¿Cuántas veces te ha tocado entrar al baño y descubrir que tu gato destrozó el papel higiénico, pero con su carita de inocencia te pide que no te molestes con él? ¿O cuántas ocasiones has encontrado a tu perro encima de tu cama mordiendo tu almohada, pero al ser descubierto te mira con ojitos de vergüenza? Sí, para los dueños de mascotas, este es un escenario común.

El Día Mundial de los Animales se celebra cada año el 4 de octubre, así que aquí aprovechamos para aplaudir la vida animal en una de sus más tiernas facetas: el arrepentimiento y la vergüenza por haber hecho algún destrozo o travesura. ¿Cómo enojarse con ellos cuando ponen esas caritas?

Loading Slideshow...
  • Conejito avergonzado

    "Sufro por lo que hice".

  • Oso Polar avergonzado

    No quieres ver lo que hizo en el agua.

  • Perro avergonzado

    "Hice un desastre".

  • Caballo avergonzado

    "Oh... era puerta para perros... mi error".

  • Perro avergonzado

    "Salivé sobre toda la sección de caricaturas".

  • Perrito intruso avergonzado

    "A mí no me miren".

  • Perro tímido y avergonzado

    "¡No me miren!"

  • Cachorrito avergonzado

    "Realmente lo siento".

  • Chiki haciendo de las suyas

    Esta es Chiki haciendo de las suyas. Su dueña asegura, "Si dejo el rollo de papel de baño en el rolo y la puerta abierta, lo desenrolla completo. Ahora el rollo de papel va en una canasta y la puerta siempre cerrada".

  • Perro avergonzado

    "Está bien, yo lo hice".

  • Morsa avergonzada

    "¿Pero qué he hecho?"

  • Panda avergonzado

    "Reflexionando sobre mis errores".

  • Foca avergonzada

    "Me esforzaré para ser mejor".

  • Perros avergonzados

    "Lo aprendimos de ustedes, ¿eh?".

  • "Usualmente esta es la carita de sinvergüenza que pone mi MarcoPolo cuando hace una maldad. Feliz de la vida, sabe que no importa lo que haga lo vamos a querer. ¡Es un tráfala!", <a href="http://voces.huffingtonpost.com/zuania-capo/">Zuania Ramos</a>.

  • Perro avergonzado

    "Pensé que estaba ayudando".

  • Conejito súper avergonzado

    "¡No merezco amor después de lo que hice!".

  • Avergonzado por una muy buena razón

    "Ok, antes de que digas algo, esto es lo que sucedió...".

  • Gatito avergonzado

    "Oh Dios, ¿qué hice?".

  • Caballo avergonzado

    "No puedo ni mirarte".

  • Gatito sinvergüenza

    "Pero te juro que no toqué tu cepillo de dientes".

  • Gatito avergonzado

    "No... no fui yo".

  • Gatito avergonzado

    "No, créeme, el rollo estaba embrujado. Te hice un favor".

  • Vergüenza de conejo

    "El solo hecho de estar aquí es embarazoso".

  • Pug avergonzado

    "No puedo seguir con esto."

  • Oso Polar avergonzado

    "Estoy inconsolable."

  • Gatita con muy poca vergüenza

    "Osea, sí... borré tus archivos, pero yo creo que ocupaban mucho espacio".

  • Tigre avergonzado

    "No lloro, tengo algo en mi ojo".

  • Perrito encarcelado

    "Esta cerca refleja mi vergüenza".

  • Perro destructor

    "¿Que fui yo?".

  • Gatito avergonzado

    "No he limpiado en semanas".

  • Vestido y avergonzado

    "Tú me hiciste esto".

  • Perro avergonzado

    "¿Cómo puedes seguir enojado conmigo?".

  • Ganso avergonzado

    "Deshonré a mi familia".

  • Perrito inconsolable

    "Déjenme aquí...".

  • Perro inconsolable

    "Soy la razón por la que estamos en la lavandería".

  • Gatito avergonzado

    "He subido de peso y no me queda la camiseta".

  • Perro destructor, pero avergonzado

    "Pero mira, ya me arrepentí".

  • Gatito avergonzado

    "¡Qué farsa!".

TAMBIÉN VE:


ADEMÁS:

Loading Slideshow...
  • Calmar la presión sanguínea

    Un estudio de 2001 publicado en <em>Hypertension</em> concluyó que las personas tomando medicamentos para la hipertensión, mostraron niveles de presión sanguínea nivelados durante momentos de estrés cuando estaban cerca de una mascota.

  • Hacen el corazón adaptable

    Un estudio publicado en el <em>American Journal of Cardiology</em> demostró que para las personas con enfermedades crónicas, el tener una mascota está vinculado con la capacidad del corazón de adaptarse a diferentes circunstancias que pueden afectar el cuerpo (como latidos acelerados durante un momento de estrés).

  • Mejorar la autoestima

    Las personas con mascotas tienen mejor autoestima y se sienten menos solos que las personas sin mascotas, de acuerdo al <em>Journal of Personality and Social Psychology</em>. "Las mascotas sirven como fuentes de apoyo social, proveen muchos beneficios positivos físicos y psicológicos para sus dueños", estableció ese estudio.

  • Protege contra alergias

    El riesgo de sufrir de alergias de los niños baja si vivieron con una mascota durante la infancia, de acuerdo a un estudio publicado el año pasado en la revista médica <em>Clinical & Experimental Allergy</em>. Los investigadores concluyeron que este resultado se debe a un sistema inmune fortalecido por la exposición a alérgenos y bacteria relacionada a las mascotas.

  • Menos estrés en el lugar de trabajo

    El traer una mascota al trabajo podría ayudar a bajar los niveles de estrés y aumentar la satisfacción en el trabajo de acuerdo a un estudio divulgado en <em>International Journal of Workplace Health Management</em>.<br /><br />"La presencia de mascotas podría servir como una intervención en pro del bienestar de bajo costo y disponible para muchos lugares que podría mejorar la satisfacción organizacional y la percepción de apoyo", dijo Randolph T. Barker, profesor de gerencia de la Universidad Virginia Commonwealth.

  • Menor riesgo de muerte de ataques cardiacos

    <em>WebMD</em> reportó que el tener un gato como mascota está vinculado a menos riesgo de muerte después de un ataque cardiaco, de acuerdo a un estudio de 2008 de la Asociación Americana de Apoplejía. El estudio, que incluyó unas 4,500 personas, demostró que el tener un gato está vinculado a un 40 por ciento menos de riesgo de muerte después de un ataque cardiaco y un 30 por ciento de menos riesgo de morir de otros problemas cardiacos como insuficiencia cardiaca y apoplejía.