Huffpost Voces
Hirania Luzardo Headshot

'Camionero': Dramático cortometraje sobre acoso y suicidio escolar en Cuba

Publicado: Actualizado:
"Camionero" un cortometraje del realizador cubano Sebastián Miló, que retrata el acoso y suicidio escolar en Cuba.

Una de las realidades más duras de la sociedad cubana que impactó y marcó, al menos a tres generaciones de adolescentes, fueron los institutos escolares en el campo, que se convirtieron en verdaderos centros de acoso escolar, suicidios, violencia, promiscuidad y, que de manera cruda, a través de una historia de ficción, es reflejada en el cortometraje "Camionero", del joven realizador cubano Sebastián Miló.

El cortometraje fue exhibido en la en la 11a. Muestra de Cine Joven de La Habana, en la isla caribeña, y es una de las primeras oportunidades que un material cinematográfico -con un impecable nivel de realización y diagramación de su contenido- presenta la realidad de lo que se vivió a partir de los años 70 en Cuba.

Desde esa época, los adolescentes, a partir de los 12 años de edad, eran separados de sus familias para ir a estudiar a los institutos vocacionales, pre universitarios o escuelas al campo mandatorias. Esos niños vivían en esos recintos, de forma permanente, y regresaban a sus casas, cada quince días generalmente, para un corto receso de fin de semana.

"Camionero" es la amarga y triste realidad de lo que pasaba en el interior de estos centros escolares, conocidos como "becas", y que respondían a una premisa implementada por el gobierno cubano de combinar el estudio con las labores agrícolas en el campo.

Este panorama afectaba a casi todos los menores, pues llegó un momento, especialmente en las provincias de Cuba, donde los estudios de enseñanza media sólo podían cumplirse si se estudiaba en una "beca", y que dista totalmente de lo que en el resto del mundo se entiende como "beca" con el propósito de ayudar económicamente a un estudiante.

El cortometraje aborda el acoso escolar, en una de sus formas más despiadadas y crueles, de un grupo de estudiantes que arremete sin compasión contra un adolescente, por supuestamente ser gay y tener creencias religiosas.

La víctima, encerrado en sus sufrimientos y en una verdadera tortura, enfrentaba en silencio todas las vejaciones posibles: desde violación sexual hasta agresiones físicas. El desenlace, aunque esperado en el corto, lleva al espectador a un estado de ansiedad de saber que el final será trágico, pero sin tener clara la forma en cómo sucederá.

La venganza, tomada por otro estudiante en contra de los acosadores, es dramática y "Camionero" deja a todos los que lo ven sin palabras y con un sentido de angustia marcado. Uno de los grandes valores del proyecto es que, aunque se enmarca en el contexto cubano, es la plaga mundial que afecta en estos tiempos modernos: el bullying o acoso.

Otro de los grandes aciertos es que pone el dedo en la llaga de un problema que no discrimina a nivel mundial y que afecta, por igual, y con los matices de cada país, a los jóvenes, desencadenando en alarmantes índices de suicidio y violencia escolar.

Para el cine cubano, el mérito es doble, pues es el primer audiovisual que recoge este fenómeno de una manera abierta, desgarradora, contada en ficción, y tristemente con una realidad que es igual o que incluso supera la historia de "Camionero".

A través de las redes sociales, exiliados cubanos, marcados por esas "becas", han manifestado sus propias vivencias de sus años juveniles en la isla, como también otros, que aún viven en Cuba y que mantienen compromisos políticos con el gobierno de los hermanos Castro, niegan la existencia del bullying cubano.

Para Orelbys González, un arquitecto radicado en París, Francia, desde hace casi dos décadas, las "becas" cubanas eran lo más cercano a los campos de concentración.

"En realidad allí en esos campos de concentración nos estaban formando para vaciar la sociedad y tener aquel país como lo tienen. Ese video es increíble, pero no es lo del abuso, porque eso puede ser en cualquier lugar, es cada mínimo mensaje que cuenta, la realidad de generaciones, que han sido llevadas al abismo del vacío de principios".

Enrique Oramas, médico cubano exiliado en Islas Canarias, España señaló:

"Finalmente sobrevivimos todos al campo de concentración de Pojabo [poblado rural en la provincia de Sancti Spiritus], no hay nada imposible cuando se tienen 15 años... La juventud es el verdadero escudo, es la espada que sacas al menor descuido del propio sistema".

Ismary Barcia Leiva, periodista en la provincia de Cienfuegos, en el centro de la isla, y ganadora de varios premios periodísticos como el 26 de julio, uno de los máximos reconocimientos del gobierno cubano a la prensa oficial, opinó en contra del corto:

"Por suerte, la ficción no es la realidad... dista".

Ana C. Fuentes Prior, periodista cubana, desde España también emitió su juicio:

"Empezando a exorcizar demonios de ESBECs, IPUECs [siglas de esos institutos], Vocacionales, escuelas al campo... Todos hemos sido testigos y protagonistas de uno de los bandos. Pasen, pasen y vean, señores defensores de aquella m…."

Wilfredo Cancio Isla, periodista y quien fue un prominente profesor universitario de la facultad de comunicación en la Universidad de la Habana durante la década de los 80 y prinicipios de los 90, analizó la problematica desde el punto de vista de la supuesta formación de las nuevas generaciones cubanas.

"Estas becas terminaron siendo un infierno para las vidas, sino era la separación del estudiante de la casa, del niño de la familia y del adolescente en una etapa crucial de su vida y que iban a estas convivencias, que eran grandes espacios para la promiscuidad, los abusos y supuestamente se estaba educando en estas escuelas al hombre nuevo, y el hombre nuevo ha terminado siendo este engendro, que es una persona víctima del sistema", dijo durante una comparecencia televisiva en el programa "Sevcec a Fondo", del canal América TV, que se transmite desde la ciudad de Miami.

"Camionero" es cine del que hay que ver porque su narración y argumento visual orgánicamente nos cuenta una historia que te engancha de principio a fin como espectador, y si fuiste protagonista o testigo de la realidad, te deja sin palabras y con cicatrices que se pueden abrir.

El corto trasciende las fronteras de una pequeña isla, bañada en una realidad política muy única que se dice llamar comunismo o socialismo, pero a la vez se inserta en las problemáticas sociales que afectan al mundo contemporáneo.

Más allá de una cuestión política, y de si se está a favor o en contra del gobierno de Fidel y Raúl Castro, "Camioneros" recoge la angustia del ser humano tratando de salir a flote en la adversidad de la vida, y duramente representado en el sufrimiento de adolescentes.

En Internet

CAMIONERO (2012), de Sebastián Miló « cine cubano, la pupila ...

cine cubano, la pupila insomne

CAMIONERO, UNA HISTORIA DE VIOLENCIA

Café Fuerte: Noticias de última hora de Cuba y Miami

Infancia: El acoso escolar y sus terribles secuelas

“Los homosexuales en Cuba son víctimas de violaciones graves ...