En esta campaña presidencial, que le dio un segundo término al presidente Barack Obama, la preferencia de los latinos fue clara y abrumadora: votaron a favor del candidato demócrata con un 73 por ciento, mientras que el candidato republicano Mitt Romney obtuvo un mero 24 por ciento.

A pesar de que el exgobernador Romney suavizó sus posturas conservadoras en la medida que avanzó su campaña, pasando de un apoyo a la "autodeportación" de los indocumentados a la necesidad de una reforma migratoria, este cambio no fue suficiente para conquistar el codiciado voto hispano en estados claves como Pennsylvania, Ohio y Florida, de acuerdo con los últimos sondeos de CNN.

La victoria que se adjudicó el Presidente Barack Obama para un segundo término en la Casa Blanca, de acuerdo con las encuestas de salida de Fox News, indicó que en un estado decisivo como Pennsylvania con sus 20 votos electorales acumuló un 82 por ciento de los votos hispanos.

Fox News también indicó que Romney recibió allí sólo un 45 por ciento del voto total, a pesar de que en las últimas semanas de la campaña, el candidato republicano intensificó su esfuerzo allí.

De acuerdo con la encuesta de salida de CNN a finales de este martes 6 de noviembre, en Florida Obama logró 60 por ciento del voto latino en comparación con 39 por ciento para el candidato republicano. En Ohio 56 por ciento por Obama versus 40 por ciento Romney, mientras que en Virginia fue el 65 por ciento por el Presidente Obama contra un 33 por ciento del republicano.

Sin precedentes fue la participación del electorado afroamericano con más del 90 por ciento votando por el Presidente Obama, quien logra un segundo término en la Casa Blanca.

Loading Slideshow...
  • De acuerdo con cifras del Pew Hispanic Center, en estos comicios hay 23.7 millones de votantes potenciales de origen latino, la mayor cifra de la historia de Estados Unidos y un 22% más que cuatro años atrás.

  • En Estados como Colorado, Nevada, Florida o Carolina del Norte, el crecimiento de la población hispana y su proporción dentro del electorado, les convierte en un grupo cada vez más influyente.

  • El voto latino es crucial para ambos candidatos, y eso lo saben. La cantidad es suficiente para decidir la elección en los llamados "estados columpio" (swing states).

  • Una red de mil 200 organizaciones realizó más de 900 eventos en Estados Unidos en el marco del Día Nacional de Registro del Votante para invitar a los ciudadanos, principalmente hispanos, a registrarse y participar en los comicios de noviembre.

  • Las recientes legislaciones estatales que exigen una identificación oficial para votar han generado una controversia en todo el país, ya que se considera que se privaría del derecho a votar a minorías como los afroestadunidenses y los hispanos.

  • Más de 6.6 millones de latinos votaron en la elección del año 2010. el próximo 6 de noviembre casi 24 millones de hispanos tienen el derecho de votar en los Estados Unidos, un voto muy atractivo para los candidatos.

  • De acuerdo con los datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, en 2011 había 51.9 millones de latinos en el país, lo que representa 16.7 % de la población.

  • La comunidad latina es la minoría de mayor tamaño en el país, y la que está creciendo a un ritmo más rápido. Los latinos representan 11% de los votantes en todo el país, habiendo incrementado en 9.5% respecto a las cifras de 2008.

  • Organizaciones de abogacía a favor de la comunidad hispana, como la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (NALEO), estiman que al menos 12.2 millones de hispanos acudirán a las urnas el 6 de noviembre próximo.

  • Obama ha logrado mantener el respaldo de los hispanos desde hace cuatro años, a pesar de que los hispanos le han recriminado la falta de una reforma migratoria que prometió durante la campaña y el elevado número de deportaciones de indocumentados.

  • Aún no hay cifras a nivel nacional del nivel de registro de votantes de 2012, pero en cuatro estados, Alabama, Florida, Georgia y Carolina del Norte, los niveles de latinos registrados para votar sobrepasa las cantidades de 2008.

  • Los hispanos no solo son una fuerza cultural y social relevante, sino también un bloque político creciente. En la actual administración, de las 500 mil posiciones destinadas a funcionarios electos en ese país, menos de 6 mil son ocupadas por hispanos, cifra que representa el 1% del total.