WASHINGTON .- El Pentágono envió el miércoles dos buques de guerra a la costa de Libia, informaron funcionarios estadounidenses, un día después del ataque contra el consulado en Bengasi, donde fue asesinado el embajador de Estados Unidos y otros tres ciudadanos norteamericanos.

Los oficiales indicaron que un destructor, el USS Laboon, se movió a una posición cerca de la costa el miércoles y que el USS McFaul está en ruta y llegará a las costas en unos días. Los funcionarios informaron que los buques, que llevan misiles Tomahawk, no tienen una misión específica, pero dan a los comandantes flexibilidad para responder a cualquier misión que ordene el presidente.

Los destructores tienen una tripulación que totaliza los 300. Ha habido cuatro destructores en el Mediterráneo durante un tiempo. Estos movimientos aumentarán la cifra a cinco.

Los oficiales hablaron bajo la condición del anonimato porque no están autorizados a hablar públicamente sobre el movimiento de las tropas.