Las Vegas es una de las ciudades más conocidas del mundo producto de sus numerosos casinos y lujosos hoteles, siendo la capital mundial del entretenimiento, motivo por el cual también es conocida como la "ciudad del pecado" o "sin city". Las Vegas es también la ciudad más poblada del estado de Nevada, cuya área metropolitana tiene una población de aproximadamente dos millones de habitantes. Su clima se caracteriza por sus veranos calurosos y fríos inviernos, sin embargo es una de las ciudades donde el solo brilla durante la mayor parte del tiempo.

Como bien sabes, toda ciudad que signifique ser una atracción para turistas o que tenga polos de alta concurrencia, tiene por consecuencia problemas en el tráfico vehicular que desencadenan los odiados atochamientos (embotellamientos o atascos vehículares). Y la ciudad de Las Vegas posee un sinnúmero de atracciones que se transforman en polos de congestión.

¿Cuál es el problema de Las Vegas, Nevada en cuanto a tráfico automotriz? En esta ciudad son muchas las personas que concurren a un lugar en específico en una hora determinada. De hecho son muchos los que viajan desde el vecino estado de California y llegan a Las Vegas a las 21 horas del viernes y viajan de vuelta a partir de las 17 horas del domingo, lo cual genera atascos especialmente en las horas señaladas.

Por lo anterior, mas de alguna vez ha habido atochamientos por 150 millas en las zonas más áridas y despobladas del país, por lo que una visita a la ciudad de Las Vegas en automóvil puede convertirse en una experiencia poco grata si andas contra el tiempo.

Fuentes: 8NewSnow.com, knpr.org

También en HuffPost Voces:

Loading Slideshow...
  • Consulta el calendario de mantenimiento de tu auto.

    Averigua si ya es tiempo de enviarlo al mecánico para una afinación. Además de pedir que te cambien el aceite y el filtro de aire, solicita una revisión de los frenos, bandas, mangueras y líquidos del auto (refrigerante, aceite de transmisión, anticongelante, fluido del radiador y líquido para el limpiaparabrisas).

  • Revisa la condición de tus llantas.

    Verifica que tengan la presión de aire correcta y no estén demasiado desgastadas. Esto te permitirá evitar pinchaduras y mejorar la eficiencia del combustible. Si compras llantas nuevas, solicita una alineación y balanceo al instalarlas.

  • Limpia tu auto.

    Para disfrutar de un paseo más cómodo y seguro, limpia tanto el interior como el exterior de tu auto. Además, durante los viajes en carretera el parabrisas y los faros suelen ensuciarse de polvo, lodo e insectos. Procura mantenerlos limpios para mejorar la iluminación y visibilidad.

  • Verifica que cuentes con el equipo correcto en caso de una avería o emergencia.

    Lleva en tu auto un gato, llanta de repuesto y cable de arranque de batería. Incluye un kit de emergencia con los siguientes suministros: botiquín de primeros auxilios, linterna con baterías, luces de emergencia, extinguidor, frazada, agua y alimentos no perecederos.

  • Revisa el aceite diariamente.

    Al inicio de cada día de tu viaje revisa que tu auto tenga suficiente aceite. Si hace falta, rellénalo la próxima vez que compres gasolina. Contrata algún servicio de asistencia en carretera. Algunos seguros de auto te ofrecen este servicio, así que contacta a tu agente de seguros hoy mismo para averiguar si cuentas con dicho servicio.

  • Considera adquirir un sistema de navegación (GPS).

    Estos dispositivos no solo te sirven para orientarte mejor en la carretera, sino que también te indican lugares clave en el camino para descansar, comer o visitar.

  • Contrata algún servicio de asistencia en carretera.

    Algunos seguros de auto te ofrecen este servicio, así que contacta a tu agente de seguros hoy mismo para averiguar si cuentas con dicho servicio.



Loading Slideshow...
  • Conocer y respetar las señales de tránsito, sobre todo ls que son de carácter oblitatorio. Es fundamental para todo conductor

  • Respetar los límites de velocidad permitidos en ciudad 60 Km/h, y en carreteras 110 Km/h

  • No rebasar los niveles permitidos en bebidas (hasta 0.40% de alcohol en el aire expirado)

  • Tomar un curso básico de manejo con profesionales del volante puede resultar de vital importancia. Asimismo, es importante que evite movimientos bruscos al conducir para no perder el control del vehículo.

  • Utilizar siempre las luces direccionales para anunciar que va a cambiar de carril. Nunca rebase por la derecha, el reglamento lo prohibe.

  • Respete los señalamientos peatonales para evitar atropellar a alguna persona. Guardar distancia con la banqueta para no arrollar a algún transeúnte que la baje de manera inesperada.

  • Nunca maneje en contraflujo, si por donde circula es de un sólo sentido; en caso de que haya señalizaciones que indiquen que es de doble sentido, evite rebasar cuando exista raya contínua.

  • Guardar distancia con la banqueta para no arrollar a algún transeúnte que la baje de manera inesperada.

  • Nunca maneje en contraflujo, si por donde circula es de un sólo sentido; en caso de que haya señalizaciones que indiquen que es de doble sentido, evite rebasar cuando exista raya contínua

  • Mantener su carril en todo momento, no invada ni conduzca en el de a lado. <strong>Además:</strong> No lleve niños menores de 12 años en el asiento delantero porque el menor podría salir disparado por el parabrisas o asfixiarse con las bolsas de aire.