En Estados Unidos el uso de palabras sacadas del inglés y convertidas en vocabulario diario en conversaciones y textos en español, tiende cada vez más a ser la norma de comunicación entre los hispanos, y al parecer el futuro del idioma dentro del país. Por esta razón, y en vista de las particularidades de este fenómeno, recientemente la Real Academia Española (RAE) confirmó el uso de los términos "estadounidismo" y "espanglish".

Sin embargo, aun cuando parecerían relacionarse, existe una clara distinción entre ambas palabras. Lejos de nombrarse un nuevo idioma o lengua, el espanglish ha sido identificado por la RAE como una "modalidad del habla popular en la que se combinan elementos morfológicos, léxicos y gramaticales del español y del inglés". Por su parte, los estadounidismos "son palabras que mantienen la integridad morfológica pero adquieren sentidos léxicos nuevos por afinidad con palabras similares del inglés en aquellos casos en que se refuerza su comprensión en referencia al concepto de la lengua predominante".

Lo que diferencia a palabras como, elegible, agencia, envenenamiento, parada, podiatría, paralegal, suplementario, trillón, billón, empoderamiento, rentar, práctica (médica), prescripción, elegibilidad, entre otras, es que aun cuando son términos en su mayoría adquiridos del inglés, son utilizados diariamente en contextos formales, alejándolos de la categoría de espanglish.

En entrevista con HuffPost Voces, Leticia Molineros, Académica numeraria de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, nos aclara algunas de las dudas más comunes al identificar el español dentro de los Estados Unidos.

Están surgiendo cambios constantes en nuestra lengua española dentro de los EE.UU., ¿cómo describirías los mismos?
Cada país va a tener sus particularidades, hablamos de mexicanismos, argentinismos, cosas que se dicen en esos países, que para ellos son correctas pero que son diferentes del español general, diferentes de lo que se puede encontrar el diccionario de la RAE. En EE.UU. existen esas mismas diferenciaciones, y ciertas palabras son preferibles utilizarlas en otras formas para que todos puedan entender el mensaje.

Con [la incorporación de] los estadounidismos reclamamos lo nuestro, que es el habla propia del español de los EE.UU. Esto es importante porque existe mucha confusión, y en ocasiones cuando se habla del español de los EE.UU. se piensa sólo en el espanglish.

¿Cómo describirías el término "estadounidismos"?

Los estadounidismos son palabras del español, propiamente del español, que en EE.UU. adquieren otros significados muchas veces por contacto con el inglés, y porque las personas que hablan español que vienen de otros países traen sus propias versiones del español... Por ejemplo, la palabra departamento aquí se usa como el Departamento de Educación o de Justicia. Sin embargo, en otros países es ministerio o secretaría. Esa es una diferencia propia de los EE.UU..

Se ha hablado mucho sobre mantener el español puro, ¿cuál es ese español realmente puro, y cómo ves esa lucha?

El español no es puro de ninguna manera, esos son conceptos anticuados. La academia de la RAE tenía ciertos preceptos e ideas que reflejan sociedades de otras épocas. Nosotros no creemos que el español sea una lengua pura, porque el español es una lengua que se nutre y siempre se ha nutrido de otros idiomas... En América existen 22 países diferentes que comparten una misma lengua, y van adquiriendo sus propias características, esas pasan a ser parte de un español, a veces regional pero formal. No hay un español puro, es sólo una abstracción.

¿Cuál es el requisito y el proceso para que una palabra sea aceptada como correcta en los EE.UU.?

Cuando las palabras diferentes de lo general llegan a ser utilizadas por niveles cultos de la sociedad, deben considerarse correctas. En EE.UU. nuestra academia prefiere hablar de la distinción entre el uso formal e informal del lenguaje, al hacer la diferencia entre lo culto y lo popular. Por ejemplo, las palabras espanglish son populares pero no son cultas, en su lugar el uso formal de una palabra se refiere a los estadounidismos, que sería la forma del español de los Estados Unidos que pasa a un nivel formal. Esto representaría que es la forma en que se utiliza en las comunicaciones del gobierno, en las empresas, donde todo lo demás es un español correcto.

Ese es el trabajo que hace nuestra academia. Hay un procedimiento que se llama elaborar un corpus, que consiste en recoger términos de ciertas fuentes de autoridad. Tradicionalmente las fuentes de autoridad han sido la literatura. Como nosotros en EE.UU. aún no tenemos una literatura propia que refleje lo que es el español del país, así que proponemos tomar como fuente las publicaciones donde se identifique que el español que se usa es correcto en todos los aspectos de la lengua; la gramática, la sintaxis, cumplen todas las reglas, y que cuentan también con aquellas palabras que son lo que consideramos propias de EE.UU.

¿Cómo influencia el inglés al español propio?

En el español de los EE.UU., se usa el español general, y a ese español también llegan palabras que se modifican por el contacto con el inglés. Hay palabras espanglish en Miami que no serían comprendidas en Los Angeles y viceversa, porque reflejan las diferentes realidades de cada lugar. Ese tipo de cosas es lo que define el espanglish como fenómeno espontáneo de mezcla de palabras.

Varios países están comenzado ya incluso a usar la forma de hablar que tenemos acá, por el peso del inglés en todo el mundo, les parece más fácil calcar que andar explicando, porque mucha gente ya es bilingüe... Existe la presión del inglés, y yo no la combato. Pero combato el espanglish. Para mí, [el espanglish] es algo que es mejor dejarlo en el fenómeno del habla verbal. Pero es mejor que no pase al idioma del escrito porque es demasiado fluctuante, no llega a constituir un idioma, son formas espontáneas que van variando con las generaciones y con los lugares, y van a existir siempre.

¿Cuál piensas que va a ser el futuro de la lengua española en EE.UU.?

La lengua española en los EE.UU. se está dinamizando, como estas adaptaciones que son el estadounidismo, las cuales van a estar siempre en consonancia con el inglés. El inglés mismo se está modificando todo el tiempo. Aparece el término apps de teléfonos celulares, y se traduce ahora en español como aplicaciones. Se amplía el vocabulario mientras continúan llegando nuevos vocabularios.

Si vamos a dar un consejo como academia es que los hispanounidenses aprecien el tesoro que tienen al poder participar utilizando dos lenguas universales. Que estudien el inglés pero que también estudien el español. El español que les va a facilitar la vida en los EE.UU., y les va a abrir muchos más caminos en todos los ámbitos.

¿QUÉ OPINAS DE ESTA NOTA? COMPARTE TUS COMENTARIOS AQUÍ
VE MÁS SOBRE LOS ESTADOUNIDISMOS Y LETICIA MOLINEROS:
MÁS SOBRE LOS HISPANOS EN EE.UU.
Loading Slideshow...
  • 43%

    <blockquote><strong>43% </strong>Es el porcentaje de incremento de la población hispana. Entre el 1 de abril de 2000 y 1 de abril de 2010, los hispanos son el grupo minoritario de más rápido crecimiento. Fuente de las estadísticas: <a href="http://www.census.gov/prod/cen2010/briefs/c2010br-04.pdf" target="_hplink">Censo de Estados Unidos</a> </blockquote>

  • 50.5 million

    <blockquote><strong> 50.5 millones</strong> es el tamaño de la población hispana de los Estados Unidos al 1 de abril del 2010, con lo que las personas de origen hispano se han convertido en la minoría étnica o racial más grande. Los hispanos representan el 16.3 por ciento de la población total del país. </blockquote>

  • 132.8 million

    <blockquote><strong>132.8 million</strong> es el tamaño proyectado que tendría la población hispana en los Estados Unidos el 1 de julio del 2050. De acuerdo con esta proyección, los hispanos constituirían el 30 por ciento de la población del país en esa fecha. </blockquote>

  • 2nd

    <blockquote><strong>2nd</strong> es la clasificación del tamaño de la población de hispanos de Estados Unidos. México (112 millones) tiene la población hispana más grande de los Estados Unidos (50.5 millones). </blockquote>

  • 14 million

    <blockquote><strong>14 millones </strong>es el tamaño de la población de origen hispano que vivía en California en 2010, frente a los 11 millones del año 2000. </blockquote>

  • 96%

    <blockquote><strong>96%</strong> es el porcentaje de la población de origen hispano en el Condado de Webb, Texas. Esta es la proporción más alta de cualquier condado en el país.

  • 82

    <blockquote> <strong>82</strong> es el número de 3143 condados del país que son de mayoría hispana.</blockquote>

  • 10.4 million

    <blockquote>10.4 millones es el número de hogares de familias hispanas en los Estados Unidos en 2010.</blockquote>

  • 35 Million

    <blockquote><strong>35 millones</strong> es el número de residentes en Estados Unidos de 5 años o más que hablaban español en casa. Los que hablan español constituyen el 12 por ciento de los residentes de Estados Unidos. Más de la mitad de los que hablan español, hablan inglés "muy bien". </blockquote>

  • 26.6%

    <blockquote><strong>26.6%</strong> es la tasa de pobreza entre los hispanos en 2010, frente a un 25.3 por ciento en 2009, y 23.2 por ciento en 2008.</blockquote>

  • 14%

    <blockquote> <strong>14%</strong> es el porcentaje de la población hispana de 25 años con un título de licenciatura o superior en 2010.</blockquote>

  • 47%

    <blockquote><strong>47%</strong> es el porcentaje de la población nacida en el extranjero de raíces hispanas en 2009.</blockquote>

  • 9.7 million

    <blockquote><strong> 9.7 millones </strong>es el número de ciudadanos hispanos que votaron en la elección presidencial de 2008, alrededor de 2 millones más que los que votaron en el 2004. El porcentaje de ciudadanos hispanos que votaron fue de 47 por ciento en 2004 y de 50 por ciento en 2008. </blockquote>

  • 1.1 million

    <blockquote><strong>1.1 millones</strong> es el número de hispanos o latinos de 18 años que son veteranos de las fuerzas armadas de Estados Unidos.</blockquote>