Los contratos y firmas electrónicos son cada vez más comunes, pero la seguridad de estos aún tiene mucho por mejorar. Escanear la firma garabateada en un papel y luego pegarla un archivo doc no es muy seguro. Por eso, Adobe se asoció con Entrust y Verisign para desarrollar un servicio que protege la integridad y validez de un documento digital.

Adobe Self-Sign permite crear una versión digital de la firma o logotipo de la empresa. Además, puede detectar cualquier cambio en la apariencia o ubicación de la firma.

Los documentos, que son guardados en formato *pdf, suman diferentes herramientas de confianza y confidencialidad. Y esto puede ser aplicado tanto dentro como fuera del “fireware” de la empresa. Así los usuarios se pueden asegurar que su firma no será alterada, que los contratos serán vistos sólo por los destinatarios específicos y que estos los devolverán con una firma autentificada.

Los voceros de Adobe aseguran que se acelerarán los flujos de trabajo, los proyectos se aprobarán más rápidamente y se reducirán los costos de producción.

Más allá del ámbito corporativo, esta herramienta se torna muy útil para los usuarios domésticos. Aquellos que quieren enviar un recibo de pago o enviar una carta certificada.

Y un poco más lejos de las empresas y los hogares, los árboles se mostrarán agradecidos.