WASHINGTON (AP) — Los gobiernos de Estados Unidos y México expresaron el martes de manera conjunta su expectativa de que el próximo presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, mantenga el mismo nivel de cooperación antinarcóticos con Washington cuando reemplace en diciembre a Felipe Calderón.

La secretaria de Estado Hillary Clinton y la canciller mexicana Patricia Espinosa reconocieron que es "de interés común" profundizar la cooperación antinarcóticos en el comunicado conjunto que emitieron tras celebrar la cuarta y última Reunión anual del Grupo de Alto Nivel de la Iniciativa Mérida, en la que los gabinetes de seguridad de ambas naciones hicieron un repaso de los logros y de las tareas que quedan pendientes.

Espinosa dijo tras la reunión haber acordado la elaboración de un "recuento de los avances en cada área y al mismo tiempo trazar una hoja de ruta de trabajo hacia al futuro, que será una recomendación al próximo gobierno" en México.

Peña Nieto y su equipo han sostenido reuniones con funcionarios del gobierno de Calderón desde su triunfo en los comicios de julio, pero no estuvieron presentes en el encuentro sostenido en Washington.

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


Clinton insistió en que "los presidentes pueden cambiar y vendrán elecciones, pero hemos establecido unas bases firmes de cooperación que han beneficiado a ambos países y continuará beneficiando a ambos países por muchos años en el futuro. Esperamos que este alto nivel de cooperación y la creencia en responsabilidad compartida continúe con el próximo gobierno mexicano".


Estados Unidos ha comprometido 1.900 millones de dólares a través de la Iniciativa Mérida en los esfuerzos antinarcóticos iniciados en 2006 por Calderón, los cuales han causado al menos 47.500 muertes hasta septiembre del año pasado.


La cooperación bilateral ha obtenido logros pero también tropiezos importantes, como la balacera que policías federales mexicanos destinaron el mes pasado a una camioneta en la que viajaban dos agentes estadounidenses, identificados por funcionarios mexicanos como empleados de la CIA.


Doce agentes de la policía federal mexicana han sido arrestados debido al incidente y actualmente se encuentran bajo arresto domiciliario, a la espera de enfrentar posibles cargos.


Clinton y Espinosa expresaron el compromiso de ambos gobiernos para investigar plenamente el incidente y establecer responsabilidades.


___


Luis Alonso Lugo está en Twitter como http://www.twitter.com/luisalonsolugo

Videos relacionados: