La niñez es el momento ideal para explorar y experimentar. Las actividades extracurriculares pueden dar paso a un estilo de vida saludable o un pasatiempo que dure toda la vida. En algunos tomará varios intentos encontrar la actividad apropiada ya sea deportiva, artística o cerebral. Tal vez el padre que pensó que su hijo podría canalizar su energía con clases de karate se sorprenda con que este sea un apasionado del ajedrez. O aquella chica que no demuestre mucho ritmo en las clases de ballet, pueda crear hermosa música con un violín.

Ofrecerles a los niños opciones es un buen método de promover actividades productivas y positivas y nada mejor que empezar a corta edad antes de que la independencia o rebeldía que viene con la pubertad sea un impedimento. Expertos coinciden en que mantener a los niños ocupados después de la escuela los ayudará a alejarse de actividades negativas que muchas veces son producto del aburrimiento.

Muchas escuelas no comienzan con un fuerte programa atlético o de artes hasta los grados intermedios, por lo que es muy posible que tengas que buscar en tu vecindario opciones. Muchas ciudades ofrecen programas para después de clase o puedes buscar organizaciones privadas.

Loading Slideshow...
  • Deportes

    <em>Por Yined Ramírez-Hendrix</em> Muchos padres sueñan con tener un atleta en la familia. Existen equipos de béisbol y fútbol para pre escolares. La natación, por ejemplo, será una destreza de la que los niños se beneficiarán toda la vida aunque no la practiquen como deporte. El pertenecer a un equipo fomenta la cooperación e interacción entre los jugadores y ayuda a los niños a desarrollar un sentido de lealtad y responsabilidad con sus compañeros y competencia sana. La actividad física también ayudará a mantener un estilo de vida activo, lo que es especialmente importante con la ola de obesidad infantil que arropa a la nación. Las alternativas son muchas: béisbol, baloncesto, gimnasia, fútbol, artes marciales, pista y campo y atletismo, entre otros.

  • Baile

    En la niñez esta disciplina es casi exclusiva para las niñas, nada más adorable que ver a una pequeñina en un tutú. El ballet será la base para cualquier otro estilo de danza que la niña elija en el futuro sea jazz, moderno o folclórico. El ballet le dará gran coordinación y control de su cuerpo, su enseñanza será muy útil aún si la niña lo cambia por el fútbol.

  • Música

    Fomentar el aprendizaje de un instrumento musical es una actividad extracurricular que puede convertirse en una pasión de por vida. Aquellos que muestran aptitud musical desde pequeños suelen desarrollar destrezas con más de un instrumento. Esto les ayudará a pertenecer a bandas y grupos escolares más adelante en su carrera académica. El piano suele ser el instrumento introductorio para una enseñanza musical. Pero el violín, la flauta, la guitarra y la batería son otros favoritos.

  • En las afueras

    Organizaciones como los niños y niñas exploradores son ideales para la formación temprana y la introducción de actividades y destrezas que podrían ser útiles en situaciones de emergencia. También los expondrán a otro tipo de actividades recreacionales como acampar, remar, escalar y excursionismo, además de promover la conciencia social y realizar obras benéficas.

  • Artísticas

    Una gran forma de canalizar los intereses artísticos de los pequeños es con clases de dibujo, pintura o escultura. El ser expuestos a una gran variedad de estilos, disciplinas y medios los ayudarán a descubrir diferentes intereses.

  • Para adolescentes

    Los adolescentes que no gusten de los deportes tienen la oportunidad de unirse a clubes de drama, de francés, coro, gobierno estudiantil, fotografía, club de computadoras y banda, entre muchos otros que la misma escuela ofrece. Es muy importante para los estudiantes de escuela superior nombrar actividades extra curriculares en sus solicitudes de ingreso a universidades de forma que aparezcan como buenos estudiantes con un trasfondo amplio de intereses y responsabilidades. Muchos graduandos también se involucran en hacer trabajo voluntario con niños desaventajados u otras causas sociales.

  • Manteniendo el balance

    Estas actividades están supuestas a ser complemento de la formación académica. Cuando le restan al tiempo de hacer asignaciones o estudiar para exámenes es necesario reevaluar el itinerario. <strong>Considera los intereses del niño </strong> Tal vez algunos sientan presión de sus padres o compañeros en practicar un deporte que los deja exhaustos y no puedan completar sus tareas escolares. Asegúrate que el niño está motivado.

  • Manteniendo el balance

    <strong>Mucho que hacer</strong> Otros podrían descubrir que sólo pueden dedicarse a la escuela y tal vez sea necesario buscar actividades extracurriculares que se limiten a los fines de semana. <strong>Tiempo para todo</strong> Además de las responsabilidades de la escuela y un equipo o clase, el niño debe tener tiempo para jugar, realizar actividades no organizadas y pasar tiempo en familia.

Si quieres realizar proyectos manuales con tus hijos, aquí algunas ideas:

MÁS PARA VER:

Loading Slideshow...
  • Estudiantes de Aries

    Los arianos son estudiantes que a veces pueden parecer un tanto díscolos, pero en general son excelentes para llevar adelante tareas complicadas. Siempre serán buenos para resolver trabajos imposibles para otros.

  • Estudiantes deTauro

    Estos nativos serán estudiantes muy aplicados, pero muy cómodos. Aceptarán las consignas y serán buenos integrantes de cualquier grupo de estudio. Siempre esperarán una buena recompensa de sus maestros.

  • Estudiantes de Géminis

    Las carreras largas lo cansan y las abandonan. En los exámenes escriben y hablan mucho, ya que son muy comunicativos. No suelen ser muy aplicados, pero tienen una inteligencia superior que les permite salvar cualquier obstáculo.

  • Estudiantes de Cáncer

    Les gusta estudiar en su casa. Suelen tener buena concentración, la familia no les molesta aunque estén mirando televisión a su lado. Como alumnos son muy aplicados y por lo general, tienen excelentes conducta en el colegio.

  • Estudiantes de Leo

    A los leoninos les gustan las carreras que desafíen su creatividad. Son muy buenos para organizar grupos de estudio. También son excelentes para matemática y cualquier carrera que tenga lógica. Son muy inteligentes y necesitan todo el tiempo que se lo digas.

  • Estudiantes de Virgo

    Investigan aunque no se lo pidan. En los exámenes se destacan por su exactitud en las respuestas. Son los especialistas del futuro, organizados y precisos. Siempre quieren obtener un 10.

  • Estudiantes de Libra

    Ideales para el arte, muy refinados. Son inconstantes, pueden empezar con mucha energía y después abandonar. Quieren que los valoren por lo que saben y hacen. Son razonadores y controlan los impulsos.

  • Estudiantes de Escorpión

    Les gusta estudiar temas de ocultismo y psicología, sátira y ciencias. La tecnología les llama la atención como cualquier otra cosa para la cual deban investigar. Son buenos alumnos con tendencia al arte y a la palabra escrita.

  • Estudiantes de Sagitario

    Estudia sin disciplina. En los exámenes confía en su suerte porque no estudió todo lo que debía. También tiende a intelectualizar y a filosofar todo lo que estudia. Le gusta aconsejar a sus compañeros. Generalmente las cosas le salen bien porque son muy amados por los maestros y a todo le ponen mucha alegría e interés.

  • Estudiantes de Capricornio

    Llegan a recibirse aunque no les interese la profesión. Razonan demasiado y se exigen mucho. Son estoicos, es decir muy sacrificados. Todo lo que empiezan lo deben terminar.

  • Estudiantes de Acuario

    Eligen carreras humanitarias, abstractas y también gustan mucho de la investigación. Son excelentes alumnos en lo que se refiere a la creación y a las ciencias exactas. Les cuesta aceptar la consigna del profesor, pues tienen una fuerte idea de la libertad absoluta.

  • Estudiantes de Piscis

    Aprenden rápido. Son más intuitivos que intelectuales, y muy prácticos para estudiar. Se sacrifican sólo si piensan que vale la pena el logro en cuestión. No siempre alcanzan sus objetivos, pues muchas veces son traicionados por sus nervios o el miedo a rendir un examen.