LOS ANGELES, California.- Las ganancias políticas y conquista del poder de los latinos en Estados Unidos quedaron demostradas con las victorias de varios legisladores hispanos en diferentes puestos en los cuerpos legislativos de 36 estados.

Un análisis de resultados del Fondo Educativo de la Asociación Nacional de Oficial Latinos Electos y Designados (NALEO) reporta que 70 latinos servirán como senadores estatales en 36 entidades.

En las elecciones de 2012 varios candidatos latinos tuvieron resultados exitosos en distritos y estados donde inclusive no hay una mayoría de residentes latinos.

Por ejemplo, el senado estatal de Connecticut contará con el demócrata Andrés Ayala, quien ganó su escaño por el Distrito 23 en la contienda contra el republicano 23 Caz Mizer.

Ayala, de 43 años, es de origen puertorriqueño. Nació y creció en Bridgeport y es un firme partidario del Dream Act y de la igualdad en materia de costos de matrículas universitarias, independientemente de la condición migratoria de los estudiantes.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


"En Connecticut tenemos una legislatura que ha trabajado y ha tomado acción en temas que el gobierno nacional no ha hecho en cuanto al Dream Act. Nosotros entendimos que era importante que esos niños que fueron traídos por sus padres de otros países, sin culpa ninguna y estaban estudiando, sacando buenas notas, deben ser considerados como cualquier otro estudiante del estado", dijo Ayala en una entrevista con Identidad Latina antes de su triunfo. "No debemos cortarles sus sueños".

Y en el Distrito 33, Art Linares, un hombre de negocios del partido republicano, venció en una reñida competencia al demócrata James Crawford. Es la primera vez en la historia que dos latinos ocupan esos puestos en Connecticut.

En la legislatura del estado de Delaware, el republicano Ernesto López, director ejecutivo de un Programa de Desarrollo Juvenil, tuvo éxito en su carrera por el Distrito 6 en contra el demócrata Andrew Staton. López será el segundo latino en servir en la legislatura estatal de Delaware.

En el estado de Florida, el representante demócrata Darren Soto se impuso al abogado William McBride en la contienda por el escaño del Distrito 14, elevando a cuatro el número total de senadores.

Los candidatos latinos obtuvieron notables victorias en las cámaras bajas estatales con un número récord que aumentó de 190 a 206, incluyendo 13 en la Cámara de Representantes de Arizona, donde antes sólo tenían ocho.

En California hubo cuatro latinos más en la legislatura, para un total de 19, mientras que en Maine se eligió por primera vez en la historia a una mujer latina: la ex aeromoza y líder comunitaria Lisa Villa, del partido demócrata, quien derrotó a la republicana Roxanna Hagerman, una mujer de negocios.

Encuesta

¿Qué esperas del segundo mandato de Barack Obama?

VOTA

En el Estado Dorado, un político novato e hijo de campesinos inmigrantes, Raúl Ruiz, un doctor de emergencias, desbancó a la experimentada republicana Mary Bono Mack en el Distrito 36 del valle de Coachella. Bono ya tenía siete términos en el Congreso.

A la gran sorpresa de Ruiz se unieron los triunfos de los nuevos congresistas: Tony Cárdenas, un concejal de Los Ángeles, el senador estatal Juan Vargas, de San Diego e hijo de ex braceros mexicanos, y Gloria Negrete McLeod.

Cárdenas ganó con facilidad el recientemente renovado Distrito 29 del Congreso, que fue creado especialmente para un demócrata latino; Vargas derrotó al republicano Michael Crimmins en Distrito 51 que incluye parte de San Diego a lo largo de la frontera con México, mientras que Gloria Negrete McLeod desbancó al ex titular por siete términos, Joe Baca, en el Distrito 35.

Y aunque Baca era el favorito, Negrete McLeod se benefició con el respaldo del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, cuyo Súper PAC gastó más de 3 millones de dólares en su nombre.

"Estamos muy contentos de ver estas ganancias en el nivel de legislaturas estatales para los candidatos latinos", dijo Arturo Vargas, director ejecutivo de NALEO. "Como lideres frontales de sus comunidades, los legisladores estatales latinos juegan un papel crucial en atender las cuestiones que afectan la vida diaria de millones de estadounidenses".

En las elecciones presidenciales de la semana pasada, la participación decisiva del voto hispano influenció también la victoria de reelección del presidente Barack Obama, a quien los latinos le respaldaron con un histórico 75 por ciento, según el estudio elaborado por Latino Decisions.

El récord previo había sido en los comicios generales de 1996, cuando dieron el apoyo a Bill Clinton el 72%.

Loading Slideshow...
  • De acuerdo con cifras del Pew Hispanic Center, en estos comicios hay 23.7 millones de votantes potenciales de origen latino, la mayor cifra de la historia de Estados Unidos y un 22% más que cuatro años atrás.

  • En Estados como Colorado, Nevada, Florida o Carolina del Norte, el crecimiento de la población hispana y su proporción dentro del electorado, les convierte en un grupo cada vez más influyente.

  • El voto latino es crucial para ambos candidatos, y eso lo saben. La cantidad es suficiente para decidir la elección en los llamados "estados columpio" (swing states).

  • Una red de mil 200 organizaciones realizó más de 900 eventos en Estados Unidos en el marco del Día Nacional de Registro del Votante para invitar a los ciudadanos, principalmente hispanos, a registrarse y participar en los comicios de noviembre.

  • Las recientes legislaciones estatales que exigen una identificación oficial para votar han generado una controversia en todo el país, ya que se considera que se privaría del derecho a votar a minorías como los afroestadunidenses y los hispanos.

  • Más de 6.6 millones de latinos votaron en la elección del año 2010. el próximo 6 de noviembre casi 24 millones de hispanos tienen el derecho de votar en los Estados Unidos, un voto muy atractivo para los candidatos.

  • De acuerdo con los datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, en 2011 había 51.9 millones de latinos en el país, lo que representa 16.7 % de la población.

  • La comunidad latina es la minoría de mayor tamaño en el país, y la que está creciendo a un ritmo más rápido. Los latinos representan 11% de los votantes en todo el país, habiendo incrementado en 9.5% respecto a las cifras de 2008.

  • Organizaciones de abogacía a favor de la comunidad hispana, como la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (NALEO), estiman que al menos 12.2 millones de hispanos acudirán a las urnas el 6 de noviembre próximo.

  • Obama ha logrado mantener el respaldo de los hispanos desde hace cuatro años, a pesar de que los hispanos le han recriminado la falta de una reforma migratoria que prometió durante la campaña y el elevado número de deportaciones de indocumentados.

  • Aún no hay cifras a nivel nacional del nivel de registro de votantes de 2012, pero en cuatro estados, Alabama, Florida, Georgia y Carolina del Norte, los niveles de latinos registrados para votar sobrepasa las cantidades de 2008.

  • Los hispanos no solo son una fuerza cultural y social relevante, sino también un bloque político creciente. En la actual administración, de las 500 mil posiciones destinadas a funcionarios electos en ese país, menos de 6 mil son ocupadas por hispanos, cifra que representa el 1% del total.


Videos relacionados: