Unos 300 trabajadores de distintas tiendas Walmart declararon esta mañana un paro de 24 horas y salieron a protestar porque consideran que la empresa ha reprendido a los empleados que se han quejado de sus condiciones laborales.

"No tienen respeto por nosotros", dijo Victoria Zepeda, una mujer de 62 años que trabaja como vendedora de piso en la tienda Walmart de Pico Rivera desde hace seis años, y que dice ganar 11.40 dólares la hora.

Ella fue una de las personas que decidieron no trabajar hoy, y en su lugar asistieron a una protesta afuera de esa tienda, ubicada en una de las ciudades del condado de Los Ángeles con mayor cantidad de residentes hispanos, 91 por ciento, de acuerdo con el conteo del censo de 2010.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


A la huelga, la primera que se organiza en contra de esa poderosa corporación, de acuerdo con los mismos organizadores, se unieron empleados de tiendas de otras ciudades, como Ontario, Rosemead, Balwin Park y Paramount, todas ellas ubicadas en el sur de Califoria.

"Estamos aquí para apoyar a los trabajadores de varias tiendas que hoy decidieron salir a huelga",dijo María Elena Durazo, secretaria tesorera ejecutiva de la Federación Laboral del Condado de Los Ángeles. "Es un acto muy fuerte porque es la primera vez en la historia de Walmart en la que los propios empleados toman una medida como esta".

Durazo, dijo, sin embargo, que su organización laboral no tuvo ninguna injerencia en la decisión de los huelguistas, que regresarán a sus puestos este viernes, y que fueron los propios empleados, quienes crearon un grupo internamente, los que tomaron esta resolución.

"No es una táctica, es un acto muy fuerte, un acto de honor", respondió la secretaria cuando se le mencionó que ejecutivos de Walmart han dicho que la verdadera intención de algunos trabajadores es sindicalizarse. "Sus reclamos son reales [...] han pedido que se corrijan los abusos, y en lugar de eso tienen represalias contra ellos".

Los empleados de Walmart no tiene sindicato, aunque están respaldados en el movimiento Organization United for Respect (OUR), que ellos mismos crearon, y por el United Food and Commercial Workers, que está tratando de hacer que los trabajadores se sindicalicen.

También hay un grupo todavía sin denominación que apoya la sindicalización de los empleados de las bodegas de Walmart.

Un vocero de la empresa declaró a nbclosangeles.com, sin embargo, que se trató de un evento de poca importancia, y que aunque fueron "unos cuantos" empleados los que asistieron a la protesta, la acción no se podía considerar una huelga. La tienda de Pico Rivera operó normalmente durante el momento de la marcha.

Agregó a ese sitio que los que asistieron eran activistas de otras partes de la región, y que los manifestantes solo tenían la intención de llamar la atención de los medios.

Venanzi Luna, no obstante, dijo que decidió unirse a la protesta porque quiere que las condiciones de trabajo cambien. Ella es empleada de Walmart en Pico Rivera desde hace seis años y es gerente del departamento de carnes frías.

"Quiero que la compañía cambie y que deje de hacer represalias cuando uno dice lo que piensa", dijo Luna, quien gana 13 dólares la hora. "A mí, cuando se dieron cuenta de que me uní a OUR Walmart, me dieron tres llamadas de atención en una semana, y la última fue bajo la posibilidad de ser despedida".

Hasta el término de la redacción de esta nota voceros de Walmart no habían respondido a los señalamientos que hicieron los manifestantes, que además se quejaron de que les recortan las horas constantemente y que la empresa no paga por hora lo que promete en su publicidad, hasta 13 dólares la hora.

Video relacionado: