Advertencia: Esta columna está basada en focus groups realizados en lugares desconocidos y no en las experiencias personales del autor. Está prohibida su lectura a las mujeres.

Uno de los actos más masculinos que existe es la compra de condones. A pesar de que en años anteriores el gobierno estadounidense ha hecho campañas para que las mujeres los compren y los exijan a la hora del sexo, es muy bajo el porcentaje de damas que tienes condones en su mesita de noche o en su cartera para cuando su "Don Juan" aparezca pueda utilizarlos.

El uso del condón debe hacerse un hábito, una costumbre y más cuando no se tiene una pareja estable. Por eso me parece muy importante que mañana los ciudadanos del condado de Los Ángeles piensen muy bien no solo en su voto por un candidato presidencial sino también por la "PROPUESTA B".

Esta propuesta es la llamada ley para un sexo más seguro en el cine porno, que obligaría a los actores al uso del condón en las famosas películas XXX. En California se producen el 90 por ciento de las películas de sexo específico que se venden legales en Estados Unidos y es una industria que sigue creciendo y dejando millonarios ingresos; por esta razón, los dueños de estas productoras porno se oponen a esta ley, porque se les puede dañar el negocito.

Los jerarcas de esta industria aducen que el uso del condón bajará notablemente la venta de sus películas, ya que en otros países del mundo se siguen haciendo porno sin condones y que por lo tanto, se llevarían su lucrativo negocio a otro lugar junto a los más de 20 mil empleos que generan.

Muchos creemos que el uso del condón en el cine porno es muy importante pensando en la juventud. No es un secreto que los jóvenes entre los 13 y los 18 años suelen reunirse a ver porno no solo por la influencia de las hormonas sino también porque quieren aprender trucos, poses y hasta maneras de gemir. Sería interesante que desde chicos vean cómo siempre antes del sexo con la vecina, la maestra, la enfermera, la policía o la mamá de un compañero de clases, los actores cumplen sus fantasías usando condón.

Con el ingenio de estos directores de cine, me imagino que inventarán una y mil formas de cómo colocarse el condón, e introducirán el preservativo en el juego erótico. Pero de lo que sí estamos seguros es que la repetición, el estar viendo algo como muy común y silvestre, se graba en la mente de todos y su uso no será más extraño, sino más bien un condimento para el coito.

Además, ayudaría a los que trabajan en esta industrian para que estén menos expuestos a enfermedades de transmisión sexual. Si algunos temen que seríamos los únicos en el mundo con esa ley para la industria de cine para adultos, pues les recuerdo que Estados Unidos ha sido pionero en temas más trascendentales y ha salido avante, reinventándose, poniéndole ganas al bien común, porque ante todo, la prioridad en este país es la vida de quienes vivimos en él.
Mientras se define qué pasará con las películas porno, no olviden comprar condones... salvan vidas.

¿QUÉ OPINAS DE ESTA PROPUESTA? ¿VOTARÍAS A FAVOR O EN CONTRA?

Loading Slideshow...
  • El detonante

    El caso del actor de películas pono, Derrick Burts, de 24 años, causó el cierre temporal de los estudios de cintas para adultos en 2010. Burts fue contagiado con el VIH luego de trabajar siete meses como actor porno.

  • Industria productiva

    En el condado de Los Ángeles se produce la mayor cantidad de cintas para adultos de todo el país.

  • Erotismo angelino

    Si la medida se aprueba, el condado angelino sería el primero en adoptar una ordenanza como esta en todo el país.

  • Industria millonaria

    Además de la producción formal, existen muchas cintas que se filman sin los permisos correspondientes.

  • En conferencia de prensa

    Derrick Burts se emociona hasta las lágrimas al hablar de su caso ante la prensa en Hollywood en 2010.

  • Modelos porno

    Modelos de la industria de la ponografía posan para los fans en la convención Exxxotica Expo en el Convention Center de Los Ángeles en 2010.

  • Nueva ordenanza

    Los votantes de California podrían decidir en noviembre si la industria pono tiene que usar condón en sus producciones.

  • Estudio porno

    Fachada del Vivid Entertainment Group, un estudio de entretenimiento para adultos en Culver City, California.