Huffpost Voces

Halloween en Río de Janeiro: 'Bailan mucho y muy apretado'

Publicado: Actualizado:
HALLOWEEN RIO
Halloween en Río de Janeiro. | Shutterstock

Advertencia: Esta columna está basada en focus groups realizados en lugares desconocidos y no en las experiencias personales del autor. Está prohibida su lectura a las mujeres.

Continuando con la fiesta de Halloween en Río de Janeiro... Al entrar a una de estas mansiones donde celebran la Noche de las Brujas, te reciben unas 20 garotas semidesnudas algunas y otras en topless con dibujos en su cuerpo, ofreciéndote diferentes tragos. Después de pasar un pasillo de unos 50 metros, llegas al patio de la mansión la cual tiene acceso a una playa privada que tienen llena de faroles y con dos inmensas fogatas en las dos esquinas.

En el área de la piscina hay música en vivo del Brasil. Hay mucha gente bañándose con sus disfraces. A mí me dio mucha risa un grupo de tres chicos con sus mujeres disfrazados de focas; no salieron de la piscina toda la noche y bebieron y bailaron allí, junto a un par de sirenas, un pulpo, y tres muchachos que se disfrazaron de rescatistas. Esta parte estaba muy iluminada y estaban allí los mas jovencitos.

El primer piso de la mansión era el área de baños, comidas y bebidas; el segundo piso estaba completamente oscuro, no había ni una sola luz, casi ni podias ver tus manos y la gente bailaba al ritmo de la música electrónica. Obviamente Renato, mi camarografo, no podía entrar porque ¿cómo iba a saber quién llevaba un color de brazalete? (entra aquí para entender lo de los brazaletes). Pero yo entré, la verdad que pasaban los minutos y no lograba ver nada… No quería alejarme mucho de la puerta porque después, ¿cómo me regresaba?

En el camino te encuentras con muchas manos palpándote, nose sabes si para saber qué tal estas, o porque están buscando la salida y se confunden. Algo tan sencillo como la oscuridad absoluta, nunca imaginamos todo lo que produce, es una mezcla de paranoia, con libertad y expectativa de lo que pueda pasar. No voy a negar que después de 10 minutos puedes distinguir cuerpos y caras muy levemente, ya sabes quién está interesante y quién no. Tuve que bailar un poco para ver cómo se sentía con esa espectacular música y en completa oscuridad. El resultado, una sudada mundial y terminar bailando con quien no había empezado. Salí rápido porque Renato me esperaba para irnos a grabar a la playa.

La playa si era un desorden total. Las parejas estaban hacia los laterales de la mansión dejándose llevar por la pasión. Le pasabas caminando por el lado y ni se inmutaban. Yo le dije a mi camarógrafo: "Mira una pareja con la banda verde, grábalos".

Alrededor de la fogata la gente estaba en ropa interior cantando y calentándose un poco, ya que se meten al agua fría en manadas y después que el agua los azota varias veces salen buscando calor en la fogata. Amigos, fue el mejor momento de mi estadía en Río de Janeiro. Había decenas de mujeres hermosas, mojadas, en ropa interior, borrachas, bailando junto a una fogata... ¡Y uno trabajando!

Todos sabemos que las chicas se ven mucho mas sexy en ropa interior que en traje de baño, y además verlas a todas de color naranja por estar junto a una fogata produce unos temblores que por poco el camarógrafo y yo terminamos en el agua fría del mar para calmar un poco esta fogosidad que se había apoderado de nuestro cuerpo. No duden que traté de entrevistar a la mayoría de ellas, que para mi suerte había muchas argentinas y americanas. Renato, originario de Sao Paulo pero hincha del Flamengo, me ayudó en portugués con un par de garotas que no tuvieron problemas en salir a cámara en topless hablando ni sé de qué, pero vaya que se veían bellas balbuceando cualquier cosa.

"Trabajando" en la playa estuvimos hasta las dos de la mañana hasta que llegó el concurso de disfraces, que obviamente ganaron el grupo de focas, yo creo que por lástima ya que se estaban muriendo de hipotermia al estar como seis horas en la piscina con agua gelada.

Después del animado concurso donde curiosamente el premio eran dos boletos de ida y vuelta a Nueva York, llegaron las garotas con su alegría bailando samba y con un grupo musical que puso a todo el mundo a brillar piso con sus pies.

Algo muy curioso es que a esa hora el 90 por ciento de los hombres en la fiesta no llevaban ni camisa ni zapatos. No importaba si eras gordo o flaco, todos estaban mostrando la pechera y en unos desesperados actos de "flirteo" con lo que se moviera.

Debo admitir que los cariocas son lo más persistentes en el mundo a la hora de conquistar a una mujer. Le bailan en frente por media hora, la sacan 100 veces a bailar en la misma noche si es necesario hasta que le digan que sí. Muy diferente a nosotros en USA que después que nos dicen que 'no', difícilmente volvemos a intentarlo por segunda vez.

El baile es muy sensual, yo creo que por eso las mujeres piensan bien con quién van a mover las caderas, y lo pude constatar porque presté mi cuerpo para ese experimento. Bailé en busca de la noticia, con un par de garotas y ambas en cualquier ritmo que bailamos te daban una… no sé como llamarlo que no suene vulgar, pero era como una "restregada". La verdad que este humilde bailarín quedó como quien dice, "con la cuota inicial" de unas chicas de las cuales no te sabías ni el nombre. Bailan mucho y muy apretado.

Otra curiosidad es que los meseros y bartender le pedían permiso a los americanos para meterles tremenda "amasada" a sus parejas… Un mesero te ofrecía una caipirinha y te decía muy decentemente: "¿Puedo mostrarle a su acompañante un poco del sabor brasilero?" Y vaya que las dejabas gustosas de tanto sabor que le daban, yo no sé si muchos de nosotros aceptemos que le hagan eso a una novia nuestra. Las chicas salían bailadas y empalagadas de tanto sabor brasilero, y después de que bailan con esas máquinas del ritmo, ¿con qué cara la sacas tú a bailar?

A eso de las 3:30 de la mañana empezaron a acercarse unos cinco yates gigantes al muelle de la mansión que quedaba en la parte de atrás y que no había visto. Esto yates se llevaron a mucha gente por tan solo 40 dólares para seguir la rumbita sobre el agua.

En esa fiesta había varias celebridades internacionales que se verán en el especial en el que trabajé, y por supuesto dará mucho de que hablar ya que algunas y algunos están casados y estaban de farra muy bien acompañados de garotas. También estaban dos futbolistas brasileros muy conocidos que inclusive nos hablaron en cámara y curiosamente uno de ellos iba disfrazado de árbitro y el otro de Barbie (sin comentarios).

¿QUÉ TE PARECE ESTA HISTORIA? ¿TE GUSTARÍA UN HALLOWEEN ASÍ?


TEMA ANTERIOR:

FAMOSOS DISFRAZADOS:

Los famosos comparten sus disfraces en Twitter
de
Compartir
Twittear
PUBLICIDAD
Compartir esto
cerrar
Esta imagen
HABLANDO DE CHICAS GUAPAS EN BRASIL...