WASHINGTON (AP) — Resulta que después de que la supertormenta Sandy golpeó la costa este del país, el candidato presidencial republicano Mitt Romney está más a favor de la labor que realiza la agencia gubernamental encargada de coordinar la ayuda por desastres. A diferencia del año pasado, cuando Romney buscaba la nominación de su partido en las elecciones primarias, se manifestó en contra del papel del gobierno federal en la respuesta a desastres.

"Cada vez que se tenga una ocasión de tomar algo del gobierno federal y enviarlo de regreso a los estados, esa es la dirección correcta", dijo Romney en un debate en junio. "Y si se puede ir incluso más lejos, y enviarlo al sector privado, eso es mucho mejor", agregó.

¿Quién ganará las elecciones? ¿Barack Obama o Mitt Romney?

VOTA

Cuando el moderador John King de la cadena de televisión CNN le preguntó si eso incluía la ayuda por desastres, Romney dijo: "No podemos permitirnos hacer esas cosas sin poner en riesgo el futuro de nuestros niños. Es sencillamente inmoral, en mi punto de vista, que continuemos acumulando deudas más y más grandes y pasarlas a nuestros niños".


Ahora, a una semana del día de elecciones, después de la supertormenta Sandy Romney parecería haber cambiado de opinión y ha dicho a los votantes que su gobierno no dejaría a las víctimas de desastre en una situación vulnerable.


"Creo que FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) desempeña un papel crucial en el trabajo con estados y localidades para prepararse y responder a desastres naturales", dijo Romney en un comunicado suministrado el miércoles por su oficina de campaña.


"Como presidente, aseguraré que FEMA tenga los fondos que necesita para cumplir su misión, dirigiendo el máximo de recursos a los socorristas que trabajan incansablemente para ayudar a quienes lo necesiten, porque estados y localidades están en la mejor posición para llevar la ayuda a individuos y comunidades afectadas por desastres naturales", agrega el comunicado.


LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO



Pero lo que no dice la oficina de campaña es si un presidente Romney insistiría en que la ayuda a víctimas de desastres sea financiada recortando otros programas en el presupuesto federal, como insisten muchos conservadores republicanos.


Pero, como se ha demostrado una y otra vez, especialmente cuando tornados y huracanes han azotado estados políticamente conservadores, hasta los más resueltos partidarios del tea party se vuelven fanáticos del gobierno cuando éste reparte dinero a víctimas de tormentas para habitaciones de motel y otros albergues temporales, o para ayudar a reparación de casas.


Eso le ocurrió el martes al gobernador republicano de Nueva Jersey Chris Christie, quien fue efusivo en sus elogios al presidente Barack Obama y a la respuesta inicial del gobierno federal.


"El presidente ha sido sobresaliente en esto al igual que la gente de FEMA", dijo Christie al programa "Today" de la cadena de televisión NBC.


Loading Slideshow...
  • De acuerdo con cifras del Pew Hispanic Center, en estos comicios hay 23.7 millones de votantes potenciales de origen latino, la mayor cifra de la historia de Estados Unidos y un 22% más que cuatro años atrás.

  • En Estados como Colorado, Nevada, Florida o Carolina del Norte, el crecimiento de la población hispana y su proporción dentro del electorado, les convierte en un grupo cada vez más influyente.

  • El voto latino es crucial para ambos candidatos, y eso lo saben. La cantidad es suficiente para decidir la elección en los llamados "estados columpio" (swing states).

  • Una red de mil 200 organizaciones realizó más de 900 eventos en Estados Unidos en el marco del Día Nacional de Registro del Votante para invitar a los ciudadanos, principalmente hispanos, a registrarse y participar en los comicios de noviembre.

  • Las recientes legislaciones estatales que exigen una identificación oficial para votar han generado una controversia en todo el país, ya que se considera que se privaría del derecho a votar a minorías como los afroestadunidenses y los hispanos.

  • Más de 6.6 millones de latinos votaron en la elección del año 2010. el próximo 6 de noviembre casi 24 millones de hispanos tienen el derecho de votar en los Estados Unidos, un voto muy atractivo para los candidatos.

  • De acuerdo con los datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, en 2011 había 51.9 millones de latinos en el país, lo que representa 16.7 % de la población.

  • La comunidad latina es la minoría de mayor tamaño en el país, y la que está creciendo a un ritmo más rápido. Los latinos representan 11% de los votantes en todo el país, habiendo incrementado en 9.5% respecto a las cifras de 2008.

  • Organizaciones de abogacía a favor de la comunidad hispana, como la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (NALEO), estiman que al menos 12.2 millones de hispanos acudirán a las urnas el 6 de noviembre próximo.

  • Obama ha logrado mantener el respaldo de los hispanos desde hace cuatro años, a pesar de que los hispanos le han recriminado la falta de una reforma migratoria que prometió durante la campaña y el elevado número de deportaciones de indocumentados.

  • Aún no hay cifras a nivel nacional del nivel de registro de votantes de 2012, pero en cuatro estados, Alabama, Florida, Georgia y Carolina del Norte, los niveles de latinos registrados para votar sobrepasa las cantidades de 2008.

  • Los hispanos no solo son una fuerza cultural y social relevante, sino también un bloque político creciente. En la actual administración, de las 500 mil posiciones destinadas a funcionarios electos en ese país, menos de 6 mil son ocupadas por hispanos, cifra que representa el 1% del total.