NUEVA YORK (AP) — El movimiento Ocupemos Wall Street comenzó a desintegrarse rápidamente a principios de año, cuando las reuniones semanales en la ciudad de Nueva York se convirtieron en un espectáculo de peleas y discusiones irritantes.

Había personas que lanzaban puñetazos y objetos a la cabeza de los moderadores. Los manifestantes se acusaban de ser patriarcales, racistas y autoritarios. Nadie podía convenir en nada y nadie estaba al mando. Los moderadores se declararon en huelga y pronto fueron seguidos por las personas que llevaban las minutas. Después, las reuniones también se suspendieron.

En la ciudad donde el movimiento surgió, Ocupemos se caía a pedazos.

"En ese momento no estábamos discutiendo cosas importantes", estima Pete Dutro, un tatuador que administró las finanzas de Ocupemos hasta que terminó desilusionándose de la lucha interna y retirándose hace unos meses. "Estábamos hablando los unos de los otros".

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


El problema con Ocupemos Wall Street, un año después de que nació en un parque de granito en el bajo Manhattan y se propagó por el mundo, es que ya nadie sabe c ciencia cierta de qué se trata. Decir si Ocupemos fue un éxito o un fracaso depende de la manera en que sea definido.


Ocupemos es una red, Ocupemos es una metáfora, Ocupemos sigue vivo, Ocupemos está muerto, Ocupemos es el espíritu de la revolución, una causa perdida, o un sueño diferido.


"Yo diría que Ocupemos es hoy una marca que representa movimientos por la justicia social y económica", afirma Jason Amadi, un manifestante de 28 años que ahora vive en Filadelfia. "Y que mucha gente está usando esta marca para luchar por mejorar este mundo".


El lunes, unos 200 manifestantes se reunieron cerca de la Bolsa de Valores de Nueva York para celebrar el primer aniversario de Ocupemos y conmemorar el día en que sus miembros comenzaron a acampar en el Parque Zuccotti.


Una decena de personas fueron detenidas por manifestarse sentadas en la acerca, pero no hubo indicios del proyectado "muro de gente" en las calles que rodean a la Bolsa de Valores de Nueva York.


En cambio, los participantes tuvieron una pequeña reunión en la que hablaron de los males de Wall Street y de la codicia empresarial.


También está previsto que haya marchas y concentraciones en más de 30 ciudades del mundo para conmemorar la fecha.

Videos relacionados: