MADRID .- Miles de personas participaron el domingo en marchas efectuadas en 56 ciudades de España para protestar por los severos recortes presupuestales, los cuales —aseguran sus detractores— sólo aumentarán el desempleo y la inseguridad laboral en un país que sufre su segunda recesión en tres años y una tasa de desocupación récord.

Una gran manifestación convocada por 150 organizaciones comenzó en Madrid detrás de una pancarta que decía "Quieren arruinar al país. Hay que impedirlo".

Los manifestantes gritaban consignas contra los recortes y ondearon pancartas que decían "juventud sin empleo, sociedad sin futuro". Esa es una referencia a la tasa de desempleo de más de 50% entre los jóvenes. La tasa general de desocupación laboral en España es de casi 25% y el descontento social aumenta.