Muchas veces escuchamos la expresión “buen karma, mal karma”, pero, ¿qué es el karma? Es una palabra de origen sánscrito que significa acción. Está directamente vinculada con lo que en esoterismo se llama Ley del Karma, o de Causa y Efecto, una ley natural de acción = reacción.

Conoce más del tema aquí:

Loading Slideshow...
  • Por Diana, la astróloga

    La Ley del Karma funciona en todos los planos, y trae a la realización todo lo que sembramos, ya se trate de acciones, palabras, o pensamientos. Todo lo que hacemos pone en movimiento una causa, y esta trae una consecuencia, positiva o negativa, que dependerá de la causa puesta en movimiento.

  • Todo se regresa como un 'boomerang'

    El karma no debe relacionarse con el concepto de castigo de los pecados, o errores cometidos, sino más bien, con la consecuencia de todos nuestros actos, sin juzgarlos como buenos o malos, en el marco de nuestra evolución espiritual. El Universo es circular, y todo lo que emitimos, regresa, no como un castigo, sino como un ajuste evolutivo, cuya razón es despertar nuestra consciencia.

  • Pensamientos positivos

    Cuanto más conscientes somos de esas leyes universales, más control podemos tener sobre nuestras acciones. Por ejemplo: si nos rodeamos de actitudes negativas, quejas, rencores, mal humor, envidias, etc., nuestro cuerpo, manifestará esa negatividad y atraeremos esa devolución de los demás. Por el contrario, si nos rodeamos de actitudes positivas como alegría, agradecimiento, generosidad, etc., en nuestra vida se manifestarán cosas positivas.

  • Descubre la evolución

    La astrología kármica, es una valiosa herramienta para el hallazgo de ciertas claves de la vida, que pueden estar ocultas, o que, la mayor parte de las veces, somos incapaces de ver. Su finalidad es descubrir la evolución del alma desde sus vidas pasadas hasta la presente, revelar los valores y las creencias que se traen a la vida actual.

  • Lee tu historia para un futuro mejor

    La astrología kármica difiere de la carta natal astrológica, en que tiene sus propios métodos de análisis y herramientas, y estudia elementos tales como retrogradaciones, aspectos personales planetarios, signos kármicos, etc. El equipaje que traemos desde otras vidas no desaparece, inevitablemente deja sus rastros y transmuta.

  • Vidas pasadas

    La información de vidas pasadas, puede ser o no, relevante; lo realmente valioso es la guía que se recibe para ayudar a elaborar los patrones presentes en la vida actual, las oportunidades para crecer, así como también, la dirección a tomar. También brinda claves sobre la misión en la vida. Aprender a conocer nuestras potencialidades ocultas es una experiencia de profundo significado.

  • Un estudio completo

    El análisis que se realiza se divide en tres partes: comprobación del pasado, análisis del presente, y proyecciones para el futuro. Por supuesto para decidirse a realizar un estudio kármico, la persona debe compartir la creencia sobre la reencarnación, caso contrario, no tendrá demasiado sentido.

  • Consigue paz espiritual

    Su enfoque es trascendente y espiritual, es una de las ciencias esotéricas que estudia en profundidad el alma humana y sus aprendizajes pendientes; explorar la historia kármica y las lecciones de vida aplicadas a la existencia actual, puede ayudar a resolver asuntos pendientes, mejorar la calidad de vida, y entender cuál es el camino evolutivo que debemos seguir en esta encarnación para encontrar la paz espiritual.

Video relacionado en HuffPost Voces: