WASHINGTON (AP) — Hasta unos 700.000 votantes de grupos minoritarios menores de 30 años podrían verse imposibilitados a sufragar en las elecciones de noviembre en Estados Unidos debido a la obligación de tener identificación con fotografía en determinadas entidades, según un nuevo estudio.

La menor concurrencia podría afectar varias elecciones legislativas, así como la presidencial.

En base a cálculos sobre la movilización de votantes en las dos elecciones presidenciales pasadas, investigadores de la Universidad de Chicago y la Universidad de Washington en San Luis concluyeron que la concurrencia este año de gente de raza negra de 18 a 29 años podría verse reducida entre 538.000 y 696.000 en los estados con leyes que exigen la identificación con foto.

"Nuestros cálculos son conservadores. Estamos observando una desmovilización entre el 9% y el 25%", afirmó Cathy Cohen, experta de la Universidad de Chicago sobre votantes jóvenes y minoritarios, que trabajó en el estudio junto con Jon Rogowski de la Universidad de Washington. "Si los jóvenes realmente tienen identificaciones válidas apenas del 25% al 50%, el número de gente joven de color desmovilizada sería aun mayor que el que calculamos".

LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA EL TUYO


El estudio dice que 17 estados han impuesto un requisito estricto de identificación con foto, o han solicitado ese documento y han suministrado alternativas para los que no los tienen, o han aprobado una ley que exige la identificación con foto que todavía no ha entrado en vigencia.


Esos estados son Alabama, Florida, Georgia, Hawai, Idaho, Indiana, Kansas, Luisiana, Michigan, Misisipí, Nueva Hampshire, Pensilvania, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tenesí, Texas y Wisconsin.


El estudio cita tres elecciones para cámaras de representantes entre las que podrían verse afectadas por la "desproporcionada movilización" de jóvenes de minorías: el distrito 12 de Georgia, el 6 de Pensilvania y el 9 de Tenesí. La elección para el Senado en Wisconsin también podría sentir el impacto de una menor cantidad de votantes minoritarios, agrega.


Un análisis del Centro Brennan de Justicia en la escuela de derecho de la Universidad de Nueva York halló que el 11% de los estadounidenses carecen de documento de identificación con foto emitido por el gobierno, como pasaporte, licencia de conducir, tarjeta de identificación estatal o militar. El 9% de los blancos no lo poseen, en comparación con el 16% de los hispanos y el 25% de los negros, según ese análisis.


"No se trata de tener identificación, sino un tipo específico de identificación", afirmó el presidente de la Liga Nacional Urbana, Marc Morial. Cuando sólo faltan dos meses para las elecciones, el grupo defensor de los derechos civiles intenta una variedad de métodos, desde bancos telefónicos hasta redes sociales, para llegar a los votantes jóvenes más afectados por los cambios de leyes.


El análisis de Cohen y Rogowski fue difundido esta semana por el Proyecto Juvenil Negro, con sede en Chicago, una iniciativa no partidista lanzada en 2004 para examinar la participación política de afroestadounidenses de 15 a 25 años. Calculó que los nuevos requisitos podrían impedir que voten:


  • 170.000 a 475.000 electores negros jóvenes.

  • 68.000 a 250.000 votantes hispanos jóvenes.

  • 13.000 a 46.000 electores asiático-estadounidenses jóvenes.

  • 1.700 a 6.400 votantes nativos americanos jóvenes.

  • 700 a 2.700 electores jóvenes de las islas del Pacífico.

Videos relacionados: