A minutos de que la página de Internet Halestormsports.com diera a conocer que el ex campeón mexicano Erik Morales había fallado una de las pruebas antidoping dando positivo por una substancia prohibida por la USADA, el tijuanense desmintió la información.

“Tengo una carrera muy larga en el boxeo (28 años). Estoy limpio y estoy bien. Ese rumor es de gente sin quehacer”, dijo en exclusiva a HuffPost Voces el único mexicano en lograr cuatro títulos mundiales en diferente división.

“Hemos confirmado esta información, a través de muchas fuentes. Por el momento el futuro Salón de la Fama está programado para su revancha con el Campeón Jr. Welter de la Asociación Mundial de Boxeo, Danny Garcia, pero al parecer el título mundial ya no estará en disputa. Esta era la segunda vez que se encontraban por el título mundial. En el último encuentro, Morales perdió el cinturón en la báscula al no dar el peso”, señala la página web.

En entrevista desde Nueva York, el peleador mexicano aseguró que tal afirmación no es cierta y que no arriesgaría el legado que ha construido en 28 años como boxeador.

“Ayer me hicieron todas la pruebas necesarias para sacar la licencia de Nueva York y no tuve ningún problema”, afirmó.