Un trasplante de médula ósea podría ser la esperanza de una cura para los más de 34.2 millones de personas que padecen de SIDA en el mundo y para la comunidad científica que ha buscado cómo erradicar la pandemia por varias décadas. Al menos hay tres casos de personas que se sometieron a esta intervención y ahora no se detecta VIH en su cuerpo.

El estadounidense Timothy Brown, a quien se le detectó el virus del VIH en 1995, se curó tras recibir un trasplante de médula ósea de una persona inmune al virus. Otros dos pacientes no identificados e infectados de VIH podrían haber sido curados luego de que se sometieron a un trasplante de médula ósea tras detectarles un cáncer, de acuerdo a dos estudios difundidos en la XIX Conferencia Internacional del SIDA que se realiza en Washington.

"Yo soy la prueba viviente de que podría haber una cura para el SIDA", dijo Timothy Brown al reunirse con periodistas en el marco de la Conferencia del SIDA en la que anunció la creación de una Fundación a su nombre.

Al paciente, nacido en Seattle, se le diagnosticó la infección cuando tenía 29 años, mientras estudiaba en Alemania. En el año 2006 fue diagnosticado de leucemia aguda mieloide, por lo que se sometió a un tratamiento a base de células madre de un donante con una mutación del CCR5 –necesario para que el virus se propague por el organismo. Poco tiempo después, los médicos se sorprendieron de los resultados y hoy en día, cinco años después del primer trasplante, Brown no tiene ninguno de los síntomas de la enfermedad, reseña un artículo publicado en la revista Nature Reviews Immunology de fecha 20 de julio.

Loading Slideshow...
  • De acuerdo con un informe del Programa Conjunto de las Naciones Unidas para el VIH/SIDA (ONUSIDA), 34.2 millones de personas en el mundo viven con el VIH.

  • Timothy Brown, de 47 años y conocido como el 'paciente de Berlín' es la primera persona del mundo considerada oficialmente curada de SIDA.

  • El años pasado, 1.5 millones de personas murieron por enfermedades relacionadas con el sida. La principal fue la tuberculosis.

  • Más de ocho millones de personas toman antirretrovirales en países de bajos y medianos ingresos, es decir, cerca de 54% de los cerca de 15 millones de seropositivos que los necesitan para preservar su sistema inmunitario.

  • La Agencia Federal de Alimentos y Medicamentos de Estados unidos aprobó Truvada, el primer medicamento para reducir el riesgo de contraer VIH.

  • Científicos aseguran que la ingesta de antirretrovirales puede prevenir la infección con el virus causante del sida (VIH), y no sólo impedir el daño en el sistema inmunológico de los ya portadores.

  • La inversión en la lucha contra el sida alcanza 16,800 millones de dólares en 2011, un alza de 11% con respecto a 2010.

  • Para dar tratamientos a los 15 millones de personas que lo necesitarán en el año 2015, el mundo deberá gastar 24.000 millones de dólares este año, según los cálculos de la ONU.

  • El uso adecuado y constante del condón es una de las estrategias recomendadas para la prevención del VIH SIDA por la Organización Mundial de la Salud.

  • Las nuevas infecciones por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) alcanzaron 2.5 millones de personas el año pasado, de acuerdo con el informe titulado "Juntos vamos a terminar con el SIDA" del Programa Conjunto de las Naciones Unidas para el VIH/SIDA (ONUSIDA).

  • Las cifras de muertes y nuevas infecciones en 2011 son las más bajas de la última década, según el informe, que fue dado a conocer en Washington en vísperas de la XIX Conferencia Internacional sobre el SIDA (AIDS 2012).

  • Los jóvenes de entre 15 y 24 años representan el 40% de las nuevas infecciones por el VIH en adultos.

En tanto, otro estudio encabezado por el doctor Daniel Kuritzkes del Hospital de Mujeres de Brigham en Boston (Massachusetts), analizó la transformación de dos pacientes infectados de SIDA que se sometieron a un trasplante de médula ósea tras haberles sido localizado un cáncer. Uno de ellos tiene 50 años y fue contagiado en la década de 1980. El otro tiene 20 años y fue infectado al nacer.

Durante la presentación de los resultados, el investigador aseguró que los dos hombres sometidos al trasplante ya no tienen el VIH detectable en las células de su sangre. Antes de la intervención, el virus era fácilmente detectado en los linfocitos de sangre pero, ocho meses después del trasplante, se hizo indetectable, añadió un informe difundido por la agencia de noticias Europa Press.

A continuación, las últimas cifras sobre la enfermedad divulgadas por la Agencia de las Naciones Unidas de Lucha contra el SIDA (ONUSIDA):

  • Aproximadamente 34.2 millones de personas son portadoras del virus del SIDA.
  • 1.5 millones de personas murieron por enfermedades relacionadas con el SIDA el año pasado en todo el mundo. La principal fue la tuberculosis.
  • Los jóvenes de entre 15 y 24 años representan el 40 por ciento de las nuevas infecciones por el VIH en adultos, mientras que los casos de infección en mujeres de esa edad son el doble de los registrados entre los hombres.
  • Entre 2001 y 2010, las muertes vinculadas al SIDA se incrementaron en más de 11 veces en Europa del Este y Asia central (de unas 7,800 a 90,000), y se incrementaron a más del doble en el este de Asia (de 24,000 a 56,000), según la OMS. En Medio Oriente y norte de África, la mortalidad ligada al SIDA creció 60% (de 22,000 a 35,000).
  • A fines de 2010, unos 6.6 millones de pacientes tomaban medicamentos antirretrovirales en países con ingresos medios y bajos, equivalentes a 47 por ciento de los 14.2 millones de personas con sistemas inmunes debilitados al punto de necesitar un tratamiento.
  • La inversión mundial para combatir la epidemia alcanzó los 16,800 millones de dólares en 2011, un 11 por ciento más que en 2010.

Videos relacionados: