La excitación sexual puede inducir un estado de conciencia excepcional que todas las personas pueden aprender a utilizar para mejorar su vida íntima. La palabra "tantra", es una palabra sánscrita que significa "esencia". La práctica del sexo tántrico tiene mucho de gozo, de celebración, de placer por el placer mismo.

Si amas a alguien apasionadamente, tienes la capacidad de convertirte en un auténtico mago del tantra. Si deseas aprovechar el inusitado poder adquirido gracias a tus intensos sentimientos, puedes hacer del sexo tántrico un auténtico ritual para complacer todos los sentidos.

Loading Slideshow...
  • Menos es más

    Por <em>Diana, la astróloga</em> Sí, definitivamente es lo que estás pensando: una menor frecuencia sexual, logra resultados maravillosos. A primera vista cuesta comprenderlo, (y ponerlo en práctica), pero, la abstinencia ayuda a acumular la energía sexual.

  • La preparación lo es todo

    Un rotundo “sí” a los preparativos. El ambiente, los aromas, música, iluminación suave. Rodéate de belleza, ¡el tantra es la celebración de todos los sentidos! La suavidad de la piel luego de un baño hace maravillas…

  • Las miradas son amores

    Los ojos son el espejo del alma, y cuando miramos profundamente a los ojos de nuestro amante, miramos su alma. Relájate y mira amorosamente a tu pareja, no cierres los ojos, conéctate con su interior.

  • La respiración como una danza

    Respira al mismo ritmo, entrégate al mismo paso. Comienza despacio, luego, a medida que el placer crece, acelera el ritmo. Cuando la respiración encuentra el ritmo, los cuerpos se mueven a ese mismo ritmo.

  • Caricias al corazón

    Cuando colocas tu mano en el pecho de tu amor, estás creando una conexión energética directa con su corazón. Nada más profundo, y a la vez vital, que sentir los latidos de dos corazones unidos, mientras la pasión aumenta.

  • Jugar con el deseo

    Si estás dispuesto a vivir una experiencia diferente y profunda, anímate a explorar diferentes sensaciones, sin llegar a la penetración. Puede no ser fácil al principio, pero practicarlo será muy placentero.

  • Reconoce tu cuerpo

    Es importante reconocer los músculos que están presentes durante el orgasmo. A medida que utilices tus músculos de manera más consciente, tus orgasmos serán más controlados y satisfactorios.

  • Conoce tus límites

    Cuando aprendes a reconocer tus músculos, también aprendes a dominarlos. Recuerda que el sexo tántrico es una invitación a prolongar el encuentro sexual, cuando llegues a tus límites, cambia de ritmo para prolongar el placer.

  • Libera tu mente

    Mientras te dedicas al placer, deja que tu mente también se relaje y disfrute. Que la atención esté dirigida a gozar del sexo y de la magia del momento.

  • Cruza el umbral del placer

    El orgasmo no debe ser el final, la misión por cumplir. Aprende a disfrutar y cabalgar sobre las olas de los sentidos, y el placer durará mucho, mucho tiempo.

Video relacionado en HuffPost Voces: