Las campañas para registrar votantes han llegado a su fin. Muchos de los ciudadanos que aún debían enviar su solicitud de registración para poder participar en el acto ciudadano ya lo han hecho, y ahora ha llegado el momento para hacer que los latinos voten.

Este martes por la mañana, una coalición de las principales organizaciones hispanas de Estados Unidos anunció el inicio de un esfuerzo conjunto en varios estados, para promover el voto latino el día de las elecciones, y prevenir todo intento de intimidación de los votantes y la negación de su derecho al sufragio.

Para tal fin, se están desplegando en aquellos estados con una población hispana significativa, especialmente en aquellos llamados estados indecisos (swing states) como Florida, Ohio y Pennsylvania, en donde el voto latino podría decidir el resultado final.

Su objetivo es educar, motivar y si fuese necesario, defender a los votantes.

¿Quién es el mejor candidato? ¿Mitt Romney o Barack Obama? ¿Por quién votarías?

VOTA

“Nuestras comunidades viven un momento histórico en temas como la inmigración, la educación, el cuidado médico, la creación de empleos y otros”, dijo a HuffPost Voces José Calderón, presidente de la Federación Hispana. “Ahora, más que nunca, nuestras comunidades deben alzar la voz y decir: somos importantes”.

La iniciativa es parte del proyecto de voto llamado Movimiento Hispano (en español en el original), y pretende incrementar la tasa de votación entre los latinos, en un plan que entre otros aspectos incluye “contractos repetidos, tres de ellos, con cada votante”, dijo Brent Wilkes, director ejecutivo de LULAC, la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos, a HuffPost Voces.

“Se trata, en general, de una llamada telefónica, una visita personal al domicilio y un folletín enviado por correo o un anuncio de servicio público o PSA”, dijo Wilkes. “Si podemos tener tres contactos con el votante, incrementamos las probabilidades de que salga a votar”.

El anuncio de la iniciativa se hizo en Altamonte Springs, Florida, cerca de Orlando, en el estado indeciso de Florida.

“El área de Orlando es como la zona cero en términos de campo de batalla de los estados indecisos”, dijo Wilkes. “Mucha gente cree que el resultado de las elecciones depende de quién ganará Florida”.

Bajo el rótulo general de Latinos por la Democracia, el proyecto encaminado a aumentar el flujo de votantes incluye a LULAC, la Federación Hispana y LCLAA – el Concilio Laboral para el Progreso Latinoamericano. Lo antecedieron varios meses dedicados a registrar votantes hispanos y combatir las nuevas leyes que limitan el registro del votante y el acto de votación misma al exigir la presentación de documentos de identidad, leyes que estos grupos consideran encaminadas a reprimir el voto de las minorías étnicas del país.

A partir de ahora, el grupo se enfocará en educar a los votantes latinos sobre su derecho al voto y en hacer acto de presencia en los centros de votación para prevenir cualquier intento de último momento de impedir que lo ejerzan.

“Tenemos todo un ejército de abogados y de gente que entiende el sistema, que se asegurarán que se cumpla el derecho de todos a votar”, dijo Héctor Sánchez, director ejecutivo de LCLAA, a HuffPost Voces.

Ya han logrado, detalló, hacer que se retiren 145 carteles emplazados únicamente en barrios pobres y zonas de alta población minoritaria en Ohio y Wisconsin que se proponían intimidar a estos votantes anunciando “¡El fraude electoral es un crimen grave! Tres años y medio o 10,000 dólares de multa”.

Y en el condado Maricopa de Arizona, allí donde el Sheriff Joe Arpaio hizo titulares al requerir que sus agentes detengan e interroguen a personas que “parecen ser” inmigrantes indocumentados, Sánchez dijo que descubrieron un error de imprenta en gacetillas informativas para votantes que pretendían confundir al votante latino.

Estos formularios oficiales en español tenían la fecha del día de las elecciones equivocada, señalando que sería el 8 de noviembre en lugar del día 6. En cambio, los formularios en inglés tenían la fecha correcta.

“Dijeron que era un error inintencional”, dijo Sánchez. “Pero no fue un error, sino otra táctica más para impedir que la gente vote”.

Además, el grupo publicó dos anuncios para llamar la atención pública y motivar a la gente a que vote el día de las elecciones.

Uno de ellos, en español, se llama “Hazte escuchar” y enfatiza la importancia de que los hispanos ejerciten su derecho al voto.

“Cuanto más votemos los hispanos, más relevante será nuestra voz”, dice uno de los anuncios.

En otro de los avisos, esta vez en inglés, el ganador del premio Tony, actor, compositor, letrista y rapero Lin-Manuel Miranda recita un poema que comienza así: “¿Cuándo deja una minoría de serlo? Cuando aquellos que están en el poder hacen de nuestros problemas su propia prioridad”.

El aviso público será emitido con alta frecuencia en canales de cable en los estados clave. La empresa Cox Communications donó un millón de dólares en tiempo de transmisión, dijo Wilkes. Otra, Comcast, provee 5 millones de dólares en tiempo de transmisión comercial. Las cadenas Telemundo y Univision lanzaron sus propias campañas de participación en el voto y dedican millones de dólares en horas de emisión para apoyar la causa.

“Por demasiado tiempo, la comunidad hispana ha sido privada de sus derechos y despreciada”, dijo Denise Velásquez, directora ejecutiva de Florida State Voices, que se unió al grupo con ocasión del anuncio en el estado de Florida, en un comunicado de prensa.

“Nuestra tarea es involucrar a más hispanos en el proceso democrático, asegurarles que su voto es valioso y que el poder de sus votos hace que sus ideas para confrontar los problemas de sus vidas sean escuchadas”.

Loading Slideshow...
  • De acuerdo con cifras del Pew Hispanic Center, en estos comicios hay 23.7 millones de votantes potenciales de origen latino, la mayor cifra de la historia de Estados Unidos y un 22% más que cuatro años atrás.

  • En Estados como Colorado, Nevada, Florida o Carolina del Norte, el crecimiento de la población hispana y su proporción dentro del electorado, les convierte en un grupo cada vez más influyente.

  • El voto latino es crucial para ambos candidatos, y eso lo saben. La cantidad es suficiente para decidir la elección en los llamados "estados columpio" (swing states).

  • Una red de mil 200 organizaciones realizó más de 900 eventos en Estados Unidos en el marco del Día Nacional de Registro del Votante para invitar a los ciudadanos, principalmente hispanos, a registrarse y participar en los comicios de noviembre.

  • Las recientes legislaciones estatales que exigen una identificación oficial para votar han generado una controversia en todo el país, ya que se considera que se privaría del derecho a votar a minorías como los afroestadunidenses y los hispanos.

  • Más de 6.6 millones de latinos votaron en la elección del año 2010. el próximo 6 de noviembre casi 24 millones de hispanos tienen el derecho de votar en los Estados Unidos, un voto muy atractivo para los candidatos.

  • De acuerdo con los datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, en 2011 había 51.9 millones de latinos en el país, lo que representa 16.7 % de la población.

  • La comunidad latina es la minoría de mayor tamaño en el país, y la que está creciendo a un ritmo más rápido. Los latinos representan 11% de los votantes en todo el país, habiendo incrementado en 9.5% respecto a las cifras de 2008.

  • Organizaciones de abogacía a favor de la comunidad hispana, como la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (NALEO), estiman que al menos 12.2 millones de hispanos acudirán a las urnas el 6 de noviembre próximo.

  • Obama ha logrado mantener el respaldo de los hispanos desde hace cuatro años, a pesar de que los hispanos le han recriminado la falta de una reforma migratoria que prometió durante la campaña y el elevado número de deportaciones de indocumentados.

  • Aún no hay cifras a nivel nacional del nivel de registro de votantes de 2012, pero en cuatro estados, Alabama, Florida, Georgia y Carolina del Norte, los niveles de latinos registrados para votar sobrepasa las cantidades de 2008.

  • Los hispanos no solo son una fuerza cultural y social relevante, sino también un bloque político creciente. En la actual administración, de las 500 mil posiciones destinadas a funcionarios electos en ese país, menos de 6 mil son ocupadas por hispanos, cifra que representa el 1% del total.


Video relacionado: