SPRINGFIELD, Misurí, EE.UU. .- Los funcionarios de Springfield consideraron que los litigios entre la ciudad y cuatro empresas locales han derivado en la anulación de una nueva ordenanza que ordenaba a los negocios el uso del sistema federal conocido como "E-Verify" para verificar el estatus migratorio de sus empleados.

El ayuntamiento informó en un comunicado que la demanda presentada por cuatro empresas locales contra la ordenanza del E-Verify quedó arreglada después de que la ciudad accedió a retirar varios de sus apartados.

La ley, aprobada por los votantes en febrero, fue más allá de las disposiciones estatales y federales que ordenan el uso de E-Verify al contratar empleados, pues incluyó multas a quienes den trabajo a personas que residen sin permiso en el país.

Los líderes de la ciudad dijeron que la ordenanza incluía disposiciones ilegales, y se dijeron satisfechos por dejar atrás los litigios.

Ozarks Minutemen, una organización que exige combatir la inmigración no autorizada, encabezó la iniciativa y acusó al ayuntamiento de no hacer más intentos por defender la ordenanza.