ORLANDO, Florida, EE.UU. (AP) — El ex guardia vecinal voluntario George Zimmerman abandonó la prisión por segunda vez el viernes mientras espera su juicio por homicidio simple, relacionado con la muerte a tiros del adolescente negro Trayvon Martin.

Zimmerman dejó el penal del condado de Seminole un día después de que el juez de distrito Kenneth Lester le concedió la libertad bajo una fianza de 1 millón de dólares y con estrictas condiciones. El acusado de 28 años vestía una camiseta blanca y una chaqueta al momento en que dejó las instalaciones caminando y abordó una camioneta deportiva, sin hacer caso a las preguntas planteadas por los reporteros.

El ex guardia vecinal está obligado a permanecer en el condado de Seminole. Se le había permitido salir de Florida después de su primera liberación en abril. Deberá portar un localizador electrónico, no podrá abrir una cuenta bancaria, obtener un pasaporte ni poner pie en el aeropuerto local. Se le impuso un toque de queda de las 6:00 de la tarde a 6:00 de la mañana.

"Está muy contento de haber salido", dijo Don West, uno de los abogados de Zimmerman, a reporteros en el exterior de la prisión. "Ciertamente ha sido una experiencia aleccionadora el haber pasado el último mes en prisión en ese tipo de ambiente".

Zimmerman había salido libre tras el pago de una fianza de 150.000 dólares en abril, pero el juez le revocó el derecho el mes pasado después de que la fiscalía presentó evidencia de que Zimmerman y su esposa engañaron a la corte sobre cuánto dinero tenían disponible realmente para el pago de la fianza. La pareja no mencionó al juez que una ciberpágina creada por el propio Zimmerman para recibir ayuda en sus gastos de defensa le permitió recaudar 135,000 dólares para el momento de su primera audiencia de fianza.

La fiscalía sostuvo que Zimmerman y su esposa, Shellie Zimmerman, hablaron en código durante conversaciones grabadas en prisión sobre la manera de transferir las donaciones a distintas cuentas bancarias. Por ejemplo, en cierto momento George Zimmerman preguntó cuánto dinero tenían. Su esposa respondió "155". Los fiscales aseguran que ese era el código para la cantidad de 155,000 dólares. La pareja usaba el término "Peter Pan" como código para el sistema de pago en línea PayPal por medio del cual se realizaban las donaciones, de acuerdo con la fiscalía.

Shellie Zimmerman deberá comparecer a fin de mes bajo un cargo por perjurio; se encuentra en libertad bajo fianza.

Poco después de la liberación de Zimmerman, el reverendo Al Sharpton criticó al acusado por recaudar dinero a través de donaciones por internet. El líder defensor de los derechos civiles se encontraba en Nueva Orleáns con los padres de Martin, Tracy Martin y Sybrina Fulton.

"Ahora vemos dónde están pidiendo dinero bajo el argumento, 'Si tú hubieras hecho lo mismo, envía dinero para ayudar con su fianza', con lo que no muestran remordimiento alguno por la pérdida de una vida humana", dijo Sharpton.

___

Cain Burdeau desde Nueva Orleáns contribuyó con este despacho.

___

Mike Schneider está en Twitter como: www.twitter.com/MikeSchneiderAP

Mira más detalles del caso