Los almuerzos escolares han estado desde hace un buen tiempo ocupando todos los titulares. La mayoría de las personas están pidiendo a las escuelas que mejoren las opciones de lunch que les ofrecen a los niños, para que lo que coman los chicos, sea más saludable. Para muchos, la mejor opción sigue siendo empacar su propio lunch con lo que se tiene en casa. Ya sea que le prepares el almuerzo a tus hijos o que lo hagas para llevarte algo de comer al trabajo, hay maneras de hacerlo de manera sencilla y saludable.

"Sin duda, es fácil elegir algo de comida chatarra, echarlo en una bolsa y llamarle a eso lunch", explica Jolly Backer, jefa ejecutiva de Fresh Healthy Vending. "El problema es, que si lo haces continuamente, es muy probable que, con el paso del tiempo, haya consecuencias negativas para tu salud. Preparar un lunch más saludable puede requerir un poco más de tiempo y esfuerzo, pero al final, te sentirás mejor".

Aquí 5 útiles consejos para que comiences a almorzar más saludablemente >>

  • Planea con anticipación

Es esencial que la planeación se haga con anticipación, para que tengas en casa los productos saludables que vayas a ocupar. El fin de semana haz una lista de opciones saludables para el almuerzo, y luego asegúrate de surtirte con los ingredientes necesarios para prepararlos.

  • Ten los contenedores adecuados

Esto hace toda la diferencia. Por ejemplo, existen contenedores especiales para la ensalada y las bebidas, que hacen más sencillo transportarlos. Comprar este tipo de productos será una gran inversión.

  • Olvida los apuros

Aquellos que andan cortos de tiempo tienden a agarrar lo primero que encuentran y echarlo en una bolsa. Tómate tu tiempo y piensa bien tu lunch, para que entonces puedas elegir opciones saludables. Mucha gente prepara su lunch la noche anterior, almacenando adecuadamente los alimentos, para evitar las prisas de la mañana.

  • Piensa en bebidas

Mucha gente prepara un lunch muy saludable, pero luego añade una bebida que no lo es tanto. Una bebida con mucha azúcar, por ejemplo, puede ser reemplazada con opciones más saludables, como agua, té sin endulzar, o leche de soya.

  • Enfócate en la variedad

Mucha gente tiende a aburrirse si comen el mismo lunch una y otra vez, algo que es comprensible. Haz una lista llena de opciones saludables y enfócate y darle variantes a tu lunch cada semana. Esto mantendrá las cosas interesantes y asegurará que consumas una variedad de nutrientes que tu cuerpo necesita.

Incluso aquellos que llevan consigo almuerzos saludables pueden querer de vez en cuando otro snack entre comidas. Pero los snacks pueden ser parte de una dieta saludable, dependiendo qué se escoge. Es importante que la gente tenga acceso a una variedad de snacks saludables, sin importar si los llevan consigo o si los compran en la calle.

"Un lunch saludable te ayudará a atravesar la tarde sin sentirte cansado o pesado", añade Backer. "Empacar tu propio lunch saludable es fácil. Sólo necesitas hacerlo una prioridad y tomar los pasos necesarios para hacerlo. Tu salud se beneficiará como resultado de tu esfuerzo".

Fuente: www.freshhealthyvending.com

TAMBIÉN VE:

Loading Slideshow...
  • 1) Huevos

    <strong>Por Yined Ramirez-Hendrix</strong><br> Son una fuente natural de vitamina D. Los huevos ayudan a los niños a mantenerse activos, construyen y mantienen la masa muscular. Aunque la mayoría de los niños asocian los huevos con el desayuno, también pueden ser introducidos en la cena, agregando algunos ingredientes favoritos de tu familia, como salchicha de pavo, verduras o queso, convirtiéndose en uno de los platillos favoritos de tus hijos.

  • 2) Avena

    Conocida principalmente como el alimento amigable para el corazón, una buena taza de avena ayuda a reducir el colesterol. La avena es un carbohidrato complejo que mantendrá satisfecho el organismo de tu hijo durante más tiempo, que las harinas blancas. La próxima vez que pienses en preparar panqueques, considera la idea de prepararlos con harina de avena.

  • 3) Pescado

    El pescado es rico en ácidos grasos omega 3 que son clave para el desarrollo cerebral y para el rendimiento. Hay variadas formas de preparar un buen filete de pescado, así es que el truco para que tu hijo lo consuma con gusto, tal vez esté en combinarlo con otros alimentos que sean de su agrado o con alguna salsa de tomate o aderezo. Los alimentos ricos en fibra no solo ayudan a regular el tracto digestivo. Si bien una ensalada de judías.

  • 4) Espinacas

    Son ricas en hierro y ayudan a mantener nuestros músculos y sangre saludables. Las espinacas al vapor pueden ser muy atractivas para los adultos, sin embargo no lo son tanto para los pequeños. Intenta darle las espinacas a tu hijo, acompañadas de una rica pasta o combinada con una porción de pollo o salchicha de pavo.

  • 5) Frijoles, lentejas, etc.

    Los granos ricos en fibra ayudan a mantener una buena digestión. Puede ser que una ensalada de judías no sea tan atractiva para los pequeños, pero ¿qué tal unas enchiladas mexicanas con tortillas de maíz y frijoles negros? o ¿chilaquiles con tortilla de maíz, pollo y un poco de frijoles negros?

  • Hay algunos alimentos que no son tan populares entre los niños, sin embargo, debemos ingeniárnoslas para que formen parte de la dieta de nuestros hijos, lo importante es no darse por vencidas y ser constantes.