HONG KONG (AP) — Los aficionados de Apple en el lejano oriente abarrotaron el viernes las tiendas del monstruo tecnológico en Australia, Hong Kong, Japón y Singapur para conseguir la más reciente versión de su teléfono.

Los compradores se formaron toda la noche en Australia mientras en Hong Kong se inscribieron por internet para tener la oportunidad de tener en sus manos el nuevo iPhone 5.

El teléfono inteligente sale a la venta el viernes en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania y Francia.

Una semana después saldrá a la venta en 22 países más. Apple recibió pedidos para 2 millones de iPhone 5 en las primeras 24 horas de que salió a la venta, más del doble que para el iPhone 4S, que salió hace un año.

Los analistas estiman que Apple venderá hasta 10 millones de iPhone 5 para finales de septiembre.