Advertencia: Esta columna está basada en focus groups realizados en lugares desconocidos y no en las experiencias personales del autor. Está prohibida su lectura a las mujeres.

Si alguna vez su novia, esposa, hermana menor de edad o cualquier mujer bajo su responsabilidad le dice que se va a Río de Janeiro con unas amigas, impida ese viaje, o por lo menos haga lo posible por acompañarla. Aunque muchos pensábamos que los hombres aquí veríamos traseros de todos los tamaños, topless por todos lados, y mujeres coquetas y libidinosas, pues se equivocan. Y si su novia decide venir sola a Río de Janeiro alístese para ver su relación en crisis.

Desde la época en que estudié en el Liceo Cervantes en Colombia (Colegio sólo para hombres) nunca había visto tantos hombres reunidos por metro cuadrado. Empecemos por la playa de Copacabana. Allí hay mas de 50 canchas de fútbol, voleibol y un montón de deportes que no conocía y en los cuales hay miles de tipos jugando. La productora mexicana del equipo estaba embobada, me decía: "Míralos Orlando, son perfectos, bronceados, atléticos, altos, sonrisas perfectas y además los tengo locos..."

Y Andrea no era presumida al decir que estos brasileros estaban muy antojados por probar ese dulce de Veracruz. La chica recibió en media hora más de 50 piropos de todo tipo, y aunque al camarógrafo y a mí nos daba risa, también analizábamos que no les importaba si tal vez Andrea era la pareja de alguno de nosotros dos.

La idea era buscar a las mujeres típicas de las postales brasileras primero, ya que parecían escondidas debajo de las piedras. No encontrábamos esos cuerpos que veo por televisión bailando samba… Las entrevistas con los hombres no nos importaban, era solo poner a Andrea en bikini y mínimo obteníamos unos cinco mil voluntarios en menos de 30 minutos.

Es curioso pero me comentaba un nativo de Copacabana, que ellos tenían fama de ser los más vagos en Brasil, a lo que yo le refuté que seguramente les tienen envidia por lo alegres que eran, y le expliqué que en Colombia lo mismo dicen de los costeños. Pero Luis me aclaró que en realidad sí lo eran, que para ellos estar sin trabajo se había vuelto una costumbre y que eso ya no los estresaba porque se la pasaban en la playa jugando fútbol, bronceándose y "flirteando" a las turistas. Así que, mucho cuidado amigo si su novia decide hacer su despedida de soltera en Río...

Pero analizando un poco, en realidad se les ve muy felices y relajados a los hombres de por aquí, es como un estilo de vida, tal vez tienen problemas económicos pero no de espíritu, siguen viéndose muy galantes, se nota que cuidan mucho su físico y que le dedican bastante tiempo al ocio.

Se les ve bailando a muchos con una cerveza en la mano y reunidos en grupos de a 20 hombres. Y con mucho respeto, en el trabajo que he hecho en Río, hemos podido empezar a concluir que en el 90 por ciento de los casos no se trata de que sean gays, sencillamente disfrutan mucho reuniéndose a hablar de fútbol, música, política al calor de un poco de licor. Eso ya no se ve en muchas partes.

De Copacabana les cuento que es una playa que no pueden morir sin conocerla, al igual que a su vecina Ipanema. (Abajo algunas fotos) Hay mucha diversión, los precios de las bebidas alcohólicas son bastante económicas, los baños son muy limpios y se encuentran en subterráneos; los hay cada 100 metros.

En esta época del año el agua esta fría, pero la música brasilera que se escucha de las decenas de grupos musicales que tocan en vivo en la playa, te calientan el momento. Por la noche hacen una feria para vender artesanías, los precios son muy buenos. Recorrer Copacabana te toma más de una hora caminando por el malecón. Hay cientos de puestos con comida, bebidas y el servicio es excelente, desde una caipirinha, sillas, toallas, sombrillas hasta querer lavarte los pies al momento de salir de este lugar. Dan ganas de volver, eso sí, con una chica que te consienta.

Acaban de confirmar que nos esperan 12 modelos cariocas que nos van a colaborar en nuestro documental. Creo que ahora si empieza la diversión. Grabaremos en la península de Buzios, les contaré que tal... Ah, y si alguien sabe quién me escondió a las garotas, por favor, escríbame.

FOTOS:

Loading Slideshow...
  • Con el sol al fondo.

  • En la playa en busca de <em>garotas</em>.

  • En la playa, un puesto con sillas.

  • Bebidas

  • La vista con sombrillas rojas.

  • Los baños

  • Jugando vóleibol.

  • Los hombres jugando vóleibol.

TEMA ANTERIOR:

VIDEO RELACIONADO: