BEIRUT (AP) — Las fuerzas sirias cañonearon el sábado zonas controladas por los rebeldes y chocaron con combatientes de oposición en varios puntos del país pese a un cese de fuego acordado con mediación internacional. Simultáneamente, rebeldes y guardias vecinales curdos se enfrentaron en la convulsionada ciudad de Alepo con un saldo de casi dos docenas de muertos, dijeron activistas.

Los nuevos hechos de violencia —un día después que coches-bombas y combates dejaron más de 100 muertos— ponen en duda la posibilidad de que el cese de fuego de cuatro días sea un primer paso para poner al conflicto de 19 meses.

La lucha en el vecindario mayormente curdo de Ashrafie el viernes por la noche ocurrió un día después que los rebeldes penetraron áreas mayormente curdas y cristianas que habían estado relativamente en calma durante la batalla de tres meses por el control de la ciudad.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


Los curdos dijeron que los rebeldes se habían comprometido a no entrar en sus vecindarios. Algunos grupos curdos han tratado de mantenerse neutrales en el conflicto entre el régimen del presidente Bashar Assad y los rebeldes. Algunas de sus personalidades se han aliado con un bando y otras con otro, mientras los restantes no han tomado partido.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que 19 rebeldes y tres combatientes curdos murieron en el combate que duró varias horas. Un funcionario curdo dijo que murieron 10 curdos, pero no tenía cifra sobre las bajas de los rebeldes.

Mohieddine Sheik Ali, titular del partido curdo Yekiti, dijo a la Associated Press que la lucha estalló cuando los rebeldes entraron en Ashrafie, violando "un acuerdo de caballeros" de no incursionar en los sectores curdos de Alepo.

Agregó que hay 100,000 curdos en Ashrafie y muchos en el área cercana de Sheik Maksoud. Dijo que decenas de miles de árabes también han huido a esos vecindarios para escapar a la violencia en otras partes de Alepo.

"Los desacuerdos entre nuestros hermanos en el Ejército Libre de Siria (de los rebeldes) y las unidades de defensa populares curdas" causaron los enfrentamientos, afirmó.

El Observatorio agregó que los combates derivaron en una ola de secuestros entre los dos grupos. Cibersitios noticiosos progubernamentales también informaron sobre los choques.

Los curdos son la mayor minoría étnica en Siria, y representan entre un 10% y un 15% de los 23 millones de habitantes. La mayoría vive en la provincia de Hasakeh en el nordeste, cerca de la frontera turca, pero también predominan en populosos barrios de Alepo y en sectores de la capital Damasco.