Huffpost Voces

Grupos pro inmigrantes preparan batalla legal contra Sección 2 (b) de la SB1070

Publicado: Actualizado:
Activistas alistan batalla legal para impedir la entrada en vigor de la ley SB1070.
Activistas alistan batalla legal para impedir la entrada en vigor de la ley SB1070.

Los Ángeles, California.– Prominentes líderes de grupos defensores de los inmigrantes aseguraron que en los próximos días comenzaran la batalla legal en contra de la Sección 2 (b) de la ley SB1070, única provisión que no fue bloqueada por la Suprema Corte y que le permitirá a la policía de Arizona hacer detenciones para comprobar el estatus migratorio de quienes sospeche que son indocumentados.

“La pelea no ha acabado”, dijo Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC). “Aunque esto es un revés para los derechos civiles en Estados Unidos, tenemos la intención de asegurarnos de que es sólo un revés temporal”.

Hincapié expresó que junto al Consejo Nacional de La Raza (NCLR) y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) y centenares de organizaciones aliadas presentarían una moción en los tribunales federales para que se ejecute un mandato judicial que prohíba la entrada en vigor de dicha disposición conocida como “Muéstreme sus papeles” (Show Me Your Papers), la cual consideraron es una “invitación abierta” a la aplicación del perfil racial en contra de personas de minorías.

“En nuestro desafío legal a la SB1070 vamos a seguir impugnando la inevitable elaboración de perfiles raciales que ocurrirán si se lleva a cabo la ley de Arizona”, expresó Hincapié.

Por su parte, Anthony D. Romero, director ejecutivo de ACLU, dijo que ya están preparados con un cheque de 8.7 millones de dólares para dar la batalla legal a la provisión 2 (b) de la ley de Arizona.

Hincapié, Romero y otros prominentes líderes aseguraron que las consecuencias de la represión a nivel estatal sobre los inmigrantes en Alabama –donde fue aprobada una ley similar a la de Arizona– han sido “devastadoras”, con familias desgarradas por la deportación de alguno de sus integrantes, niños acosados en las escuelas debido a su color de piel y casas habitación donde se les ha negado el agua.

“El miedo se ha apoderado de comunidades enteras”, dijo la funcionaria de NILC. “Estamos consternados por estas afrentas a los derechos humanos y la dignidad humana. Leyes como la SB1070 solamente sirven para dividir y nos distraen de resolver problemas de sentido común en nuestro país”.

La Sección 2 (b) es una disposición que requiere que los agentes del orden público determinen el estado migratorio de una persona que detienen o arrestan si existe una "sospecha razonable" de que se encuentra legalmente en Estados Unidos. La corte dejó en claro que la opinión de hoy deja abiertos otros desafíos a la SB1070 después de que la ley entre en efecto.

Aunque Janet Murguía, presidenta y directora ejecutiva de NCLR dio la bienvenida a la decisión del máximo tribunal de anular la mayor parte de los elementos “ofensivos” de la SB1070, expresó que las organizaciones nacionales defensoras de los inmigrantes están listas “para hacer retroceder esta ley” y reafirmar que el gobierno federal tiene la responsabilidad primaria en materia de inmigración.

“Continuamos profundamente preocupados de que el Tribunal Supremo haya permitido que el núcleo del problema en la SB1070 –la legitimación de perfiles raciales–, siga de pie y no se haya removido el blanco de ataque contra los latinos de Arizona, dejando [la decisión] a futuras demandas”, dijo Murguía. “Tememos que esta parte de la decisión abrirá las compuertas para el acoso, abuso e intimidación de nuestra comunidad en lo que ya es el lugar más hostil para los hispanos en el país”.

Wayne Henderson, presidente de la Conferencia de Liderazgo en Derechos Civiles y Humanos (The Leadership Conference on Civil and Human Rights), entidad que reune más de 200 organizaciones defensoras de los inmigrantes, expresó que, ante la decisión de los magistrados de no eliminar la Sección 2 (b) de la SB1070, “no se protegen los derechos civiles y constitucionales [de las personas] porque lleva a la aplicación del perfil racial, como ya se ha visto en Alabama”.

“La decisión de la Suprema Corte no es todo lo que queríamos, pero ciertamente no es todo lo que nos temíamos”, expresó Henderson. “Al echar abajo tres de las cuatro disposiciones principales divisivas y costosas contra la ley de inmigración SB1070, la mayoría de la Corte, en gran medida, afirmó que esta ley –y otras en otros estados– violan nuestra Constitución y nuestros valores fundamentales como norteamericanos. Aun así, estamos seguros de que la disposición 2 (b) será finalmente derribada, ya sea en los tribunales o en las urnas, porque simplemente no es viable”.

Videos relacionados:

Sugerir una corrección