Como muchas tantas otras cosas, el almacenar tus comestibles en el refrigerador depende de la locación. ¿Tablilla o gaveta? ¿Alto o bajo? Estas son las recomendaciones de expertos organizacionales para mantener todo fresco.

El mezclar frutas con vegetales en la misma gaveta es uno de los errores más comunes. Muchas frutas como manzanas y peras emiten etileno, un gas que puede provocar que la lechuga se vuelva mustia y que ciertos vegetales maduren demasiado rápido. Eso para comenzar, el resto de tus víveres deben guardarse así:

Loading Slideshow...
  • <strong>Huevos</strong> Duran más cuando la temperatura es consistente – en la tablilla central. Guárdalos en el cartón original, no los transfieras al recipiente de huevos para mejores resultados.

  • <strong>Leche</strong> Tiende estar al tope de la tablilla, pero debería estar en la última y hacia atrás, donde es más frío.

  • <strong>Yogur, crema agria y requesón</strong> A estos les va mejor en la última tablilla por la misma razón que a la leche. Puedes colocarlos en una bandeja giratoria para que tengas fácil acceso y puedas ver las fechas de expiración.

  • <strong>Carne cruda empacada </strong>Debes ubicarla en la última tablilla donde es más frío. De esta manera si sus jugos se filtran no contaminarán todo el refrigerador.

  • <strong>Vegetales</strong> Permanecen más frescos por más tiempo con un poco de humedad. El cajón que dice Vegetales o Alta Humedad es el punto más húmedo del refrigerador. Almacena en el empaque original o en una bolsa plástica sin apretar demasiado.

  • <strong>Frutas</strong> Pertenecen en el cajón de Baja Humedad (también llamado <em>crisper)</em>. Mantenlas en su empaque original o en una bolsa plástica sin apretar demasiado. Los cítricos estarán bien sin ninguna bolsa. <em>Extra tip:</em> Deja los vegetales y frutas sin lavar hasta que las necesites. El agua puede promover moho y que bacteria se desarrolle.

  • <strong>Carnes del deli</strong> Pertenecen en el cajón poco profundo de las Carnes, que es un poco más frío que el resto. Si tu refrigerador no tiene ese cajón, opta por la tablilla inferior.

  • <strong>Mantequilla y quesos suaves</strong> Estos no necesitan estar súper fríos, así que pueden residir en el compartimiento de lácteos en la puerta del refrigerador. Coloca quesos suaves como<em> brie</em> y queso de cabra en recipientes que sellen bien después de abrirlos.

  • <strong>Condimentos</strong> Generalmente son altos en vinagre y sal, que son preservativos naturales. Así que el cátsup, la mayonesa y el aderezo de ensaladas pueden colocarse en las tablillas de la puerta. También las jarras de pimientos y salsa. Los aceites de oliva y vegetales pueden permanecer en la alacena. Pero los aceites de nueces y sésamo, deben guardarse en los comportamientos de las puertas del refrigerador.

  • <strong>Jugo de naranja</strong> Puede guardarse en la puerta siempre y cuando sea pasteurizado. El jugo recién exprimido debe guardarse en la tablilla del fondo.

VE TAMBIÉN:

Loading Slideshow...
  • PAPAS

    Los refrigeradores son demasiado fríos para las papas y provocan que sus almidones se conviertan en azúcar. Esto los hace algo dulces cuando se cocinan y no de buena manera. Esta azúcar extra también provoca que las papas se oscurezcan prematuramente al cocinarlas, haciéndolas menos apetitosas. Lo recomendable es guardar las papas en un lugar oscuro y seco. Guardadas de esta manera pueden durar frescas entre una a tres semanas.

  • TOMATES

    Los tomates también tienen una mala reacción al frío: se vuelven suaves y blandos. Cuando se refrigeran las membranas de las paredes celulares se dañan, lo que crea una textura granulosa. Los tomates de deben guardar en temperatura ambiente, fuera de la luz solar (lo que puede madurar la fruta de manera despareja) y con el tallo hacia arriba para evitar los golpes.

  • CEBOLLAS

    Las cebollas, al igual que los tomates se vuelven suaves en el refrigerador y estas siempre saben mejor cuando son crujientes. Las cebollas también tienen la tendencia de impartir su sabor a las otras verduras cercanas. Lo ideal es mantener las cebollas en un lugar seco y cálido hasta que se parten. Una vez partidas, las debes guardar en el refrigerador, cubiertas. De esta manera durarán unos días.<br><br> Otra cosa a recordar, nunca guardes tus cebollas y papas juntas. Las cebollas y papas liberan gases que pueden provocar que la otra se dañe más rápido.

VIDEO RELACIONADO: