alfombrageometrica

Un tapete puede realzar la decoración de una habitación; puede volverse el punto focal de dicho espacio, o simplemente agregar calidez al ambiente.

¿Cómo integrar una alfombra a tu sala o alcoba? ¿Qué materiales elegir? Aquí te damos algunas ideas de cómo hacerlo, para que te atrevas a darle una nueva vista al piso de tu hogar.

Loading Slideshow...
  • Un tapete para cada habitación

    Las alfombras o tapetes añaden calidez a un hogar. No se usan para esconder un piso maltratado (aunque pueden servir para ese fin), sino para delimitar y enriquecer los espacios. Combinarlos con el color de los muros, los muebles y el mismo piso, no es tan complicado, y experimentar con las texturas de una alfombra, siempre será un placer tanto para la vista como para el tacto.

  • Los materiales de los que está hecha una alfombra determinan su valor y durabilidad. Los más comunes son la lana, el algodón, la seda y el nylon, y entre ellas existen variedades de precio y resistencia. <br /><br />Las alfombras de pelo largo (que comenzaron a usarse en los años 70), hoy están de moda. Sus fibras suaves y gruesas proporcionan un excelente aislamiento de la temperatura del piso.

  • Una alfombra como ésta, al pie de un sillón o de la cama, va de maravilla. Ya sea pare empezar o terminar el día, tus pies agradecerán el contacto con esa suave textura. Busca colores tenues para la alcoba, en donde lo que buscas es crear un ambiente relajado.

  • Los diseños geométricos o florales, pueden aportar sobriedad a un ambiente, pero no necesariamente son elección exclusiva de gente con gustos convencionales. No descartes ninguna posibilidad, sin antes haber visto en tu mente cómo es que podría lucir una determinada alfombra en tu casa.

  • Cuando un tapete sobrio se contrasta con el tapiz de tus sillones y cojines, le da un colorido único al espacio. Para una habitación como ésta, es recomendable que la alfombra sea lo suficientemente grande, para abarcar toda el área de los sofás y la mesa de centro.

  • Los tejidos de fibras naturales y colores neutros, son otra excelente opción para decorar alguna de tus habitaciones. Un tapete no llamará la atención únicamente por su vistoso o colorido diseño, sino por la inteligencia con la que ha sido colocado en un espacio determinado.

  • Para el área de entretenimiento en casa es excelente elegir un diseño sencillo y confortable. La mayoría de la gente elige alfombras rectangulares o cuadradas, sin embargo, las ovaladas o redondas, también se ven bien debajo de las mesas, sólo es cuestión de que te atrevas a experimentar.

  • ¿Colores intensos? Con ellos hay que tener un poco más de cuidado, para que no desentonen con el resto de la decoración, particularmente porque una alfombra así, sin duda será el centro de atención. No metas una alfombra así en una habitación donde los muros o muebles ya tengan colores intensos.

  • Cuando sean los muros de la habitación los que tengan un color fuerte, busca suavizar y dar calidez con una alfombra en tonos neutros.