En el escenario de la Convención Demócrata ocurren demasiadas cosas serias, pero en las butacas, la situación tiene un tono distinto. Mientras que el Presidente Barack Obama y los oradores del partido demócrata se encargan de presentar discursos convincentes que les ayuden a ganar votantes, los delegados que acuden día a día al Time Warner Cable Arena en Charlotte, North Carolina, dejan que su pasión política se desborde y manifiestan su apoyo con vistosos sombreros, aretes, camisetas y otros accesorios de moda.

En este juego de disfraces no se trata de ser sobrio o discreto, sino de gritar a los cuatro vientos que su voto va con Obama. Mira las fotos y dinos qué te parecen estos estrafalarios atuendos.

Loading Slideshow...
  • Convención Demócrata

    Pero, pero... ¿y Minnie Mouse qué tiene que ver aquí?

  • Está bien... se trata de un asunto familiar.

  • Hasta los muñecos de felpa juegan en esta fiesta.

  • Tremenda corbatota para ese sombrerito...

  • Bueno... ya vimos que había también una banderita ahí.

  • ¡Qué románticos!

  • A alguien se le extravió la fiesta de cumpleaños.

  • Se nota que esto fue hecho en casa.

  • Señora... ¿a qué niño le robó ese osito?

  • Muy orgulloso luce él.

  • A esto le llamamos glamour.

  • Alguien parece tenerle miedo a su sombrero...

  • Otra que no consiguió sombrero de su talla.

  • Esos aretitos se nos antojan para una cena de gala...

  • Esta mujer tenía quedarse quietecita para que no se le desarmara el sombrero.

  • ¿Pero qué no es obligación llevarse los recuerditos a casa?

  • ¡Amor y paaaaaaz!

  • Y por detrás.... unas fantásticas alas.

  • LO MEJOR: la figurita de Obama en traje de baño.

  • Pero claro... con vestido de gala hay que llevar guantes.

  • Y sí, en el caso de los hombres, el traje va con tenis. Punto.

  • ¿Será de las <em>girl scouts</em>?

  • Y ahí va el lunch que le puso mami...

  • Noten el gesto de concentración para no dejar caer el sombrero.

  • ¡Miren, miren! El mini Obama logró mantenerse en pie.

  • Vaya, a esto se le llama joyería fina.

  • Y así quedó el payasito después de la fiesta...

  • Parece que alguien pasará frío esta noche.

  • Ya no cabía ni un adornito más.

  • El sombrerito de la meditación.

  • ¿Y la botella de ron?

  • El más retratado de los demócratas.

  • Por un momento pensamos que esto era comestible...

  • (Photo by Streeter Lecka/Getty Images)

  • (Photo by Streeter Lecka/Getty Images)

  • (Photo by Streeter Lecka/Getty Images)

  • (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)

  • (Photo by Streeter Lecka/Getty Images)

  • (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)

  • (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)

  • (Photo by Joe Raedle/Getty Images)

  • Lo que aprendió a hacer en la clase de su hijo.

  • (Photo by Joe Raedle/Getty Images)

  • (Photo by Justin Sullivan/Getty Images)

  • (Photo credit should read ROBYN BECK/AFP/GettyImages)

Relacionado en HuffPost Voces: