Científicamente hablando, el agua es la base de la vida, pero más allá de ser esencial para tu existencia, el agua te ayuda a ser más saludable. Estas son seis maneras en las que el agua aporta para resolver asuntos de la salud y la posibilidad de prevenir otros, desde jaquecas hasta perder peso.

Loading Slideshow...
  • Estimular el metabolismo

    El tomar agua puede estimular la habilidad de tu cuerpo para quemar grasa. Un estudio publicado en el <em>Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism</em> encontró que el tomar agua (unas 17 onzas) aumenta el ritmo metabólico por un 30 por ciento en hombres y mujeres saludables. La estimulación ocurre a los 10 minutos de haber consumido agua, pero se puede extender un máximo de 30 a 40 minutos después. Estudios también sugieren que tomar uno o dos vasos de agua antes de cada comida puede llenarte y naturalmente comerás menos, según la nutricionista Andrea N. Giancoli, portavoz de La Academia de Nutrición y Dietas. Además, deshidratación leve puede desacelerar el metabolismo por hasta 3 por ciento.

  • Salvaguarda tu corazón

    El tomar una buena cantidad de agua puede disminuir tu riesgo a un ataque cardiaco. Un estudio de seis años de duración publicado en el <em>American Journal of Epidemiology</em> encontró que personas que consumieron más de cinco vasos de agua eran 41 por ciento menos propensas a morir de un ataque cardiaco durante el periodo del estudio, que aquellos que bebían menos de dos vasos. <strong>Extra</strong>: El beber toda esa agua podría reducir tu riesgo de cáncer también. Investigaciones demuestran que el permanecer hidratada puede reducir el riesgo al cáncer del colon por un 45 por ciento, cáncer de la vejiga por un 50 por ciento y posiblemente reducir el riesgo de cáncer de mama también.

  • Previene jaquecas

    No sólo jaquecas, sino migrañas. Científicos reclutaron pacientes de migrañas para participar de un estudio y los dividieron en dos grupos: uno tomó un placebo, los otros recibieron instrucciones de tomar 1.5 litros de agua, unas seis tazas, además de lo que tomaban usualmente. Los resultados publicados en el <em>Journal Neurology</em> indicaron que a dos semanas, el grupo que consumió más agua experimentó 21 horas menos de dolor que aquellos en el grupo placebo. También la intensidad de las migrañas disminuyó.

  • Aumenta el poder cerebral

    Tu cerebro necesita mucho oxígeno para funcionar a niveles óptimos, así que beber suficiente agua asegura que reciba lo que necesita. De hecho, consumir de ocho a 10 tazas de agua diarias podría mejorar tus niveles de desempeño cognoscitivo por hasta un 30 por ciento. Investigaciones han demostrado que un nivel de deshidratación de tan sólo 1 por ciento de tu peso reduce la función de pensar, el permanecer bien hidratado es muy importante para tu desempeño mental.

  • Te enriquece

    Ahorrarás mucho dinero cuando conviertas el agua en tu bebida oficial. Aunque un 60 por ciento de los norteamericanos compran agua embotellada, sigue siendo más económica que jugos, sodas y café especializado, especialmente la compras por caja. Resulta más barato aún comprar un filtro y tomar agua del grifo. Para que tengas mejor idea, el reemplazar una lata de soda diaria durante el almuerzo con un vaso gratis de agua (botella reusable para ser más amistoso con el ambiente) te puede ahorrar unos $180 al año.

  • Te mantiene alerta en el trabajo

    La deshidratación es la causa más común de fatiga diurna, así que si tu cuerpo te pide una siesta durante el bajón vespertino, tómate un vaso de agua. También puedes ser mejor en tu trabajo, o al menos prevenir que te desempeñes mal – tan poco como un 2 por ciento de nivel de deshidratación puede ocasionar problemas de memoria a corto plazo y dificultar enfocarte en la pantalla de tu computadora o la página impresa. <em>- Por <a href="http://voces.huffingtonpost.com/yined-ram/">Yined Ramírez-Hendrix</a></em>

Relacionado en HuffPost Voces: