Huffpost Voces

México: Sólo uno de cada tres narcos es condenado

Publicado: Actualizado:
NARCOTRAFICO
AP

MEXICO .- Apenas uno de cada tres detenidos por delitos relacionados con el narcotráfico recibió una sentencia condenatoria durante el gobierno del presidente mexicano Felipe Calderón, de acuerdo con un informe de la Procuraduría General de la República.

Entre 2006 y 2011, las autoridades detuvieron a 3,439 personas pero solo 1,072 fueron sentenciadas a cumplir penas de cárcel por un juez durante un proceso penal.

La Subprocuraduría especializada en la delincuencia organizada tuvo su época de mayor actividad en 2009, cuando apresó a 866 personas relacionadas con el narcotráfico, de las cuales 802 recibieron un auto formal de prisión aunque apenas 122 fueron condenadas.

Un año después, de un total de 680 personas detenidas sólo 82 recibieron una condena, siendo el año que menos sentencias se consiguieron.

La Subprocuraduría destacó que en el período se implementaron una docena de protocolos jurídicos para establecer un proceso justo y se abrió una línea de investigación para desmontar la filtración de organizaciones delictivas en instituciones de seguridad y justicia.

En los cinco años las células especializadas en el combate al lavado de dinero desarticularon, según el mismo informe, 23 organizaciones delictivas y lograron detener a 639 personas. Pero ocurrió lo mismo que con los detenidos con el narcotráfico: muy pocos fueron condenados a penas de prisión. En el caso de lavado de dinero, apenas 82 recibieron una sentencia condenatoria.

Las autoridades mexicanas entregaron en extradición 502 personas, de las cuales 478 fueron enviadas a Estados Unidos. Entra las personas extraditadas se encuentran los integrantes de las principales agrupaciones del crimen organizado como Osiel Cárdenas Guillén, líder del cártel del Golfo, y Héctor Luis Palma Salazar, alias "El Güero Palma", antiguo líder del cártel de Sinaloa.

El presidente Calderón dejará el poder el próximo 30 de noviembre y entregará la presidencia a Enrique Peña Nieto, quien fue declarado presidente electo y llevará de regreso al gobierno al Partido Revolucionario Institucional.

Calderón desplegó durante su mandato una estrategia de seguridad apoyada en el despliegue inédito de marinos y militares por diversas zonas del país para luchar contra los cárteles de drogas.

La última cifra oficial destaca que entre diciembre de 2006, cuando accedió al poder, y septiembre de 2011 hubo algo más de 47,500 asesinatos atribuidos al crimen organizado. Grupos de derechos humanos, nacionales y extranjeros, denunciaron abusos, entre los que se incluyen asesinatos y violaciones, de miembros federales que participan en la lucha contra el narco.