Enrique Peña Nieto, político y abogado, nació el 20 de julio de 1966 en Atlacomulco, Estado de México. Hoy es el Presidente electo de México.

Hijo de Gilberto Enrique Peña del Mazo, ingeniero, y María del Perpetuo Socorro Nieto Sánchez, maestra, es el mayor de cuatro hermanos. Cursó estudios de Derecho en la Universidad Panamericana, y una Maestría en Administración de Empresas en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Desde el año 1984 ha estado afiliado al Partido Revolucionario Institucional.

Después de este breve repaso de su vida profesional y personal, te invitamos a que sigas leyendo lo que los astros ven acerca de su personalidad:

Loading Slideshow...
  • Nacido en los últimos grados del signo de Cáncer, también Cáncer es su ascendente. Esto lo hace una persona que ha venido al mundo con una gran carga emotiva, con una gran conciencia de sí mismo y de los demás, y una gran empatía también. Muy sensible a su vida y sus circunstancias.

  • Hombre cortés, considerado, a la vez práctico y sensato. A primera vista una contradicción, pero en la realidad no es más que las dos caras de una misma moneda, esos estados "lunares" que atraviesa el Cáncer típico.

  • Un joven político logró en 2005 convertirse en el quinto gobernador del estado de México, proveniente de Atlacomulco. De allí en más, continuó trabajando incansablemente en la política. El trabajo lento y constante es lo suyo, ya que no confía en los resultados rápidos, y mucho menos en lo fácil. A su profundo sentido espiritual, se une una intuición casi profética que lo guía.

  • Mercurio en Leo, lo hace un hombre elocuente, creativo, de gran magnetismo. Esto está reforzado por la presencia de Venus en Géminis, que también sugiere una personalidad atrayente, versátil, pero a la vez, inestable en el amor. Su personalidad requiere relaciones estimulantes, necesita una mujer divertida e inteligente a su lado, que pueda lucir públicamente y de la cual sentirse orgulloso. Angélica Rivera, su esposa, representa ese ideal de mujer.

  • La Luna en Leo nos habla de un hombre amante de los lujos, y de la buena vida, pero también generoso y entusiasta, con un marcado liderazgo. Su magnetismo personal puede ser confundido en ocasiones con arrogancia. Él valora mucho su reputación, su imagen, y hará cuanto sea necesario para preservarlos. Tal vez unos de sus mayores retos será mantener el ego a raya.

  • Hombre de profunda fe, posee una gran sensibilidad emocional, sabe cuándo arriesgarse, y cuándo retirarse a tiempo. Podríamos decir también que posee un sexto sentido para captar lo que la gente necesita, y ofrecérselo con beneficios.

  • México ha apostado al cambio. Él insiste en que será un presidente reformador, que no tolerará la corrupción; sin duda, será éste, un tiempo intenso para el país. El hombre Cáncer simboliza la protección, el hogar, la familia. México es hoy ese hogar, esa familia, que necesitará de su protección y su compromiso.

VIDEO RELACIONADO: