Huffpost Voces

Reforma Salud Obama: Posibles desenlaces del fallo de la Corte Suprema

Publicado: Actualizado:
REFORMA SALUD
La Corte Suprema dará su fallo sobre la reforma de salud del presidente Barack Obama. | AP

WASHINGTON (AP) — Tomaron su decisión hace ya tres meses. Ahora es momento de que los jueces de la Corte Suprema se la den a conocer al mundo.

A menos que se produzca algo inesperado, poco después de las 10 de la mañana del jueves (1400 GMT), el juez supremo John Roberts va a revelar el fallo del tribunal sobre la reforma de salud pública del presidente Barack Obama.

Entre 400 y 500 personas van a atestar el salón de la corte, testigos únicos de un momento histórico que no va a ser transmitido en vivo por televisión o radio. Algunos de los que esperaban tener asiento estaban en cola el miércoles por la tarde.

La corte no solamente está emitiendo un fallo sobre una vasta expansión de la red de seguridad social, implementada para dar cobertura de salud a 30 millones de personas que carecen de seguro. Lo hace sobre el mayor logro legislativo del presidente y en fragor de su peleada campaña por la reelección.

Cuatro importantes asuntos esperan resolución, el más importante de los cuales es si el requerimiento central de la ley de que la mayoría de las personas tengan seguro de salud o paguen una multa es constitucional. Los jueces consideraron también si otras secciones o la ley del 2010 en su totalidad debe ser anulada si ellos eliminan el requerimiento.

Aparte del mandato de seguro, el tribunal consideró la validez de la significativa expansión por la ley de Medicaid, el programa conjunto federal-estatal de salud para los pobres.

Un pequeño detalle pudiera impedir que la corte decidiese la suerte del requerimiento de seguros. Una ley de mediados del siglo XIX prohibe retos legales a impuestos antes que éstos hayan sido pagados. El requerimiento de seguro no entra en vigor hasta el 2014 y las personas que paguen la multa no lo harán hasta que presenten sus declaraciones de ingresos para ese año, el 15 de abril del 2015.

El máximo tribunal dedicó más de seis horas a los argumentos sobre el tema durante tres días en marzo. Los jueces se reunieron el 30 de marzo para votar y decidir quienes escribirían las opiniones finales. En un caso de esta magnitud, el juez supremo probablemente escribió la opinión de la mayoría, presumiendo que él está en la mayoría.

Los 26 estados y el grupo de empresarios pequeños que cuestionó la ley parecieron llevarse la mejor parte en los argumentos en marzo. Los jueces conservadores acribillaron con preguntas hostiles al procurador general Donald Verrilli Jr.

Si la Corte Suprema ratificara la ley y falla que el Congreso tenía derecho a exigir que la mayoría tenga seguro de salud o pague una multa, zanjaría el argumento legal pero no la batalla política.

Si la ley se ratifica y se permite que entre en vigencia plena, los ganadores serían los más de 50 millones que no tienen seguro médico en Estados Unidos.

A partir del 2014, la mayoría podría conseguir seguro por medio de aseguradores privados y el seguro del estado Medicaid. Los estados con mayoría republicana que se han resistido a crear mercados de seguro de salud según la ley deberían cumplir con ella, y Estados Unidos se acercaría a otros países avanzados que garantizan la atención médica para sus ciudadanos.

Por otra parte, si el tribunal revoca toda la ley, muchos estarían satisfechos, sugieren las encuestas de opinión.

Revocar la ley liquidaría un costoso nuevo beneficio federal antes de tener la oportunidad de ponerse en práctica, aunque de todos modos dejaría sin solucionar el problema de los costos elevados, el desperdicio y los millones de personas sin seguro.

Algunos legisladores republicanos están hablando de aprobar los pasajes más populares de la ley de salud.

Si el tribunal revoca el requisito individual de seguro médico, pero deja intacto el resto de la ley, los individuos no tendrían obligación de tener seguro médico, aunque los aseguradores seguirían obligados por ley a aceptar solicitantes independientemente de su condición médica y los límites que imponen a sus clientes de mayor edad y más enfermos.

Los estudios sugieren que las primas en el mercado del seguro de salud individual subirían entre el 10% y el 30%.

Cualquiera que sea el resultado, va a convertirse en parte de la campaña entre Obama y su rival republicano, Mitt Romney.

Obama pudiera tratar de hacer de la propia corte, más específicamente su mayoría conservadora, un asunto central si el requerimiento de seguro es anulado. Por su parte, Romney ya ha dicho que va a tratar de aprovechar cualquiera de los resultados. Romney dice que si la ley pierde, ello mostraría que "los primeros tres años y medio del término de este presidente fueron gastados en algo que no ayudó al pueblo estadounidense". Si la ley es ratificada, "vamos a tener un presidente — y yo soy ese presidente — que va a librarnos de Obamacare. Voy a frenarla en mi primer día", dijo.

El caso comenzó casi en cuento Obama firmó la ley el 23 de marzo del 2010. Antes de que terminase el día, Dlorida y otros 12 estados presentaron la demanda, y otros 13 estados se sumaron más tarde.

El eje del cuestionamiento es al argumento de que el Congreso no puede obligar a la gente a comprar un producto — seguro de salud.

Videos relacionados:

Sugerir una corrección

En Internet

Impactará a latinos el fallo sobre salud - Univision Noticias

Corte Suprema EEUU decide el destino de reforma de salud Obama ...