SAN FRANCISCO, California – Con una amplia sonrisa y mucha satisfacción en su rostro, José Hernández muestra una pancarta con la frase “We Love Dreamers” afuera de la iglesia Grace Cathedral en San Francisco.

Hernández tiene motivos más que suficientes para estar feliz. “Hoy es el gran día, el día que cambiará la vida de muchos jóvenes en este país,” dijo a HuffPost Voces, refiriéndose al primer día en San Francisco, y en todo el país, en que todos los jóvenes sin documentos legales de residencia podrán apegarse a la llamada Acción Diferida para así poder legalizarse.

“Por fin voy a poder vivir en este hermoso país sin el temor de ser deportado, por fin tendré la oportunidad de trabajar legalmente para así ayudar a mis hermanos y mis padres. Este dِía quedará grabado en nuestras mentes para siempre,” dijo Hernández, quien llegó al país cuando tenía 7 años desde su natal Jalisco.

Hernández fue unos de los participantes de la conferencia de prensa que ofrecieron diferentes organizaciones y líderes religiosos de San Francisco para anunciar el inicio de este programa.

“Hoy es el día,” dijo a esta publicación Emmanuel Leal, director de San Francisco Organizing Project. “Estamos celebrando el primer día de Acción Diferida; con esta aprobación el más beneficiado será el país con todo el trabajo y ganas de superación de estos jóvenes".


LEE LOS COMENTARIOS A ESTA NOTA Y AGREGA AQUÍ EL TUYO


Leal indicó que se calcula que tan solo en el área de la Bahía de San Francisco existen 65,000 jóvenes que se podrían beneficiar de este programa, anunciado por el Presidente Obama el pasado mes de julio.

Leal agregó que, aunque la gran mayoría de estos jóvenes son de origen mexicano, existe un amplio grupo de jóvenes asiáticos, sin precisar cifras.

Cynthia Moreno, madre de dos hijos menores de edad, comentó que por primera vez en su vida se siente a gusto ya que, desde que fue traída por su familia de Mٞéxico a los dos años de edad, nunca se ha podido sentir segura, especialmente en el trabajo.

“Siempre he vivido con el temor de que me arresten o de que en los empleos se den cuenta de que tengo documentos legales; pero ahora todo cambia, por fin voy a sentir tranquilidad sin tener que preocuparme de que algún día me separen de mis hijos,” dijo Moreno, de 28 años.

La rueda de prensa concluyó con una oración ofrecida por el sacerdote evangélico Richard Smith, quien agradeció a Dios por ayudar a todos estos jóvenes.

Dreamers hacen fila en San Francisco

En el primer día de la Acción Diferida decenas de personas hicieron fila desde temprana hora en diferentes organizaciones de ayuda a inmigrantes en el área de San Francisco, las cuales organizaron talleres informativos sobre los requisitos necesarios para solicitar a través de la Acción Diferida.

“Llegué aquí desde las 6:00 a.m. porque quería ser el primero en obtener la información sobre lo que necesito para aplicar, a pesar de que las oficinas se abrían a las 9:00, y aun así ya había gente esperando delante de mi,” dijo a HuffPost Voces Yesenia González, quien quedó conforme con toda la información que recibió de la organización Caridades Católicas.

De acuerdo con Christopher Martínez, director de Caridades Católicas en San Francisco, este ha sido el día más ocupado que han tenido ya que la gente no deja de llegar.

“Sabemos que en el área de la Bahía hay muchísimos jóvenes que se beneficiarán de este programa y nuestra intención es ofrecer la información más precisa; cada caso se ve de manera individual y se determina sin son elegibles o no,” explicó Martínez.

Según los requisitos que los jóvenes deben de cumplir para adherirse al programa se encuentran: pagar 465 dólares para la solicitud; los jóvenes deben de ser menores de 31 años de edad y tuvieron que entrar al país ilegalmente antes de los 16 años.

Las personas podrán recibir un permiso de trabajo, el cual deberá renovarse cada dos años. También los jóvenes tendrán que demostrar que han vivido en el país los últimos cinco años y no tener récord criminal.

Eduardo Tovar, quien acudió al taller ofrecido por Caridades Católicas, dijo no sentirse muy satisfecho con la Acción Diferida ya que él esperaba más.

“Lo ideal es que se apruebe una reforma migratoria que legalice a todos, no solo a unos cuantos, pero bueno, no perdemos las esperanzas de que algún día nos permitan vivir en paz en este país, de una manera legal,” asentó Tovar.

Loading Slideshow...
  • La Acción Diferida es una determinación discrecional que aplaza la deportación de un individuo, no confiere un estatus legal al individuo. es por un período de dos años, sujeto a renovación y podrán también ser elegibles para la autorización de empleo.

  • Bajo los reglamentos en vigor, el individuo que recibe Acción Diferida es elegible a recibir autorización de empleo mientras la misma está vigente y pueda demostrar que existe "una necesidad económica para el empleo".

  • El programa de Acción Diferida está abierto a todo individuo que pueda demostrar que cumple con los criterios de consideración establecidos, incluyendo tanto aquellos que nunca han enfrentado procedimientos de deportación como aquellos que sí están en procedimientos de deportación, o tienen una orden final o una orden de salida voluntaria (siempre que no estén en detención por cargos de inmigración).

  • La Acción Diferida es una discreción procesal que no confiere un estatus de residente permanente legal ni es un vehículo hacia la ciudadanía.

  • El 15 de junio del 2012, el Presidente Barack Obama anunció que el Departamento de Seguridad Interna (DHS por sus siglas en inglés) no deportaría a ciertos jóvenes indocumentados elegibles bajo el DREAM Act.

  • El pago por el procedimiento es de 465 dólares, que incluye una cuota de 380 para la solicitud de autorización de empleo y una cuota de 85 para las huellas digitales.

  • El programa de Acción Diferida beneficia a entre 800 mil y 1.4 millones de jóvenes indocumentados que ingresaron al país antes de cumplir los 16 años de edad.

  • Merary Hernandez de 17 años de edad y que fue traída desde Honduras cuando era una niña podría calificar para el programa de Acción Diferida

  • Erika Andiola es una de las activistas que brindan información y orientación sobre el programa de Acción Diferida que entra en vigor este 15 de agosto.

  • Myrna Orozco de 22 años de edad, originaria de México y quien vive en EE.UU. desde que era una niña llora de emoción tras el anuncio del programa de Acción Diferida.