El cáncer de mama es una enfermedad que puede dejar muchas secuelas físicas y emocionales, particularmente porque un gran porcentaje de las pacientes tienen que someterse a una mastectomía o extirpación de senos. Los cirujanos plásticos han trabajado durante años en el tema de la reconstrucción mamaria para ayudar a las mujeres sobrevivientes de este mal. Su objetivo ha sido siempre perfeccionar sus técnicas quirúrgicas para ofrecer las mejores soluciones a sus pacientes y que estas no sientan temor por perder una parte de su cuerpo.

En la actualidad no existe un período de recuperación entre la mastectomía y la reconstrucción mamaria, y las mujeres no necesitan ingresar al quirófano dos veces para que su cuerpo luzca como siempre lo han tenido. "El estándar actual es no hacer que una mujer espere", le dijo a HuffPost Voces el Dr. Brian Glatt, cirujano plástico certificado con sede en Morristown, New Jersey. "La reconstrucción se realiza inmediatamente después de la mastectomía, en la misma operación", explica el experto.

La idea que muchas mujeres tienen sobre la mastectomía es que se irán a casa con el cuerpo mutilado, disparejo, y que su ropa no volverá a lucirles como antes. Pero afortunadamente, esto ya no es así. "Las técnicas de reconstrucción mamaria han progresado al punto de que muchas mujeres despiertan [de una mastectomía] con senos que han sido reconstruidos en su totalidad o casi por completo", explica Glatt. "Esto tiene un tremendo beneficio psicológico porque no tuvieron que atravesar por el período de pérdida y de estar sin senos".

El objetivo de esta cirugía cosmética es que las mujeres no perciban una diferencia sustancial en sus cuerpos, que al mirarse al espejo y vestirse se reconozcan a sí mismas. De acuerdo con Glatt, "la meta de la reconstrucción mamaria es recrear un seno natural que sea lo más parecido al que se tuvo antes". Por ello, aunque se extirpe la glándula mamaria, es primordial tratar de salvar la piel que cubre a la mama.

"Actualmente, en la mayoría de los casos es posible conservar casi toda la piel del seno, y en algunos otros casos, también pueden conservarse el pezón y la areola, dependiendo de las circunstancias del diagnóstico del cáncer de mama", explica el cirujano. "Estas técnicas permiten una reconstrucción muy natural, ya sea a través de implantes o tejido propio –en donde se usa piel y grasa del abdomen".

Según el experto en reconstrucción mamaria, el cómo se realiza esta operación es una elección de la paciente: es la propia mujer quien pide a su médico emplear implantes o usar su propio tejido para reconstruir su(s) seno(s). Sin embargo, para poder usar el tejido de la paciente, necesita haber suficiente material de dónde tomar. "Las mujeres demasiados delgadas no suelen ser candidatas a este tipo de reconstrucción [autóloga]. Con ellas casi siempre se usa el método de implantes", señala Glatt.

Pero los implantes también son la mejor opción estética para aquellas mujeres que en la mastectomía pierden ambos senos. Según el médico, "en los casos de reconstrucción mamaria bilateral (de ambos lados), los implantes pueden funcionar mejor para obtener un resultado simétrico".

Aunque la reconstrucción mamaria es una fabulosa solución para casi todas las pacientes de cáncer de seno, existen casos particulares en los que una mujer no es candidata a esta operación. "Factores que pueden estar en contra de una posible candidata con el peso (obesidad), su historial como fumadoras, su historial médico, o alguna peculiaridad de su anatomía", explica el médico.

Si bien la mastectomía y la reconstrucción mamaria pueden realizarse sin un período de espera entre ellas, luego de una reconstrucción sí existe un período de recuperación para la paciente. Este lapso suele ser de seis semanas para que la mujer esté completamente recuperada, pero de acuerdo con el Dr. Glatt, "generalmente luego de tres semanas de descanso la persona se siente bien".

Aunque los precios de una reconstrucción mamaria varían de acuerdo con cada estado y área del país, las mujeres deben saber que el gobierno federal señala que los gastos de una cirugía de esta índole deben ser cubiertos por el seguro médico de las pacientes.

APRENDE MÁS SOBRE LA RECONSTRUCCIÓN MAMARIA:

Related on HuffPost:

Loading Slideshow...
  • Previniendo el cáncer

    <em>Por Yined Ramirez-Hendrix</em> La prevención es la clave para mantenerte saludable. Pequeños ajustes a tus hábitos diarios podrían marcar la diferencia entre vivir más años con mayor vitalidad libres de cáncer.

  • Protege tu piel

    Sabes que filtro solar diario es una obligación - cada año 30,000 mujeres norteamericanas son diagnosticadas con melanoma - la forma fatal del cáncer de la piel. <br /> <strong>Hazlo facilito: </strong>Para asegurarte que tienes el filtro apropiado, revisa tu marca con la base de datos de Grupo Trabajador Ambiental (<a href="http://www.ewg.org" target="_hplink">www.ewg.org</a>), que contiene calificaciones de seguridad y resultados de más de 1,700 productos. Protégete con un mínimo de 30 FPS cada mañana, si estás al sol directo, reaplica con una dosis de dos cucharadas cada dos horas.

  • Muévete por 30 minutos

    Ya sea caminata, hula-hoop o Zumba, trata de hacer un poco de ejercicio cardiovascular cada día. La Sociedad Americana Contra el Cáncer recomienda al menos 30 minutos de ejercicio moderado por lo menos cinco veces a la semana para reducir el riesgo de cáncer. El ejercicio cardiovascular baja los niveles de estrógeno, testosterona e insulina, factores que aumentan el riesgo para el cáncer.<br /> <strong>Hazlo facilito: </strong>Si media hora parece mucho, divide tu ejercicio. Brinca la cuerda por cinco minutos en la mañana, toma una caminata de paso acelerado por 10 minutos durante el almuerzo y corre bicicleta por 15 minutos durante la tarde.

  • Come bien

    Investigaciones sugieren que el consumo de fitoquímicos en la comida puede batallar el cáncer desde prevenir cambios celulares a detener el flujo de sangre en un tumor canceroso.<br /> <strong>Hazlo facilito: </strong>Como regla general, procura consumir 2 ½ tazas de frutas variadas y vegetales cada día para obtener una mezcla de antioxidantes y fitoquímicos en tu dieta. Come mayormente pescado, pollo y frijoles, estudios demuestran que consumir más de 18 onzas de carne roja por semana puede aumentar el riesgo al cáncer del colon y páncreas. Procura consumir los granos enteros: la fibra ayuda a mover desperdicio potencialmente carcinógeno a través de tu sistema rápidamente, lo que disminuye el riesgo de cáncer colorrectal. Toma té, que contiene catequinas, antioxidantes que bajan tu riesgo de cáncer.

  • Crea una zona libre de humo

    Aunque te parezca asqueroso llevarte un cigarrillo a la boca, si compartes con fumadores tu salud está en riesgo. El humo de segunda mano está vinculado al cáncer del pulmón e investigaciones recientes revelan que el humo de tercera mano - una mezcla de residuos de gases y tabaco que se queda en la ropa y los muebles - puede ser dañino también.<br /> <strong>Hazlo facilito: </strong>Crea una regla que nadie puede fumar en tu auto o casa. No sólo el humo huele horrible, pero los químicos asociados al humo de tercera mano no se pueden aspirar. El descartar tus muebles es la única manera de limpiar el aire.

  • Toma con sabiduría

    El tomar unas Margaritas de más el viernes de Happy Hour te puede traer más consecuencias que una gran resaca. El alcohol activa ciertas vías hacia células que promueven la progresión y propagación de cáncer del seno y del colon, de acuerdo a investigaciones del Centro Médico de la Universidad Rush.<br /> <strong>Hazlo facilito:</strong> Las mujeres deben limitarse a una bebida alcohólica - 5 onzas de vino, 12 onzas de cerveza o 1 ½ onzas de licor - o menos por día. Para que puedas adherirte a una porción saludable, utiliza copas más pequeñas y utiliza un medidor de licor cuando mezcles cocteles.

  • Vela el aumento de peso

    El 20% de las muertes relacionadas al cáncer en mujeres están vinculadas al sobrepeso, que puede incrementar tanto el riesgo de desarrollar cáncer como las probabilidades de morir de él. El estar sobrepeso provoca que el cuerpo produzca más estrógeno, lo que puede promover el crecimiento de ciertas células cancerosas en algunas mujeres.<br /> <strong>Hazlo facilito: </strong>Préstale atención a tu peso. Un estudio de la Universidad de Harvard encontró que adultos de peso normal ganaron un promedio de 17 libras en 20 años. Y son las pequeñas cosas las que cuentan: En cuatro años, las personas que consumieron una dosis extra de papas fritas ganaron 3.35 libras; con papitas, 1.69 libras; bebidas azucaradas, 1 libra, reveló el estudio. Procura consumir meriendas más saludables.