Hacer que los niños prefieran comidas más saludables por encima de las chatarra a la hora de la cena, puede ser muy difícil para muchos padres. Sin embargo, esto podría cambiar si se hace al niño más partícipe al momento de cocinar.

Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Alberta en Canadá, asegura que los pequeños que cocinan junto a sus papás prefieren platos más saludables al momento de la comida.

Para llegar a sus conclusiones investigadores entregaron encuestas a estudiantes de quinto grado de 151 escuelas alrededor de la provincial de Alberta, para conocer cuáles eran sus experiencias en la cocina.

De estos, casi un tercio dijo ayudar en la preparación de los alimentos por lo menos una vez al día; otro tercio aseguró ayudar de una a tres veces a la semana. De igual forma, un cuarto reveló ayudar sólo una vez al mes, mientras un 12.4 por ciento confesó alejarse de la cocina completamente.

Resultados mostraron además, que en general, los niños prefieren las frutas a los vegetales, pero aquellos que ayudan a cocinar en casa, mostraron una preferencia por ambos. El gusto por consumir vegetales, fue además un 10 por ciento más alto entre los menores que ayudaban a sus padres a preparar la comida.

Yen Li Chu, autor principal explicó, "Los niños que gustan de las frutas y verduras tienden a comerlas con más frecuencia y tienen una mejor alimentación. Estos datos muestran que animar a los niños a participar en la preparación de la comida puede ser una estrategia eficaz de promoción de la salud para las escuelas y los padres".

Un estudio anterior publicado en la revista Pediatrics reveló que los niños y adolescentes que comparten la mesa con su familia, regularmente, son un 24% más propensos a alimentarse sanamente, y menos propensos a sufrir trastornos alimenticios, en comparación, con aquellos que nunca comparten la mesa en familia.

De igual forma, otra investigación, realizada por la Universidad de Illinois concluyó que aquellos pequeños que comen tres o más comidas a la semana con sus familias, son 12% menos propensos a tener sobrepeso y tienen 20% menor predisposición a comer dulces, alimentos fritos, sodas y otros tipos de comida chatarra.

Conoce cinco alimentos que no deben faltar en la dieta de tus niños:

Loading Slideshow...
  • 1) Huevos

    <strong>Por Yined Ramirez-Hendrix</strong><br> Son una fuente natural de vitamina D. Los huevos ayudan a los niños a mantenerse activos, construyen y mantienen la masa muscular. Aunque la mayoría de los niños asocian los huevos con el desayuno, también pueden ser introducidos en la cena, agregando algunos ingredientes favoritos de tu familia, como salchicha de pavo, verduras o queso, convirtiéndose en uno de los platillos favoritos de tus hijos.

  • 2) Avena

    Conocida principalmente como el alimento amigable para el corazón, una buena taza de avena ayuda a reducir el colesterol. La avena es un carbohidrato complejo que mantendrá satisfecho el organismo de tu hijo durante más tiempo, que las harinas blancas. La próxima vez que pienses en preparar panqueques, considera la idea de prepararlos con harina de avena.

  • 3) Pescado

    El pescado es rico en ácidos grasos omega 3 que son clave para el desarrollo cerebral y para el rendimiento. Hay variadas formas de preparar un buen filete de pescado, así es que el truco para que tu hijo lo consuma con gusto, tal vez esté en combinarlo con otros alimentos que sean de su agrado o con alguna salsa de tomate o aderezo. Los alimentos ricos en fibra no solo ayudan a regular el tracto digestivo. Si bien una ensalada de judías.

  • 4) Espinacas

    Son ricas en hierro y ayudan a mantener nuestros músculos y sangre saludables. Las espinacas al vapor pueden ser muy atractivas para los adultos, sin embargo no lo son tanto para los pequeños. Intenta darle las espinacas a tu hijo, acompañadas de una rica pasta o combinada con una porción de pollo o salchicha de pavo.

  • 5) Frijoles, lentejas, etc.

    Los granos ricos en fibra ayudan a mantener una buena digestión. Puede ser que una ensalada de judías no sea tan atractiva para los pequeños, pero ¿qué tal unas enchiladas mexicanas con tortillas de maíz y frijoles negros? o ¿chilaquiles con tortilla de maíz, pollo y un poco de frijoles negros?

  • Hay algunos alimentos que no son tan populares entre los niños, sin embargo, debemos ingeniárnoslas para que formen parte de la dieta de nuestros hijos, lo importante es no darse por vencidas y ser constantes.

VIDEOS RELACIONADOS: