Advertencia: Esta historias de horror son escritas basadas en historias populares de los países latinoamericanos y no en las experiencias personales del autor. Está prohibida su lectura a las mujeres.

El 31 de octubre del año 2009, José Antonio entra a la habitación de su hijo Leo de solo 4 años a las 11:11 de la noche. El niño se encuentra en un trance demoniaco y con los ojos rojos empieza a decir: "Dios bendiga a mami y a papi. ¡Adiós, abuelaaaaa!".

Inmediatamente empieza a convulsionar y a botar espuma por la boca, José Antonio lo abraza hasta que se la pasa el ataque, y el nene se queda dormido inmediatamente.

Al mediodía del día siguiente la abuela de Leo queda en el medio de un choque de dos autobuses, su cuerpo es desmembrado en mil pedazos, y la señora muere al instante. José Antonio prefiere no comentar nada del incidente con su hijo Leo, y asume que es una casualidad.

El 31 de octubre del año 2010, José Antonio entra a la habitación de su hijo Leo de ahora 5 años a las 11:11 de la noche. El niño se encuentra otra vez en trance demoniaco y con los ojos rojos y mirada macabra empieza a decir: "Dios bendiga a mami y a papi. ¡Adiós, abuelooooooo!"

Inmediatamente empieza a convulsionar y a botar espuma por la boca, José Antonio lo abraza como lo hizo el año anterior hasta que se la pasa el ataque, y el nene se queda dormido inmediatamente.

Al mediodía del dia siguiente, el abuelo de Leo muere al intentar recoger una pelota del nene que se le había caído al lago. Un cocodrilo lo devoró, dejando solo su cabeza flotando en el agua. José Antonio entró en pánico, sin embargo, no quería hacer pública la historia para que su hijo no fuera presa de experimentos o exorcismos.

El 31 de octubre del año 2011, José Antonio entra a la habitación de su hijo Leo de ahora 6 años a las 11:11 de la noche. El niño se encuentra otra vez un trance demoniaco y empieza a decir: "Dios bendiga a mami. Adiós, papitooooooooo!"

Al pobre José Antonio casi le da un infarto al escuchar la predicción de su infalible hijo. Esa noche no durmió pidiéndole al cielo perdón por sus pecados y suplicando que su muerte no fuera muy dolorosa y trágica como las anteriores dichas por Leo.

José Antonio se levanta de la cama bien temprano, va al banco y saca gran parte de sus ahorros y los gasta en el casino buscando dejarle una fortuna a su familia. Llama a su jefa en el trabajo y le confiesa su amor, llama a su cuñada y le confiesa que se casó con su hermana porque ella nunca le presto atención y quería tenerla cerca toda su vida, y cuando llama al mediodía a su esposa para despedirse de su inminente muerte ella le dice: "Amor, acaba de ocurrirle una tragedia al cura que nos casó, Alberto Salmón; le acaban de dar 15 puñaladas en la puerta de nuestra casa… ¡Esto es horrible!"

¡Happy Halloween para todos! Recuerden tener dulces para los niños, bebidas para los varones, y mucha paciencia y amor para nuestras doncellas...

¿QUÉ TE PARECE ESTA HISTORIA DE TERROR?

TEMA ANTERIOR:

MIRA TAMBIÉN:

Loading Slideshow...
  • La Ouija es un tablero en el que se encuentran grabados todos los caracteres del alfabeto, los números del 0 a 9 y en un lugar central, el Sí y el No. Como guía se utiliza una tablilla acabada en punta o flecha, o cualquier otro objeto que pueda cumplir una función señaladora. Tal vez la Ouija más popular sea aquella que se practica en nuestra propia casa, dibujada sobre un papel y con una copa como señalador, por ello, también recibe el nombre de "Juego de la copa".

  • Se practica usualmente en una habitación tranquila, alrededor de una mesa y con un mínimo de cuatro participantes, aunque esto no es una norma general. Para agregar "diversión", algunos audaces prefieren practicarla en sitios abandonados, lugares tétricos y desolados, como un cementerio, para crear un ambiente espectral.

  • Se practica usualmente en una habitación tranquila, alrededor de una mesa y con un mínimo de cuatro participantes, aunque esto no es una norma general. Para agregar "diversión", algunos audaces prefieren practicarla en sitios abandonados, lugares tétricos y desolados, como un cementerio, para crear un ambiente espectral.

  • En numerosas ocasiones, son los mismos participantes quienes de forma voluntaria o involuntaria, mueven la tablilla y crean o tergiversan el mensaje: en estos casos, obviamente, el contacto no es real. Pero en otros casos, y aunque no se perciba mal alguno, muchos toman el gusto al juego: seres fallecidos, almas errantes y entidades de otros planos pueden ser contactados y no siempre estas entidades desean ser molestadas, ni son amables con el curioso preguntón.

  • Para aquellos que quieran intentarlo, algunos consejos: la sesión debe estar guiada por una persona conocedora de la tabla Ouija, los participantes deben ser adultos, NO ES UN JUEGO RECOMENDABLE PARA NIÑOS; deben encontrarse en un estado de tranquilidad mental, evitar todo tipo de excitación, temor, o ansiedad, y fundamentalmente, no deben dejarse influenciar por los mensajes de lo que debería ser sólo un juego.

  • Otras prácticas como el Péndulo o las Tijeras, son variaciones del mismo principio: un vehículo para hacer consultas, y muchas veces se utilizan en la misma sesión, reemplazando el señalador de la tabla por el péndulo, que se moverá hacia las letras, y la tijera, si gira hacia la derecha, la respuesta será que sí, si gira al contario, la respuesta es no.

  • Algunas personas se refieren a la Ouija como el juego maldito, otras tantas hablan de fraudes, y muchas son las historias que se cuentan, buenas y malas, a veces con desdén, a veces hasta con humor, pero casi siempre con temor. Agregaría: debemos sentir respeto por una práctica que aunque se llama inocentemente "juego", en el fondo no lo es. La sesión comienza: ¿Hay alguien allí?