proteínas, fibra y magnesio, un buen puño puede ayudarte a calmar el hambre del medio día.

  • 2.- Los albaricoques son fuente de hierro y fibra, además de algunos minerales como el Potasio, Magnesio y Calcio. Puedes encontrarlos en cualquier supermercado y consumirlos frescos.

  • 3.- La levadura de cerveza, rociada sobre las palomitas de maíz, está llena de vitamina B para darte energía. La levadura de cerveza (tanto en polvo, como escamas o pastillas) es utilizada como un complemento alimenticio que aporta vitaminas y proteínas al organismo, y en principio, no debería tener ningún efecto secundario. De cualquier manera, su consumo es algo que debería consultarse con el médico ginecólogo y/o nutricionista. De ninguna manera se sugiere tomar alcohol durante el embarazo, ya que esto puede tener <a href="http://www.huffingtonpost.com/2012/08/22/drinking-alcohol-pregnant-effects-children_n_1822880.html">efectos negativos en la salud de los niños a largo plazo</a>.

  • 4.- El jengibre es una de las herramientas más útiles para ayudar a las mujeres embarazadas que padecen náuseas y vómitos. Puede ingerirse como té, usando la raíz de éste. También puede tomarse en forma de cápsulas (envasados preferentemente en una cápsula de gelatina), en forma de goma o jengibre confitado. Es posible que cualquiera de estas presentaciones las consigas en alguna tienda naturista.

  • 5.- El kiwi es un alimento rico en vitamina C, puedes agregarlo con otras frutas, en un coctel o comerlo en rebanadas antes de la comida.

  • 6.- Las palomitas de maíz ayudan a combatir las náuseas, si las preparas tú misma y no recurres a los paquetes de microondas, puedes controlar la mantequilla y la sal que deseas consumir.

  • 7.- El salmón es una excelente fuente de Omega 3, es bajo en calorías y una fuente de proteínas, importante para el desarrollo del bebé.

  • 8.- Las espinacas y otras verduras verde oscuro son ricas en hierro y una buena fuente de fibra.

  • 9.- El agua y el hielo son esenciales para mantenerse hidratados durante el embarazo. Ten siempre a la mano una botella de agua.

  • 10.- El germen de trigo es una fuente de fibra, minerales y vitaminas del grupo B. Puedes consumirlo espolvoreado en yogurt, también puedes usarlo en lugar de pan molido para preparar albóndigas o empanizar filete de pescado.


Relacionado en HuffPost Voces: