El sitio MailOnline publicó una historia de inmigrantes y su lucha por mejorar sus vidas, ahora en Europa.

Hace un mes, la policía en España detuvo a un inmigrante ilegal tratando de entrar en España disfrazado de asiento de automóvil. Pese a sus mejores esfuerzos de pretender ser un asiento de seguridad la policía noto la irregularidad en el vehículo.

Se trató de un joven de 20 años oriundo de Guinea tratando de colarse en la frontera española de Melilla de Marruecos sobre el cruce de Beni-Enzar. Él estaba escondido dentro del asiento del pasajero de un Renault, con el copiloto sentado encima de él.

El interior del asiento se destaca una estructura metálica que permitía al inmigrante sobrevivir al trayecto. Los dos hombres marroquíes, de entre 21 y 23 años, que presuntamente trataban de pasar de contrabando por la frontera fueron detenidos y comparecieron ante un tribunal acusado acusados de contrabando de personas.

¿Bizarra historia?...
Mira qué opinan otros y deja tu comentario aquí